Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“Las administraciones corrigen casi el 75% de las reclamaciones que les trasladamos”

Procurador del Común
Tomás Quintana, en su despacho.
Actualizado 15/05/2019 18:30:14
Redacción

De catedrático de Derecho Administrativo en la Facultad de Derecho de la Universidad de León, disciplina en la que ha impartido clases desde 1981, pasó a convertirse en octubre del año pasado en el Procurador del Común de Castilla y León, el Defensor del Pueblo de la región.

Tomás Quintana (Villarramiel, 1957), casado y con una hija y un hijo, hace un balance positivo de su estancia en dicho cargo y cree que esta figura administrativa no pasa desapercibida entre la mayoría de sociedad. “No obstante, soy consciente de que tengo que hacer el máximo esfuerzo por dar a conocer aún más la institución, ya que, en la medida en que se nos conozca más, podremos ser de mayor utilidad a los ciudadanos de nuestra comunidad autónoma”, apostilla.

La oficina del Procurador del Común en Palencia se ubica en la sede del Consejo de Cuentas (C/ Mayor, 54) y atiende al público, previa cita, los segundos martes de cada mes en horario de mañana.

JOSE ROJO

Pregunta. ¿Qué tal le ha ido cambiar las aulas por la defensa de los derechos de los castellanos y leoneses?

Respuesta. Bien, aunque son actividades muy diferentes, la experiencia adquirida durante años como docente e investigador del Derecho me está sirviendo de gran ayuda para desempeñar el cargo de Procurador del Común

P. ¿Echa de menos la universidad?

R. Son muchos los años de dedicación a la universidad y, claro, echo de menos lo que he venido hasta hace unos meses, así como los amigos y compañeros que ahora solo veo de vez en cuando.

P. ¿Qué es lo más gratificante de su nueva ocupación?

R. Sin duda, saber que estás contribuyendo con tu trabajo a resolver problemas de tus conciudadanos.

P. Haga un breve balance de su estancia de poco menos de siete meses en este cargo.

R. El balance no puede ser más positivo. Me encontré con una institución en pleno funcionamiento, con un personal formado y entregado al trabajo, pero además abierto a las novedades que entendí que había que incorporar y que, efecto, a día de hoy, en gran medida, ya se hallan plenamente operativas, como ocurre con la implantación y funcionamiento de la sede electrónica de la institución, la adaptación de la actividad del Procurador del Común a la reciente legislación de protección de datos, la agilización de los procedimientos conforme a los que actuamos, el reforzamiento de la Oficina de Atención al Ciudadano, en cuanto que es la principal puerta de entrada de las quejas que recibimos de los ciudadanos para que solucionemos sus problemas con las administraciones…

P. Usted es Procurador del Común de Castilla y León tras el consenso, previo a la elección, alcanzado por los dos partidos mayoritarios de las Cortes (PP y PSOE) para designarle como tal. ¿Eso ratifica su neutralidad ante la gestión de los requerimientos que recibe?

R. La persona que ocupe el cargo de Procurador del Común, sea yo o cualquier otra persona, o es neutral en lo político y objetivo en sus actuaciones, con pleno sometimiento a la ley, o no será Procurador del Común. En el momento que considere que mi actuación no responde a esos principios, ese día dejaré el cargo.

P. ¿Qué directrices se ha marcado a la hora de llevar el rumbo de la institución?

R. Darla a conocer allí donde todavía no se conoce, especialmente en el medio rural; modernizar su organización y funcionamiento, en lo que incluyo la utilización al máximo de las nuevas tecnologías; hacer público el resultado de nuestro trabajo, es decir nuestras resoluciones, con absoluta transparencia, sin ninguna limitación y, en fin, ayudar a quienes, mediante sus quejas, acuden a nosotros y, en general, a todos los ciudadanos de Castilla y León, tomando la iniciativa cuando advertimos que algo funciona mal y se puede corregir.

P. ¿Esta figura administrativa pasa desapercibida entre la mayoría de la sociedad?

R. Yo creo que no, lo demuestra el hecho de que en 2018 hayamos recibido 6.500 quejas, aunque ciertamente ha sido una cifra especialmente alta comparada con las recibidas en años anteriores. No obstante, soy consciente de que tengo que hacer el máximo esfuerzo por dar a conocer aún más la institución, en la idea de que, en la medida en que se nos conozca más, podremos ser de mayor utilidad a los ciudadanos de nuestra comunidad autónoma.

