Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

LIBROS

“Escribir me reporta mucha felicidad y también frustración”

Alfredo_Baranda
Actualizado 25/06/2019 14:14:41
Jose Rojo

Un total de 235 obras aspiraban al XI Premio Tristana de Novela Fantástica 2018, y sólo una se llevó el mérito: 'Drácula, luz de mi vida', firmado por Alfredo Baranda (Baltanás, 1958) y publicado por Menoscuarto.

'Mi Drácula es una incursión mucho más festiva en el personaje', subraya este autor que atesora otras dos novelas: 'Apoteosis del cardo borriquero' (2003) y 'Vendrá la muerte y tendrá sus ojos' (2012).

Pregunta. De las 235 obras que optaron al XI Premio Tristana de Novela Fantástica 2018, que convocó el Ayuntamiento de Santander, la suya, ‘Drácula, luz de mi vida’, se llevó el galardón. Henchido de gozo, supongo.

Respuesta. Cuando me lo comunicaron, no sabía ni dónde meterme; se me estalló la camiseta… (risas). Muy contento, la verdad. No deja de ser una convocatoria a nivel internacional y con un jurado realmente prestigioso.

P. El escritor Juan Manuel de Prada, uno de los miembros del jurado del citado certamen, ha dicho de su novela que era una revisión mordaz y procaz del mítico vampiro. ¿Reconoce esos adjetivos en su novela?

R. Sí…, sí. Aparte de esos adjetivos, habría que añadir otro… Irreverente. Es irreverente con el propio Bram Stoker, el autor de ‘Drácula’, pero eso no quiere decir que yo me cargue a Stoker o a Drácula. Yo he buscado otros ángulos desde donde retratar a este mito. Mi Drácula es una incursión mucho más festiva en el personaje. Me quería divertir y hacer otro Drácula.

P. ¿Considera su versión de Drácula su libro más redondo?

R. Siempre habría que considerar la última novela como la más redonda… Pero para que hubiera sido redonda, me han faltado algunas páginas más, ya que me ceñí lógicamente a las 40.000 palabras del certamen, el límite entre el relato y la novela. Por lo que este libro es una novela corta. Era un corsé demasiado estrecho. Tenía mucho material y tuve que podar. Lo que no estaba dispuesto era a resumir. Ni sé resumir ni quiero. El lector se merece otra cosa.

P. ¿Por qué y a quién recomendaría su lectura?

R. Como es literatura de género, a los aficionados a ella, a los que sientan curiosidad por el personaje y a los que quieran leer algo con cierta densidad literaria. Al margen de la temática, procuro cuidar el estilo. Creo que ese tipo de lectores se sentirán muy a gusto leyenda mi novela.

P. Desde su primera novela, ‘Apoteosis del cardo borriquero’ hasta hoy, ¿su escritura ha ido a mejor?

R. Espero que sí… (risas). Uno cambia… Ahora me planteo otros objetivos. Me gusta mucho la literatura fantástica, lo que trasciende los límites de la realidad. Las dos anteriores son novelas más ortodoxas. Hace unos años empecé a leer novela de ciencia-ficción y me di cuenta del alto nivel literario que alcanzan muchos de sus autores. Fue una sorpresa agradabilísima. Hay un mundo sin explorar que es maravilloso y que permite al escritor volar más alto. Tengo mucho material escrito que va en esa dirección.

P. No es muy prolífico: tres libros en 16 años. ¿Falta de tiempo o de ganas?

R. He publicado muy poco, pero no por falta de ganas ni por escasez de material. Prefiero publicar en editoriales con un mínimo de calidad y prestigio. Menoscuarto lo hace muy bien y tiene una consideración indiscutible a nivel nacional.

P. ¿Qué le reporta escribir?

R. Mucha felicidad. Aunque si te pones a escribir con sistema y método, también te reporta frustración cuando las cosas no salen. Mitad y mitad. Eso que dicen de “que las musas te pillen trabajando”, que yo antes no me creía, es una verdad absoluta. Tienes que sentarte a la mesa y ponerte delante del ordenador, aunque no se te ocurra nada, porque llega un momento en que empiezan a surgir las historias. Yo suelo hacerme un esquema semanal y cumplo lo previsto.

P. ¿Qué está escribiendo ahora? ¿ciencia-ficción?

R. No. Lo que estoy escribiendo ahora será una novela, que aún está indefinida, dentro de un marco realista pero con elementos inquietantes o paranormales. Aunque luego las novelas cogen su propio camino y, luego, un personaje que tenías más o menos definido, de repente se te escapa y te abre otras puertas. Será una novela realista… con sorpresas.

P. En sus novelas insiste mucho en describir los personajes…

R. No sólo los personajes, también los ambientes y las situaciones. Hay que ‘vestir’ las novelas, ya que da verosimilitud a las mismas. Además, creo que hay que hacer al lector partícipe de la atmósfera.

P. ¿Qué le aporta vivir en Baltanás?

R. Sosiego, tranquilidad, silencio,… el lugar idóneo para, entre otras muchas cosas, escribir.