Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

PROVINCIA

Villarramiel acoge el Día de la Mujer Rural reconociendo la labor de ocho emprendedoras

Dia_Mujer_Rural_2018_-_Torquemada
Actualizado 15/10/2019 12:23:39
Redacción

El humorista Gorka Aguinagalde será el conductor del acto, que se cerrará con una actuación del grupo Mayalde. Las ocho mujeres emprendedoras que recibirán un reconocimiento por parte de la Diputación son Sonia Alegre Aguado, Mónica González Arranz, Silvia González Barcenilla, Sagrario Hoyos Infante, Esperanza Lourdes Pedroso Manrique, Purificación Manrique Gil, Ana María Ruiz Bravo y María Ángeles Clérigo García. Además, se tendrá unas palabras de reconocimiento hacia Nazaret Mateos Álvarez, por su reciente premio a la Excelencia a la Innovación de la Actividad Agraria.

La Diputación de Palencia celebrará este próximo martes, 15 de octubre, el Día de la Mujer Rural con un acto vespertino en el Pabellón Polideportivo de Villarramiel en el que se rendirá homenaje a ocho mujeres emprendedoras del medio rural de esta provincia. La cita, abierta al público en general, empezará a las 18:00 horas, contará con el humorista Gorka Aguinagalde como conductor y concluirá con una degustación de chocolate y la actuación del grupo de música tradicional Mayalde. El Ayuntamiento de Villarramiel colabora con este acto.

Las ocho mujeres que recibirán un reconocimiento por parte de la institución provincial son Sonia Alegre Aguado, de Villarramiel; Mónica González Arranz, de Hontoria de Cerrato; Silvia González Barcenilla, de Villaconancio; Sagrario Hoyos Infante, de Paredes de Nava; Esperanza Lourdes Pedroso Manrique y Purificación Manrique Gil —ambas de Támara de Campos—; Ana María Ruiz Bravo, de Barrio de Santa María, pedanía de Aguilar de Campoo; y María Ángeles Clérigo García, de Castromocho.

La Diputación de Palencia quiere con ese homenaje brindar el reconocimiento y la valoración por su contribución a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y por su aportación al desarrollo económico de sus respectivos pueblos. Asimismo, se reivindica el tradicional papel que las mujeres del medio rural han protagonizado para simultanear las tareas de cuidado de la familia y el hogar con su aportación de trabajo en la agricultura, la ganadería y la transformación alimentaria de los productos agropecuarios. La institución provincial efectúa la selección de estas mujeres a propuesta de las organizaciones profesionales del campo.

ENTRESETAS, EN ALIMENTOS DE PALENCIA. La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, también aprovechará su breve intervención en la apertura del acto para expresar unas palabras de reconocimiento a Nazaret Mateos Álvarez, zamorana afincada en Paredes de Nava que esta misma semana ha sido galardonada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en sus X Premios de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales, que se entregarán al día siguiente.

Nazaret Mateos recibirá el primer premio en la categoría de Excelencia a la Innovación de la Actividad Agraria, por su proyecto EntreSetas, una explotación de tres hectáreas dedicada al cultivo ecológico de setas gourmet, de la que es titular y gerente. El ministerio ha valorado su innovación en la forma de producción, orientada a lograr un mínimo impacto medioambiental para obtener un producto de alta calidad. EntreSetas fue una de las seis empresas que este mismo verano se incorporó a la marca Alimentos de Palencia, sello de calidad que gestiona la Diputación de Palencia. Las otras cinco empresas que se incorporaron este verano fueron Produlca y Cabo Vírgenes —ambas radicadas en la ciudad de Palencia—, Obrador Nuestra Señora de la Consolación, de Villamuriel de Cerrato; La Hornera de Bárcena, de Guardo; y Quesos El Afinador, de Venta de Baños.

Además de la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, está prevista la asistencia al acto del Día de la Mujer Rural de la alcaldesa de Villarramiel, Nuria Simón; así como del vicepresidente primero de la administración provincial, Luis Calderón; del diputado provincial delegado del área de Servicios Sociales, Juventud e Igualdad, Alfonso Polanco; así como de Juan Antonio Obispo, diputado provincial del servicio de Inmigración, Cooperación, Consumo, Juventud, Mujer, Familia, Infancia e Igualdad.

La degustación de un chocolate y la actuación del grupo de música tradicional

Mayalde —en torno a las 19:00 horas— completarán el acto del Día de la Mujer Rural que este año la Diputación de Palencia celebra en Villarramiel. La institución provincial facilita, a través de los Centros de Acción Social, el transporte en autobús para que puedan asistir las mujeres de todo el territorio palentino que lo deseen a estas actividades, que cada año reunen a centenares de palentinas que viven en el medio rural.

MAYALDE, LA MÚSICA DEL ALMA. Mayalde (que también actuará en Palenzuela este domingo 13 de octubre, a las 17:30 horas, con motivo de la XVI Feria de la Cebolla) es un grupo de música tradicional con sabor ancestral, fundado en 1980 y especializado en «recuperar la música del alma». Escuchar sus conciertos es casi indescriptible, porque el mundo de las sensaciones que provocan es inabarcable, mezcla de vida y arte. El nombre del grupo procede de la fusión de las primeras letras de los pueblos salmantinos de origen de dos de sus componentes, Eusebio y Pilar, que proceden respectivamente de La Maya y Aldeatejada. Desde hace casi dos décadas les acompañan sus dos hijos, Arturo y Laura, que desde su infancia mostraron su curiosidad por la música folk. Mayalde ha actuado en varios países y ha publicado trece discos, entre los que figuran Nanas con ná (2016) y Tonajoria (2012), que el propio conjunto define como «viajes de sabores, texturas, colores, sonidos cotidianos a través de canciones de tradición oral».

La originalidad del grupo Mayalde reside en sacar música de cualquier cosa aderezada con todas esas historias y canciones escuchadas de los labios de la gente mayor, de la historia y los ritmos que sólo permanecen en la memoria y en el recuerdo y que ellos se esfuerzan por abrigar lo más honradamente posible. Sus recitales tienen una puesta en escena llena de encanto: utilizan cualquier objeto cotidiano (desde cucharas, orinales, escobas, cazuelas, morteros, vasos, platos, tijeras de esquilar, huesos, bombos, acordeones, calderos, sartenes, badiles, regaderas, aceiteras, tapaderas, gaitas…) junto con otros de su propia construcción. Su capacidad de renovación y de investigación se acrecienta cada día y año tras año nuevos instrumentos, nuevos brindis, nuevos cantares y nuevas historias hacen las delicias del público, que no duda en participar con ellos en su espectáculo.