P. ¿Qué importancia le da usted?

R. La que creo que merece, mucha, dado que atendemos y damos soluciones a los problemas que aquejan a los ciudadanos en sus relaciones con las administraciones públicas y, además, de forma gratuita.

P. ¿Los castellanos y leoneses en general y los palentinos en particular se quejan mucho?

R. Lo justo, detrás de cualquier queja siempre hay un sustrato de razón.

P. ¿Qué ámbitos generan más críticas entre la ciudadanía palentina?

R. No hay grandes diferencias con los asuntos que más quejas generan en otras provincias de la comunidad; por ejemplo, la gestión de la sanidad, el acceso a la función pública, la prestación de servicios por los municipios, la educación, la protección del medio ambiente,…

P. ¿Le desmoraliza que sus resoluciones no obliguen a las administraciones a rectificar?

R. No es fácil, conforme a nuestro sistema jurídico, que las resoluciones del Procurador del Común, así como las del Defensor del Pueblo u otras figuras similares a la nuestra de ámbito autonómico, puedan ser vinculantes para las administraciones públicas; y siendo esto así, no puedo sino aceptar las cosas como son.

P. ¿Le hacen caso la mayoría de las veces?

R. Afortunadamente, aunque nuestras resoluciones no sean vinculantes, son aceptadas por las administraciones a las que se dirigen en casi un 75% de los casos. Con ello, seguramente, estamos evitando muchos procesos judiciales.

P. La oficina del Procurador del Común en Palencia ha sido trasladada a la sede del Consejo de Cuentas. ¿Contentos en la nueva ubicación?

R. Celebro el buen entendimiento entre ambas instituciones, lo que nos ha permitido firmar un convenio de colaboración con el Consejo de Cuentas para disponer del espacio y los medios que nos proporciona esta institución para recibir las quejas que nos quieran plantear los palentinos los segundos martes de cada mes, previa cita, en horario de mañana. Estamos encantados de que sea así.

P. ¡Así que usted es pellejero! Y su padre, Darío, ha sido una institución en Villarramiel…

R. Soy de Villarramiel. ¡A mucha honra! Por lo tanto, pellejero por los cuatro costados. Me llega al alma que, pese a los años que ya falta mi padre, todavía sea recordado por muchas personas, que se emocionan cuando lo recuerdan.

P. ¿Qué recuerdos guarda de su tierra?

R. La niñez, la adolescencia y la juventud las pasé, salvo los periodos lectivos, en Villarramiel; allí están mis raíces, que son mis recuerdos.

P. ¿Qué es lo que más le atrae de ella?

R. No podría prescindir de nada.

P. ¿Se acerca allí con frecuencia?

R. Menos de lo que quisiera, pero unos días en torno a San Bartolomé, en agosto, y la romería a la Virgen de las Angustias, en septiembre; son citas que están por encima de cualquier compromiso.

Personalísimo

“Parezco más serio de lo que soy”

- Signo del horóscopo… Piscis.

- Vicio confesable… La fruta en verano.

- Película para recordar… ‘La esclava libre’, injustamente eclipsada por ‘Lo que el viento se llevó’.

- Actor… Edward G. Robinson, un secundario de primera.

- Actriz… Bette Davis, la de los ojos de fuego.

- Animal… El toro bravo

- Color.. Azul cielo.

- Libro predilecto… ‘El Quijote’, por supuesto.

- En cuestión de cocina se muere por… El pisto en verano.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Una furtiva lágrima’.

- En su relación con las personas no soporta… La vanidad.

- Por el contrario valora… La humildad del sabio.

- Siente envidia sana por… Los jóvenes, por tener toda vida por delante.

- Rasgo que le define… La capacidad para esforzarme.

- Su gran defecto… Parecer más serio de lo que soy.

- Su mejor sueño… Espero tenerlo pronto y que se haga realidad.

- Cuando le presentan a una persona se fija… En los ojos.

- Los sábados por la noche disfruta… Estando en casa con mi mujer.

- El rincón favorito de su casa es… El comedor; en torno a una mesa rodeado de los míos.

- De Palencia no aguanta… Si fuera del sur, el frio en invierno, pero como no lo soy...

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Que llaman al pan pan y al vino vino.