Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“La Banda de Música de Palencia necesita revitalizarse y debe apostar por programas innovadores”

cultura-BandaMusica2
Actualizado 02/12/2019 10:02:41
Redacción

Gonzalo de la Guía (Campo de Criptana, Ciudad Real, 1985) ocupa la dirección temporal de la Banda Municipal de Música de Palencia desde hace poco más de un mes, cubriendo la baja del titular de la misma, Miguel Ángel Cantera. Una formación “muy pequeña, pero bien compensada y con una gran actitud proactiva por parte de sus miembros” —en su opinión—que este mes de diciembre cumple 140 años, una de las más longevas del territorio nacional. De la Guía subraya que la contratación de más músicos sigue siendo una asignatura pendiente en esta agrupación capitalina. “Cuarenta miembros —hoy cuenta con 20— sería una cifra ideal para poder abordar todo tipo de repertorio”, asegura este manchego que cursó sus estudios superiores en el Conservatorio de Córdoba, especializándose en dirección y flauta travesera.

JOSE ROJO

Pregunta. ¿Qué impresión se llevó cuando arribó a la dirección de la Banda de Música de Palencia hace poco más de un mes?

Respuesta. Principalmente, la de una banda muy pequeña, pero bien compensada y con una gran actitud proactiva por parte de sus miembros. Ambas cuestiones son prioritarias para poder abordar el proyecto. En resumen, una impresión más que positiva.

P. Tras dirigir distintas bandas y orquestas, ¿Cómo ve el nivel de la agrupación palentina?

R. El nivel técnico de los músicos con los que cuenta la banda es más que suficiente para poder abordar un proyecto musical de calidad; bajo mi punto de vista, nuestro límite no va a estar en el nivel técnico, sino en las carencias instrumentales con las que se cuenta en este momento. Por ejemplo: el repertorio “bandístico” actual exige un número elevado de percusionistas en comparación con el repertorio más antiguo; la media de músicos en esa sección debe ser de cuatro instrumentistas. En nuestra banda contamos sólo con uno. Inevitablemente, esto afectará a la selección del repertorio.

P. La Banda de Música de Palencia, que este mes cumple 140 años, es una de las más longevas de España. ¿Este hecho ha sido determinante a la hora de ofrecerse para llevar su batuta?

R. Desde luego es una cuestión a tener en cuenta; siempre supone un reto estar al frente de una entidad cultural de tanto bagaje. Pero creo que no es determinante. En mi caso nunca me he decidido por un proyecto en base a lo que se haya hecho antes, sino por lo que creo que se puede conseguir en un futuro. En el caso de la Banda de Palencia, si se sigue contando con el apoyo del consistorio como hasta ahora, los horizontes son más que interesantes como para implicarse con ella.

P. Usted es director titular de la Banda de Música de Villanueva de Alcardete (Toledo) y de la Banda Municipal de Música de Lezuza (Albacete) y ha dejado esos puestos en excedencia para sustituir a Miguel Ángel Cantera, por lo que está de paso en la capital palentina. ¿Le gustaría quedarse en Palencia por un período largo?

R. En principio esa cuestión no depende de mí. Efectivamente, mi puesto es interino y siéndolo así mi trabajo es el de continuar con un proyecto que lleva manteniendo el maestro Cantera desde hace mucho tiempo, aportando mi firma artística durante el período que trabajemos juntos. En mi caso prefiero pensar en una evolución ensayo a ensayo, actuación a actuación.

P. ¿Qué novedades pretende introducir en el repertorio y puesta en escena de esta formación?, ¿cree que necesita revitalizarse?

R. Como todas las agrupaciones artísticas, por supuesto la Banda de Palencia necesita revitalizarse. Debemos estar en constante reciclaje y acorde a los tiempos que vienen, lo cual supone cambios casi a diario. En mente tengo tres premisas. La primera, fidelizar al público de la ciudad. Es decir, que anoten en su agenda nuestros conciertos porque les apetezca venir a vernos. La segunda, llegar hasta esa franja tan complicada de atraer hoy en día por las entidades culturales: los jóvenes-adolescentes. Y la tercera, explotar el hecho de que contamos con la única banda profesional de todo Castilla y León. Si ya somos una entidad referente en la capital, ¿por qué no en la provincia? y ¿por qué no en la comunidad?Para conseguir los objetivos, tengo claro que es necesario renovar el repertorio, apostando por programas innovadores de cara al público. Igualmente, la realización de conciertos enfocados a un público concreto. En mi opinión no es necesario que todos los conciertos sean una mezcla de obras de distintos estilos, sino que cada concierto tenga una línea argumental clara y apueste por una idea artística exacta. Y también es necesaria la confluencia con otras agrupaciones culturales: corales, grupos de teatro, compañías de danza, etc., pero también, y por qué no, con grupos de rock, compañías circenses, cómicos o cualquier otro tipo de sociedad artística.

P. ¿La contratación de más músicos sigue siendo una asignatura pendiente?

R. Por supuesto. El hecho de contar con una banda de estas características es algo que depende de un ayuntamiento implicado, y en Palencia podemos estar agradecidos. Este consistorio sostiene un proyecto cultural de calidad y hay que valorarlo. Ahora bien, desde el momento en que existe esa implicación, no sirve de mucho quedarse a medias. Es necesario llegar hasta el final para garantizar resultados de calidad.

P. ¿Qué número de integrantes sería el idóneo?

R. Es una pregunta complicada. Es obvio que lo importante no es la cantidad, sino el equilibrio entre las especialidades. Una banda con 25 miembros bien compensada siempre será mucho mejor que una de 45 que no lo está.Pero dicho esto, está claro que nuestro número (20 miembros) es excesivamente pequeño; no tengo los datos exactos, pero es probable que seamos la banda profesional más pequeña de España. Bajo mi punto de vista, 40 miembros sería una cifra ideal para poder abordar todo tipo de repertorio. Como tengo claro que doblar la cantidad de un cuerpo de repente puede parecer excesivo, en mis primeras propuestas estoy planteando la idea inicial de subir nuestro número en 7-8 miembros (poniéndonos en unos 27-28), que aunque siga siendo una cantidad muy baja, ya estaría cubriéndose algún sector de instrumentos cuya carencia es flagrante.

P. ¿Con qué objetivo cumplido se daría por satisfecho al frente de la banda palentina?

R. Como comentábamos antes, planteo un proyecto artístico a largo plazo, pero con objetivos a corto plazo; concierto a concierto. Para mí es importante ver cómo el público muestra satisfacción al final de cada actuación. Pero también los músicos. Es decir, si en cada pequeño paso que vamos dando el trabajo está bien hecho, estaremos cubriendo muchos objetivos: el artístico, el de nivel de calidad de la banda, el de nuestra conexión con el público, etc. Si alcanzamos muchos pequeños objetivos, estaremos alcanzando poco a poco otros más grandes.