Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

Cerca de 5.200 personas asistieron este verano a los 17 recitales del Festival de Órgano

Puestas_de_sol_19_agosto_con_New_Orleans_Ragamuffins
Actualizado 03/09/2019 10:50:01
Redacción

Otro de los ciclos más exitosos de la programación cultural de verano de la Diputación de Palencia, cobijada toda bajo la etiqueta 'Espiga. Cosecha cultural del 2019, son las Puestas de sol. Atardeceres musicales en el patio de palacio', que se celebraron cada lunes entre el 21 de junio y el pasado 19 de agosto. El patio del Palacio Provincial congregó este año a un total de 2.420 personas entre las once actuaciones programadas, una afluencia que arroja un promedio de asistencia de doscientas veinte personas por concierto.

Cerca de 5.200 personas han asistido en total este verano al Festival de Órgano ‘Provincia de Palencia’ que organiza la Diputación de Palencia a través de su servicio de Cultura, con la colaboración de los ayuntamientos de las localidades beneficiadas por esta programación, así como del Obispado de la diócesis palentina y de las parroquias, que ceden los templos para la celebración de estos conciertos.

En concreto, 5.187 personas disfrutaron de alguna de las diecisiete actuaciones que se desarrollaron entre el 5 de julio y el pasado 18 de agosto en quince templos palentinos de otras tantas localidades: Abarca de Campos, Amusco, Baltanás, Boadilla de Rioseco, Carrión de los Condes , Cevico de la Torre, Espinosa de Villagonzalo, Frómista, Fuentes de Nava, Herrera de Pisuerga, Paredes de Nava, Santoyo, Támara de Campos, Villamediana y Villaumbrales. En todas ellas se celebró un solo recital, salvo en Carrión de los Condes —iglesia de San Andrés— y Támara de Campos —San Hipólito—, que acogieron dos actuaciones.

Esta afluencia arroja un promedio que supera ligeramente las trescientas personas por actuación, una cifra importante si se tiene en cuenta que la música de órgano posee un público fiel, pero relativamente minoritario. Esa fidelidad se constata en que, año tras año, el festival de órgano es uno de los ciclos culturales de la Diputación de Palencia que más asistentes recibe de otras provincias y regiones.

El ciclo de órgano ibérico ha constituido, con pequeñas variaciones a lo largo de casi cuatro décadas de existencia, una de las iniciativas culturales más veteranas de la institución provincial, que desde el año 1981 viene colaborando con la promoción del patrimonio organístico de Palencia, apoyando el talento local de los organistas palentinos y acercando a intérpretes de prestigio nacional e internacional, con el doble objetivo de ofrecer al público actuaciones musicales de calidad y de difundir entre los músicos ese patrimonio instrumental y el marco artístico de los templos y las localidades donde se encuentran.

DESFILE DE MODA Y REPRESENTACIÓN TEATRAL. El Festival de Órgano ‘Provincia de Palencia’ ha contado este año con organistas de reconocida trayectoria como Roland Dopfer, Mónica Melcova, Grégoire Rolland, Santiago Banda, Enrique Abello, Germán Asensi, Montserrat Torrent, Javier Artigas, Roberto Fresco, Daniel Oyarzábal, Miguel del Barco, Almudena Herchiga o Ángel Montero. Este verano ha contado como novedad con un concierto en Paredes de Nava (21 de julio) donde se interpretó música barroca para órgano acompañada por un desfile de moda del diseñador palentino José Martín. Asimismo, la primera de las dos citas en Támara (7 de julio) consistió en un concierto con la procesión de una misa pontifical tridentina escenificada por el grupo teatral Naos.

La Diputación mantiene convenios de colaboración para la promoción y difusión del órgano ibérico con dos entidades palentinas: por un lado, la Asociación Cultural ‘Fray Domingo de Aguirre’, a la que aporta 15.000 euros para cooperar en los gastos de la Escuela Provincial de Órgano de Palencia, creada en 2014; por otro, con la Asociación Tadeo Ortega, por importe de 3.000 euros, para la organización y difusión de conciertos de órgano ibérico en la zona palentina de Tierra de Campos.

Otro de los ciclos más exitosos de la programación cultural de verano de la Diputación de Palencia, cobijada toda bajo la etiqueta Espiga. Cosecha cultural del 2019, son las Puestas de sol. Atardeceres musicales en el patio de palacio, que se celebraron cada lunes entre el 21 de junio y el pasado 19 de agosto. El patio del Palacio Provincial congregó este año a un total de 2.420 personas entre las once actuaciones programadas, una afluencia que arroja un promedio de asistencia de doscientas veinte personas por concierto.

Al contrario que la mayoría de las actividades culturales de verano organizadas por la Diputación de Palencia en el medio rural, en las Puestas de sol sí se cobra una entrada de cinco euros, con un precio reducido (tres euros) para mayores de sesenta y cinco años, desempleados, pensionistas, personas con discapacidad, jóvenes, estudiantes y familias numerosas.

PATIO JOVEN Y ARTISTAS INTERNACIONALES. La programación musical del patio del Palacio Provincial introdujo este verano la novedad del llamado Patio joven, para ampliar el abanico de estilos musicales, que se abrió a modalidades más atractivas para los jóvenes: música indie, post punk, rap, synth pop… Esta innovación ha originado un ligero descenso en la cifra de asistencia a las Puestas de sol: mientras las ocho actuaciones de músicas ya habituales en ese ciclo (jazz, blues, soul...) lograron asistencias cercanas al aforo total del recinto, que ronda las 325 personas, cada cita del Patio joven superó por poco el promedio de medio centenar. Por ese motivo, los responsables técnicos y políticos del área de cultura y juventud de la Diputación estudiarán posibles cambios en diverso sentido (horario, época concreta dentro del verano, día de la semana, localidad, recinto…) para que esa oferta musical pensada para el público juvenil resulte más atractiva el próximo año.

Sin embargo, por lo que respecta a las Puestas de sol más tradicionales, el recinto del patio del Palacio Provincial cubrió todas las localidades o prácticamente se llenó en seis de las ocho actuaciones, las protagonizadas por el bluesman norteamericano Watermelon Slim, la de su compatriota cantante y teclista Judith Hill, la del grupo ghanés Kyekyeku & Ghanaloghe Highlife, la del cuarteto de jazz liderado por el saxofonista polaco Andrzej Olejniczak, la del dúo burgalés Fetén Fetén —a pesar de la ausencia a última hora por indisposición del saxo Miguel Malla— y la del grupo español de dixieland New Orleans Ragamuffins.

Cabe lamentar, asimismo, que hubo que trasladar al Centro Cultural Provincial, debido al mal tiempo de la jornada (8 de julio), uno de los grandes conciertos del ciclo, con otro artista de rango internacional —el crooner y pianista Tony DeSare—, circunstancia que también repercutió en la taquilla, con una asistencia de apenas la mitad de la lograda por los otros recitales. Por su parte, el grupo palentino BeeBrass, que actuó con los solistas invitados Juan Carlos Matamoros (trombón) y Alfonso Viñas (tuba), alcanzó el 1 de julio una asistencia cercana a los dos tercios del aforo.

El programa estival Espiga. Cosecha cultural de la Diputación, que alcanzó el pasado verano los veintiséis mil espectadores, ha incluido este año un total de ciento cuarenta y cinco actuaciones en ochenta y siete localidades distintas, con atractivos y variados eventos para todos los públicos (música de diversos géneros, teatro, magia, circo, cine, observaciones astronómicas…), que en gran medida se celebran en rincones y monumentos atractivos del rico patrimonio arquitectónico de la provincia.