Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

MUSICA

La Banda Municipal honrará a su patrona, Santa Cecilia, con 'Música Con Historia'

2019_11_22_Concierto_Santa_Cecilia
Actualizado 19/11/2019 12:00:01
Redacción

Tendrá lugar el próximo 22 de noviembre en el Teatro Principal de Palencia y será el primer concierto de Gonzalo de la Guía al frente de la agrupación musical. Con un repertorio renovado, en esta ocasión, vecinos y visitantes podrán disfrutar de historias de romanos, de caballeros andantes, del espacio y de piratas, haciendo partícipe al público de dichas historias.

El próximo día 22 de noviembre la Banda Municipal de Música de Palencia honrará a su patrona Santa Cecilia con un Concierto titulado “Música con historia”. Será el primer concierto de D. Gonzalo de la Guía al frente de la agrupación musical. Este manchego de Campo de Criptana ha recalado en Palencia para cubrir la baja del director titular D. Miguel Ángel Cantera, y desde el primer concierto va a dejar la firma con su batuta.

Con un repertorio renovado, en esta ocasión, podremos disfrutar de historias de romanos, de caballeros andantes, del espacio y de piratas, haciendo partícipe al público de dichas historias. Desde la Banda palentina esperan que el público que les acompañe en el Teatro Principal de Palencia el día 22 "disfrute, salga satisfecho con el trabajo que estamos preparando y sobre todo salga con ganas de que llegue el siguiente concierto de la Banda Municipal de Música de Palencia", puntualizan.

MÚSICA CON HISTORIA

PRIMERA PARTE

-Obertura festiva (Alfred Reed)

Se trata de una obertura de estructura habitual: un Allegro brillante, al que sigue un Andante melódico y que finaliza de nuevo con un Allegro. Alfred Reed, uno de los compositores más prolíficos en el repertorio original para Banda, escribió esta obertura en 1963. En su sección Andante explota los fraseos íntimos y lejanos, con gran carga melancólica, utilizando con gran maestría el mismo tema melódico durante toda la obra. En las secciones de Allegro combina la ligereza del viento madera con el carácter más noble del viento metal grave, y con intervenciones de trompetas y cornetas que nos evocan al más puro estilo americano. Esta obertura no debe confundirse con la obra del mismo nombre escrita por Dimitri Shostakovich en 1953.

-Coliseum (Hugo Chinesta)

Poema sinfónico escrito en el año 2011 y obra obligada del Certamen Provincial de Bandas de música de Castelló. Esta composición de Hugo Chinesta (Aldaia 1977), está inspirada en el Coliseo de Roma, y en ella el compositor intenta que nos adentremos en la historia de este monumento, contemplando la grandeza de su arquitectura e imaginándonos todos los espectáculos que en él se realizaban: desde las carreras de cuadrigas hasta la lucha de gladiadores.

?

-El Quijote (Ferrer Ferrán)

La Fantasía Sinfónica “El Quijote” se compuso en 2004 para conmemorar el Cuarto Centenario de la publicación de la novela. En su puesta en escena, la composición es interpretada por la Banda y representada a su vez por un narrador, dando cita a relatos de la misma obra de Cervantes. Mediante las intervenciones narradas, los espectadores podrán disfrutar de los principales momentos de la historia de Don Quijote, sirviendo como un pequeño resumen de la novela. Se trata de una de las obras más representadas por las Bandas en la actualidad, y ya ha sido puesta en escena (con los textos traducidos) en los cinco continentes. La obra está dedicada a Argamasilla de Alba (Ciudad Real), municipio que para muchos investigadores es “El lugar de la Mancha” de cuyo nombre Cervantes no quería acordarse, puesto que fue allí donde estuvo encarcelado por sus problemas con la ley.

BANDA MUNICIPAL DE MÚSICA DE PALENCIA

SEGUNDA PARTE

?

-Sinfonía Nobilissima (Robert Jager)

En 1968 Robert Jager, profesor de composición de la Universidad de Tennessee, compuso esta “Sinfonia Nobilissima”, la cual es realmente una obertura desde el punto de vista estructural, independientemente de su nombre. Cuenta con las tres secciones habituales de una obertura (Allegro – Andante – Allegro), las cuales se ven ampliadas por dos secciones más una Introducción que muestra las intenciones “nobles” del título, y una sección final o Coda que pone un broche a toda la composición. Desarrollada bajo un estilo neorromántico, la obra posee un marcado carácter rítmico y sincopado en la primera y tercera sección, mientras que la parte lenta central se caracteriza por su emotivo lirismo.

-Blue outer space – Droplet of life (Satoshi Yagisawa)

Blue Outer Space - Droplet Of Life fue compuesta en 2007 por Satoshi Yagisawa a raíz de un encargo para la Horikoshi High School Symphonic Band (escuela superior de bandas sinfónicas de Japón). La pieza está formada por cinco movimientos: "El principio del Universo", "Colisión de asteroides", "La creación de la Tierra", "Planeta de agua", y "Gratitud por todas las formas de vida". La melodía está compuesta en estilo coral, expresando, en su plenitud, la belleza de la vida y la gratitud a la Tierra. Por este motivo, Blue Outer Space - Droplet Of Life puede considerarse la pieza representativa del amplio repertorio de Yagisawa. El compositor afirma que espera que la música pueda dar a los espectadores la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de la Tierra y la vida. La obra fue seleccionada como una de las piezas obligadas del Certamen Internacional de Valencia en 2015.

-La leyenda del Maracaibo (José Alberto Pina)

La obra, compuesta por el joven compositor José Alberto Pina en 2011, está basada en la leyenda del mítico barco “Santo Cristo de Maracaibo”, más conocido como “El Maracaibo”. El naufragio de este galeón guarda toneladas de oro y misterios aún por desvelar. El barco llegaba de América a la ría de Vigo. Pero les amenazaba una flota enemiga procedente de Inglaterra y las Provincias Unidas (germen de los actuales Países Bajos): habían «olido» el oro y la plata coloniales que llenaban las entrañas de los barcos que estaban al acecho. Las dos flotas entraron en combate el 5 de noviembre de 1702, nada más pasar el estrecho de Rande, que dio nombre a la batalla. Capítulos de misterio, aventura y leyendas que, a día de hoy, aún permanecen en nuestras aguas. La obra está cargada de energía e intensidad, transportando al espectador a escenarios diversos: desde el fragor de la batalla a la paz de una isla desierta.