Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

SALUD

Palencia registró el año pasado 42 casos de trabajadores sanitarios agredidos

salud-agresiones
Actualizado 15/11/2019 10:26:09
Redacción

La consejera de Sanidad ha asegurado que cada vez se registran con mayor frecuencia coacciones, amenazas y agresiones contra el personal sanitario, actos violentos que afectan a la prestación del servicio y distorsionan la relación con los pacientes, por lo que ha hecho un llamamiento a toda la sociedad para combatir este fenómeno desde el respeto a la labor realizada por los profesionales. Los tribunales ya han dictado 224 sentencias penales condenatorias contra agresores a personal de Sacyl, 92 de ellas por delito, cifra a la que hay que sumar otras 59 resoluciones de la Junta que sancionan al agresor a multas económicas entre 300 y 600 euros.

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León Verónica Casado, ha asegurado que cada vez se registran con mayor frecuencia coacciones, amenazas y agresiones contra el personal sanitario, actos violentos que afectan a la prestación del servicio y distorsionan la relación con los pacientes, por lo que ha hecho un llamamiento a toda la sociedad para combatir este fenómeno desde el respeto a la labor realizada por los profesionales. “No vamos a admitir las agresiones a los profesionales bajo ningún concepto. Tenemos un gran sistema sanitario, muy bien valorado, y es precisamente bueno por sus profesionales. Nos están cuidando y hay que cuidarles. No podemos aceptar la violencia, y por eso desde la consejería de Sanidad hacemos un rechazo total y vamos a intentar reforzar con la fiscalía las penas frente a estos delitos”, resaltó.

En su opinión, el daño que se hace a estos profesionales agredidos es “inmenso, tanto física como psicológicamente, porque se hace daño a la persona. Pero además se daña al sistema sanitario y se altera la organización del centro”.

Desde el año 2008 se han adoptado multitud de iniciativas desde el organismo regional para intentar frenar este problema, incluida la defensa jurídica de los profesionales con un teléfono 24 horas o el apoyo del teléfono 012 de la Junta, medidas organizativas en los centros —por ejemplo botones de alarma o interlocutores policiales directos—, la asistencia médica y psicológica, la creación de un mapa con los puntos más conflictivos y diversas acciones de formación (por ejemplo cursos sobre manejo de pacientes) o sensibilización (son muy conocidas las campañas “Espacio de salud, espacio de respeto” o “Stop agresiones”).

En 2018 la sección de agresiones al personal de centros sanitarios del Observatorio de la Comunidad de Castilla y León registró un total de 579 casos de trabajadores agredidos en la región (458 mujeres y 121 hombres), de los cuales 42 se habían producido en la provincia de Palencia, 6 más que en 2017.

Conviene apuntar que la Junta remite a la Fiscalía todas las denuncias presentadas por el personal de Sacyl agredido, mientras que la normativa regional tipifica como faltas determinados comportamientos de los usuarios, tales como faltas de respeto, incorrecto uso de instalaciones o servicios, coacciones, amenazas, represalias y agresiones a los profesionales de las instituciones sanitarias.

Los tribunales ya han dictado 224 sentencias penales condenatorias contra agresores a personal de Sacyl, 92 de ellas por delito, cifra a la que hay que sumar otras 59 resoluciones de la Junta que sancionan al agresor a multas económicas entre 300 y 600 euros.