Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

“Traté de realizar un elogio de la justicia bajo el lema 'Estela Lex'”

P7_2
Actualizado 14/08/2019 10:06:24
Jon Iñaki Cabrera

Cacereño y artista, Hilario Bravo diseñó y realizó en 2004 el gran mural de 8x3 metros del ‘hall’ de entrada a los juzgados de Cervera de Pisuerga a través del 1 % Cultural de las obras del Ministerio de Justicia.

Pregunta. Tu procedencia, edad, dónde vives actualmente...

Respuesta. Nacido en Cáceres (1955) me trasladé con mi familia a San Sebastián (1960), lo que hace que mi cuna sea extremeña y mi cultura, vasca. En el País Vasco fue donde se desarrollaron mis primeras iniciativas en el mundo del arte y mis primeras exposiciones. Ingresé en la Asociación Artística de Guipúzcoa (1972) desde donde pude tomar contacto con el Grupo Gaur: Oteiza, Chillida, Mendiburu, Balerdi, etc. En la actualidad vivo y trabajo en Cáceres, desde 1987.

P. ¿Has ejercido alguna actividad aparte de la artística?

R. Siempre dedicado como autodidacta al mundo del arte, pronto se cumplirán 50 años de mi primera exposición (1972).

P. ¿Cómo accede un cacereño a la realización de un mural en el norte de Palencia?

R. Durante los años que tuve estudio en Madrid (2000-2005) trabé relación, entre otros grandes amigos, con María José de Blas y Rubén Picado, arquitectos que por aquel entonces estaban dedicados a la construcción del nuevo edificio de los Juzgados de Cervera de Pisuerga, promovido por el Ministerio de Justicia. Fueron ellos quienes me hablaron de la posibilidad de actuar sobre un paramento en tal edificio, gracias al 1 % Cultural de descuento que en aquel entonces se aplicaba a los contratistas que vistieran con arte sus construcciones.

Me puse inmediatamente a buscarle una solución, ya que los murales han constituido para mí un gran reto y una enorme fuente de entusiasmo por las dimensiones –vistas éstas como la resolución de un espacio superior a las dimensiones físicas de lo abarcable por el gesto del ser humano (recuérdese el famoso dibujo de Leonardo en el que se representa a un hombre con los brazos en cruz) — y aquí me encontraba con 8 x 3 metros la mayor superficie jamás propuesta.

P. ¿En qué año lo realizaste y qué representa dicho mural?

R. En los primeros meses de 2004, cuando aún no había terminado el invierno, me encontré en una Cervera todavía nevada y con un edificio aún en construcción, por lo que hacía tal frío en ese interior del norte palentino que hube de pedir al encargado de obras un cañón de aire para poder calefactar mínimamente aquel enorme espacio, aún sin puertas.

Gracias al tiempo que ya había pasado trabajando sobre planos, tenía claro el tema, y los bocetos para su realización eran precisos. Se trataba de realizar un elogio de la Justicia con el título de Estela Lex (Estela de la Ley, tomando "estela" en el sentido de estrella, pero también en el de losa conmemorativa). Para destacarla y darle el justo protagonismo la realicé insertando, sobre el muro ya pintado, un módulo escultórico en madera, a modo de collage.

Inspirado en la tradicional representación de la Justicia como una mujer con los ojos vendados y una balanza en la mano, concebí una imagen en la que esa balanza estuviese en el centro del mural, con forma de estrella y ejerciendo el papel de fiel de la balanza. Su forma en "T" indica, con un concepto simple, la forma de esa balanza sobre la que se sopesan las actuaciones de los implicados en un proceso judicial.

A modo de las pinturas del Renacimiento cuando representan el Juicio Final mostrando los caminos del Cielo y del Infierno, pero también inspirado por los grandes muralistas mexicanos ,es decir, utilizando ese concepto maniqueo del bien y del mal, concebí que un lado de la obra fuera una gran superficie pintada con carboncillo representando la zona más oscura del ser humano, en la que las continuas volutas del trazado intentasen reflejar la culpabilidad como esa mancha en la conciencia de la humanidad que aportan los verdugos y los agresores. Al otro lado de la Estrella se sitúa la zona de las víctimas que claman justicia con la palabra "Lex", y cuyas manos entran por una especie de puerta situada en el extremo derecho; el rastro de estas manos se muestra evidente en la zona blanca central, cerca de la Estrella, puesto que está pintada directamente con las manos, dejando así el rastro de los dedos sobre la pared.

P. ¿Cuánto tiempo te duró este trabajo en Cervera?

R. Como apuntaba al principio, creo recordar que llegué a Cervera a finales de febrero o comienzos de marzo de 2004 y gracias a que el trabajo más intelectual ya estaba realizado los trabajos de realización y resolución del mural me llevó poco más de dos semanas. El resultado, una vez finalizado y a pesar de que ya lo tenía previsto por los planos, me resultó espectacular cuando lo pude contemplar desde la distancia, iluminado en la noche tras el gran ventanal de la fachada, como si fuese una gran pantalla de cine.

