Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“En Palencia nos falta creérnoslo más, comunicar mejor y darnos a conocer fuera de la provincia”

RobertoMartinez-CarrionDigital
Roberto Martínez, en su lugar de trabajo.
Actualizado 16/09/2019 10:19:30
Jose Rojo

Roberto Martínez de Bustos, natural de Palencia (1983) e ingeniero superior informático y de organización industrial por el ICAI (Universidad Pontificia de Comillas) forma parte del comité de dirección de la multinacional AB-Inbev, la mayor fabricante mundial de cerveza y tiene encomendada la labor de capitanear el departamento de ventas del canal de alimentación desde Tenerife, donde reside y trabaja desde hace dos años y el lugar de nacimiento de su hija.

Martínez de Bustos fue el encargado de pronunciar, el pasado 31 de agosto, el pregón del Día del Palentino Ausente en el marco de las fiestas de San Antolín.

JOSE ROJO

Pregunta. ¿Fue muy especial para usted representar a los palentinos que viven en la diáspora en el marco de los ‘sanantolines’?

Respuesta. Sí, por supuesto, fue uno de esos momentos que sé que voy a recordar toda mi vida. Tanto a mí personalmente como a mi familia nos hizo mucha ilusión. Fue un momento muy especial porque me permitió dar las gracias a muchas personas que han sido muy importantes para mí. Además de haber sido una excusa perfecta para reunir a amigos y familia y volver a Palencia durante las fiestas.

P. En su pregón del Día del Palentino Ausente apuntó: “Palencia nos hace recios, exigentes, independientes, responsables y familiares”. ¿No se le quedaron más adjetivos en el tintero?

R. Claro que se me quedaron adjetivos en el tintero, muchos, pero hay que tener en cuenta que soy ingeniero…, soy más de números que de palabras. Digamos que son todos los que están pero no están todos los que son.

P. En ese discurso también subrayó: “Palencia puede tener un futuro brillante con el avance de las tecnologías y los nuevos modelos de trabajo de las grandes compañías”. ¿A qué se refería exactamente?

R. Es cierto que en el corto corto plazo no veo muchos cambios para Palencia, ni riesgos ni oportunidades, pero creo que en el medio plazo hay una oportunidad ligada a los cambios en los modelos de trabajo.

Las grandes ciudades cada vez son menos acogedoras y no permiten tener la calidad de vida que uno desearía. Hace años esto supuso que crecieran las afueras de las grandes ciudades, los barrios-dormitorio, pero esto no ha solucionado problemas como el alto coste de la vivienda, el tráfico o la inseguridad.

Las nuevas generaciones demandamos soluciones a los empleadores y la tecnología ya no es una excusa. La tecnología permite trabajar desde casa igual que si estás en la oficina, ya no hay papeles, todo se puede hacer con un ordenador o una tablet.

Así que las grandes compañías se empiezan a dar cuenta de que si quieren retener a sus empleados, deben comenzar a ofrecer modelos de trabajo novedosos, como el teletrabajo o la jornada flexible. Esto es lo que me hace pensar que lo que nos viene ahora es un cambio profundo en los modelos de trabajo. Aquí está la oportunidad para ciudades como Palencia gracias a su buena comunicación con Madrid. No me es complicado imaginarme vivir en Palencia, trabajar desde casa y viajar un día a la semana a Madrid para esas pocas gestiones o reuniones que es mejor realizar de manera presencial.

P. Francamente, ¿cómo ve su tierra natal?

R. Le tengo tanto cariño a mi tierra que posiblemente no sea objetivo, pero la veo bien. También creo que la distancia da la perspectiva y desde mi punto de vista podemos sentirnos orgullosos de lo que tenemos. Nos falta quizás creérnoslo más, comunicar mejor y darnos a conocer más fuera de nuestra provincia. Ésta es una tarea de todos, de las instituciones, pero también de las empresas, los medios de comunicación y los ciudadanos.

P. ¿Qué es lo que más le preocupa de Palencia?

R. Que no aprovechemos las oportunidades que como te comentaba antes creo que vamos a tener. No digo que vaya a ser fácil, porque la competencia va a ser dura. Hay ciudades en el radio de acción de Madrid como Toledo, Segovia o Valladolid con las que vamos a tener que competir para atraer a esas familias que decidan salir de la capital. Se trata de una carrera de fondo y es complicado mantener una estrategia a tan largo plazo teniendo en cuenta que las legislaturas son de cuatro años y los partidos en el poder cambian. Sería importante crear un plan consensuado entre todos los partidos a nivel de la capital y de la provincia y asegurar que esté quien esté liderando los ayuntamientos y la diputación mantenga la visión y el objetivo.

P. En su alocución llamó la atención que animase a cada uno de los palentinos a promocionar las fiestas y la ciudad en las redes sociales y proyectar, contando con los apoyos de todos, una gran campaña publicitaria sobre las excelencias de Palencia.

R. Sí, se me ocurrió porque es algo que hacemos con mucha frecuencia en las empresas de gran consumo. Los propios consumidores son muchas veces portavoces y los mejores embajadores de las marcas en las redes sociales. Creo que la marca Palencia y nuestras fiestas en este caso son algo de lo que nos sentimos orgullosos los palentinos y que deberíamos comunicar al mundo.

