Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

PROVINCIA

Educar para el futuro: un total de 400 escolares de la provincia potencian su conciencia ecológica

nature-2206200_960_720
Actualizado 21/10/2019 11:03:27
Redacción

La Diputación de Palencia y la Fundación Caja de Burgos ponen en marcha tres programas de Educación Ambiental en 18 centros educativos para acercar a los jóvenes de la provincia su entorno natural más próximo y fomentar el desarrollo sostenible. El medio ambiente está en peligro y es responsabilidad de todos. Conocer los problemas medioambientales que nos rodean es el primer paso para concienciarnos de su importancia e involucrarnos en acciones que protejan y conserven nuestros entornos naturales.

El desarrollo tecnológico acelerado, el rápido crecimiento de la población humana y el incremento en el consumo de recursos naturales, que en la actualidad sobrepasa la capacidad de la Tierra para regenerarlos, han dado lugar a la modificación de nuestros ecosistemas y han dejado una huella tan negativa en el medioambiente que algunos científicos lo describen como una nueva era geológica: la era del impacto del ser humano sobre la Tierra o Antropoceno.

Del griego anthropos, por humano, y cene, que significa nuevo o reciente, se considera necesario que el nombre de la época en que vivimos refleje lo que está ocurriendo en el planeta, principalmente porque la Tierra está cambiando aceleradamente por la actividad humana. El 75% de la superficie terrestre (no cubierta por hielo) no está en su estado original, sino que son paisajes originados por la acción del ser humano de manera directa o indirecta.

El problema medioambiental no es una consecuencia directa del aumento de población, sino de la superpoblación; es decir, de la inadecuación de las necesidades humanas y los recursos existentes en un área determinada. ¿Es posible frenar el devastador impacto que estamos causando sobre el planeta? Por fortuna, todavía estamos a tiempo de revertir parte del problema. Aunque ya hay ciertas secuelas irreversibles, todavía podemos mitigar en gran medida el daño provocado en el medio ambiente.

La Diputación de Palencia, consciente de la problemática ambiental y de la importancia de la educación ambiental a la hora de concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de respetar al medio ambiente y promover el desarrollo sostenible, ha encontrado en la Fundación Caja de Burgos un perfecto aliado.

Y es que desde 2005-2006, ambas entidades llevan desarrollando programas de educación ambiental entre los escolares de la provincia a través de un convenio de colaboración, que se renueva año a año; programas que cuentan con el apoyo de la Dirección Provincial de Educación y que durante el pasado curso escolar 2018-2019 llegaron a 394 escolares de 18 centros educativos rurales de Palencia. Una apuesta clara de la Institución Provincial por la educación ambiental, que ha ido aumentando progresivamente el montante económico destinado a estos proyectos, pasando de los 5.000 euros destinados en las anualidades 2005-2006 a los 20.000 euros que ha aportado en este último convenio.

Los programas se enfocaron hacia tres acciones específicas: ‘Vive y conoce tu río’; ‘Vive y conoce Geoloras’ y ‘Tu pueblo tiene mucha vida’.

VIVE Y CONOCE TU RÍO. Decía Miguel de Unamuno que “los ríos son el alma del paisaje”. Y es cierto que los ríos son parte sustancial de los territorios. Son un patrimonio de la naturaleza que más allá de desempeñar unas funciones naturales y proporcionar agua, son también un bien de interés común y un activo eco social. Paradójicamente, es el gran desconocido para los escolares.

‘Vive y conoce tu río’ se trata de un programa específico que incide en el conocimiento de la flora y fauna autóctonas, así como en el de las especies invasoras presentes en las riberas de los cauces fluviales del río Carrión y Pisuerga. En él, 143 alumnos de 4º de la ESO de ocho institutos ribereños de estos ríos han podido conocer más a fondo el entorno natural que les rodea realizando salidas a la naturaleza, incidiendo en lo que habitualmente nos perdemos en nuestros paseos diarios. Toda una experiencia para los jóvenes pertenecientes a los IES de Guardo, Saldaña, Carrión de los Condes, Villamuriel de Cerrato, Dueñas, Cervera de Pisuerga, Herrera de Pisuerga y Venta de Baños, que gracias a este programa se concienciaron sobre la necesidad del esfuerzo en la acción preventiva contra la lucha de especies exóticas invasoras y conocieron de la mano de pescadores, casas del parque y mayores de sus pueblos, numerosas anécdotas y curiosidades sobre las especies autóctonas de los tramos de río próximos a sus centros escolares.

TU PUEBLO TIENE MUCHA VIDA. Conocer los árboles del entorno escolar, su edad o la forma de medir su altura o descubrir la avifauna y aprender los componentes de las flores y cómo identificarlas según la posición y disposición de sus flores… son sólo algunos de los objetivos que perseguía este proyecto en el que han participado 143 alumnos de siete centros escolares de la provincia de Palencia. Los juegos de rol y las narraciones teatralizadas ayudaron a entender a los más jóvenes la importancia de la polinización o el funcionamiento de nuestro ecosistema.

VIVE Y CONOCE GEOLORAS. Se trata de un homólogo del programa anterior pero desarrollado en centros educativos localizados en el singular territorio del Geoparque Las Loras, declarado Geoparque Mundial Unesco en 2017.

El Herrerillo común, el Pinzón Vulgar o la Lavandera Blanca son aves autóctonas de la Montaña Palentina desconocidas para la mayoría de los escolares participantes en este proyecto. Gracias a este programa, los jóvenes conocieron éstas y otras muchas especies que habitan en la comarca y tuvieron la oportunidad de contribuir al desarrollo sostenible de sus localidades mediante la detección de problemas ambientales del entorno, como la contaminación acústica y atmosférica, producto del calentamiento global.

Para ello, los escolares aprendieron a utilizar materiales de medición y observación, tales como el sonómetro; los prismáticos o el telescopio terrestre, que estimularon su investigación y convirtieron estas salidas a la naturaleza en una experiencia motivadora, participativa y dinámica.

Los centros participantes en esta propuesta fueron el IES Santa María La Real, CEIP Castilla y León y el Colegio San Gregorio de Aguilar de Campoo y el CEIP Miguel de Cervantes de Alar del Rey.

Aún estamos a tiempo de evitar el deterioro irreversible de la situación en la que vivimos. Transmitir a las nuevas generaciones el conocimiento de la realidad ambiental que nos rodea y el valor de proteger y cuidar el medio ambiente y nuestros recursos naturales, se convierten en una tarea ineludible para gobiernos, instituciones y sociedad en general. Es clave que los niños y jóvenes entiendan que el respeto del medio ambiente empieza en casa, continúa en el colegio para finalmente ponerlo en práctica. El futuro del planeta depende de las generaciones futuras.