Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

La Junta pone en marcha en el CAUPA el Aula de Simulación Clínica

Hospital_B
Actualizado 18/11/2019 10:41:29
Redacción

Con la creación de este Aula se pretende que los profesionales sanitarios adquieran, en un entorno realista y seguro, las habilidades clínicas y de pensamiento crítico, imprescindibles para garantizar la seguridad y la calidad en la atención de los pacientes.

El proyecto del Aula de Simulación Clínica del CAUPA parte de los esfuerzos del doctor López Messa, Jefe de Servicio de la Unidad de Medicina Intensiva. Será dirigida por la doctora Miryam Prieto González (médico Intensivista) y Rosa Mª Marcos Carmina (DUE Medicina Intensiva).

El Aula de Simulación Clínica se localiza en el Hospital Rio Carrión y comprende dos salas anexas; la primera donde se realiza la presentación del curso, las sesiones teóricas, el briefing y el debriefing y donde los alumnos pueden seguir, mediante una pantalla de proyección, las actividades de simulación que se realizan en una segunda sala, que se ha habilitado como un box de cuidados críticos.

El aula de debriefing consta de espacio para seis alumnos, proyector y pantalla para observar el desarrollo de la simulación en la sala anexa y de un puesto de mando que controla tanto el trabajo en el box como el del grupo observador.

El box de cuidados críticos está dotado de un Simulador MegaCode Kelly VitalSim Avanzado (Laerdal®), del material tanto tecnológico como farmacológico y de consumibles imprescindibles para el tratamiento completo de situaciones críticas.

El sistema audiovisual ha sido desarrollado por Eduardo Alonso Fernández (Departamento de Informática del CAUPA) con la instalación de un sistema audiovisual con dos cámaras de video, megafonía y con el desarrollo de un programa informático propio creado al efecto.

Con la creación de este Aula de Simulación se pretende que los profesionales sanitarios adquieran, en un entorno realista y seguro, las habilidades clínicas y de pensamiento crítico, imprescindibles para garantizar la seguridad y la calidad en la atención de los pacientes.