P. Una brillante idea que también podría funcionar para divulgar otros recursos de la capital y provincia: la oferta universitaria, los distintos destinos turísticos, la riqueza gastronómica,…

R. Por supuesto. Además es muy sencillo y barato. Sólo hay que tratar de movilizar a la población, hay que dar una razón para que se utilice. La razón puede ser meramente emocional, de orgullo por lo que estás promocionando o también puedes crear algún tipo de juego o competición para animar más a la gente como en este caso con los productos de Gullón o la cerveza Corona y Budweiser. Como dices, Palencia tiene muchas cosas que comunicar, sólo falta que alguien tome las riendas y que la población y los medios ayudemos; es una labor de todos.

P. Esa movilización social, ya no sólo en las redes sociales sino en la calle, también sería necesaria para cambiar el rumbo de muchas otras cosas… ¿No cree?

R. De hecho creo que ya lo es, la ciudadanía tiene cada vez más poder porque todos somos generadores de contenido a través de las redes sociales. El peligro reside en el control de las redes sociales y que muchas veces somos poco críticos con lo que leemos; nos lo creemos todo. A mí personalmente me dan mucho miedo las ‘fake news’ –noticias falsas– y el uso que se pueda hacer de las redes sociales en este sentido.

P. De sus recuerdos de la niñez no se olvida de sus estancias veraniegas en Torquemada.

R. Esos veranos son algo que nunca olvidaré. Mano a mano con mi abuela, sin horarios más que el de la comida y la cena. Era genial. Torquemada es el ejemplo de pueblo perfecto que todo niño de ciudad debería tener. Tiene de todo: piscinas, río y muchos niños que, al igual que yo, volvíamos en verano y nos reencontrábamos año tras año. Lo habitual era ir por las mañanas a las piscinas, volver a comer a casa, después de comer ir a pescar al río, en bici a Cordovilla o a la ermita de Valdesalce, pasar rápido por casa a cenar y volver a salir a jugar a la calle hasta bien tarde.

P. Usted ha trabajado en L’Oreal y Louis Vuitton antes de desembarcar en la mayor cervecera mundial: AB-Inbev. Todas ellas grandes firmas. Supongo que se sentirá como pez en el agua en ese macroengranaje empresarial.

R. La verdad es que sí, me siento cómodo, pero realmente no es un mérito, ha sido muy sencillo trabajar en todas estas empresas. Son empresas que cuidan mucho a sus empleados. Pero lo más importante para mí es que estás en entornos muy dinámicos, donde nunca te aburres, donde todos los días aprendes algo nuevo. Además, estás rodeado de gente muy diversa y con mucho talento, lo que te permite crecer personal y profesionalmente.

P. ¿Qué premisas tiene en cuenta a la hora de dirigir el departamento de ventas de AB-InBev?

R. Creo que una de las principales razones por la que soy feliz trabajando en AB-InBev es porque se trata de una compañía con una cultura corporativa y con unos valores que coinciden con los míos personales.

Hay ciertos conceptos que son básicos para mí como liderar con el ejemplo, nunca coger atajos o utilizar siempre el sentido común a la hora de afrontar los problemas.

Otro factor indispensable creo que es el equipo. Somos tan buenos como bueno es nuestro equipo, por lo que siempre busco atraer talento a mi equipo y trato de cuidarlo y desarrollarlo. Creo que también es muy importante el inconformismo, buscar siempre mejorar, nunca estar satisfechos con los resultados por buenos que sean, hay que pensar siempre en grande.

P. ¿Se ha planteado en algún momento montar su propia empresa?

R. Sí, espero además hacerlo en el futuro, es una de esas cosas que no me quiero morir sin hacer.

P. ¿Por qué tipo de negocio apostaría hoy en día?

R. Todavía no he tenido una idea demasiado concreta o materializable, si no, lo hubiese hecho ya. Pero personalmente me gustaría montar un negocio bastante tradicional, tangible. Nunca he pensado en montar el próximo facebook o el próximo Uber, creo que hay demasiada gente en todo el mundo mucho más inteligente que yo dedicando mucho tiempo y recursos en desarrollar ese tipo de oportunidades.

P. Y volver a instalarse en Palencia… ¿Es un imposible?

R. No es imposible, ni mucho menos, como decía antes, en el momento que avancen un poco más los modelos de trabajo yo podría ser una de esas personas que viviese en Palencia, trabajase desde casa y viajase puntualmente cuando fuese necesario.

Personalísimo

“Soy muy observador y me gusta leer a la gente”

- Signo del horóscopo… Géminis.

- Vicio confesable… La cerveza.

- Película para recordar… ‘Big Fish’.

- Actor… Sean Penn.

- Actriz… Hilary Swank.

- Animal… Perro.

- Color… Morado.

- Libro predilecto… ‘Cometas en el cielo’.

- Coche que tiene… Un Audi.

- En cuestión de cocina se muere por… El jamón.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Acabo de llegar’, de Fito.

- En su relación con las personas no soporta… Que me fallen.

- Por el contrario, valora… La gente trabajadora.

- Siente envidia sana por… Los dueños de los chiringuitos de la playa

- Rasgo que le define… Soy muy práctico y creo que bastante razonable.

- Su gran defecto… Creo que tengo muchos pequeños, ninguno grande.

- Su mejor sueño… Palencia con playa.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Todo, el aspecto, lo que dice, como lo dice, el lenguaje no verbal,… Soy muy observador y me gusta leer a la gente y con el paso del tiempo cuando la conozco más, pensar si acerté o no con la primera impresión.

- Los sábados por la noche disfruta… Saliendo a cenar con Brenda, mi mujer y con amigos por Tenerife siempre regado por una buena cerveza.

- El rincón favorito de su casa es… La terraza; se ve el mar.

- De Palencia no aguanta… Que esté tan lejos de Canarias.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Que se puede confiar en ellos.