P. ¿Tienes alguna anécdota de aquella estancia en el norte palentino?

R. Esas dos semanas me dieron también para poder conocer un poco el entorno del pueblo, que por sí ya me resultó magnífico con todas esas sugerencias de cuevas subterráneas y espacios tectónicos sobre los que se levanta. Más que anécdota puede que deba llamarlo impacto y éste fue el que tuve en mi visita al eremitorio de San Vicente. Esa roca excavada en forma de cráneo y los nichos igualmente excavados en el granito, pero que en aquel momento se encontraban anegados por el agua helada. Bañado todo el entorno por una mágica neblina medieval, me recordaron, por su disposición alineada, al teclado de un piano sobre el que la muerte estuviese interpretando un réquiem.

P. ¿Dónde más podemos ver tus creaciones?

R. Quizás las más interesantes colecciones que guardan obra mía sean:

Banco de España. Madrid.

Biblioteca Nacional. Madrid.

Ministerio de Cultura. Madrid.

Ministerio de Asuntos Exteriores. Madrid.

Academia Española de Bellas Artes. Roma.

Junta de Extremadura. Mérida.

Asamblea de Extremadura. Mérida.

Diputación de Cáceres.

Fundación Colegio del Rey. Alcalá de Henares, Madrid.

Fundación Gregorio Prieto. Valdepeñas, Ciudad Real.

Fundación Pons. Madrid.

Fundaçâo António Prates. Ponte de Sor. Portugal.

Universidad de Extremadura.

Museo Español e Iberoamericano de Arte Contemporáneo. Badajoz.

Museo del Grabado Español Contemporáneo. Marbella, Málaga.

Museo Vostell Malpartida (MVM), Cáceres.

P. ¿Ha vuelto a esta zona desde entonces?

R. No. Aunque pienso muchas veces en ello debido al recuerdo tan extraordinario que tengo de aquella época y a pesar de mi interés por conocer cómo el mural va aguantando el paso del tiempo (en el sentido de modernidad) y, sobre todo, cómo se ve con el edificio terminado y en su funcionamiento diario.

P. Sé que has estado en Roma donde probablemente hayas conocido a otros artistas internacionales. Háblanos algo de esta estancia.

R. Tuve la gran fortuna de disfrutar la Beca de la Academia Española durante el curso 1995-96 donde coincidí con compañeros de la talla del pintor José Manuel Ciria o el arquitecto Antón García-Abril. Por allí pasaron talentos como el poeta José Ángel Valente, el escritor Manuel Vázquez Montalbán, los arquitectos Alberto Campo Baeza y Juan Navarro Baldeweg, etc. a los que pude conocer, aprender con ellos y hasta hacer amistad en el magnífico entorno erudito, pero también distendido y amistoso de la Academia. Además de poder disfrutar, efectivamente, de las relaciones internacionales con otras academias como la de EEUU, Francia (Villa Medici), Dinamarca, Suecia, etc....

La época más feliz de mi vida, como algunas veces la he definido, supuso para mí un nuevo concepto y una nueva mirada sobre el arte gracias a la posibilidad de poder estudiar los más grandes momentos históricos y artísticos de la ciudad de Roma, que es tanto como decir de la historia de Europa.

P. Cuéntenos algo de lo más interesante que has hecho últimamente

R. La más importante exposición, de entre las últimas, me llevó en septiembre del año pasado (2018) al Parlamento Europeo en cuya sede de Bruselas presenté el proyecto Firmamento Europa, que obtuvo el Alto Patrocinio de este organismo de mano su presidente Antonio Tajani. Con motivo de celebrar el entonces reciente 60 Aniversario de la firma del Tratado de Europa, se trataba de mostrar las banderas de los respectivos países miembros de la Unión en forma de constelaciones, como mensaje de variedad, unidad, tolerancia y libertad bajo el cielo europeo.

JUZGADOS DE CERVERA DE PISUERGA

Arquitectos: María José de Blas y Rubén Picado.

Coautor en proyecto: Enrique Delgado.

Localización: Calle Cueva de la Virgen, en Cervera de Pisuerga, Palencia.

Promotor: Ministerio de Justicia. Gobierno de España

Colaboradores: Fernando García, Rafael Valín (arq. técnico), Eufe Sánchez-Amiñátegui (Estructura), Nieves Plaza (Instalaciones)

Mural (1 % Cultural): Hilario Bravo

Contratista: ALCUBA SA

Inauguración: Octubre 2005

Intervención en patrimonio: Este proyecto forma parte del ámbito protegido del casco medieval de la iglesia de Santa María del Castillo, siglo XV.

Premio de la Piedra PAD 2006

Publicado en la Revista del COAM nº340