Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“Queremos que Aguilar sea un pueblo vivo, lleno de actividades durante todo el año”

foto_alcaldesa_aguilar
Actualizado 19/12/2019 10:07:57
Redacción

Con la celebración del festival de cine y las actividades propias de las fechas navideñas, Aguilar echa el cierre a un 2019 marcado por una intensa agenda cultural. Ahora llega el momento de plantearse los propósitos para el año nuevo. La regidora, María José Ortega, apunta a la sanidad, vivienda o promoción turística como cuestiones llamadas a marcar la futura gestión municipal.

Pregunta. Una vez concluida una nueva edición del festival de cine, ¿qué lectura hace del mismo?

Respuesta. Este año creo que hemos dado un paso muy importante otorgándole una proyección internacional. El cambio de nombre nos ha confirmado que el camino tomado es el correcto y además este año ha habido una aceptación y afluencia muy importantes que ha sido muy bien recibida por los profesionales del cortometraje y del cine en general.

P. Ya son ya más de 30 años defendiendo el cine y, más concretamente, el cortometraje.

R. Hemos llegado a una etapa adulta, una edad en la que las personas están más asentadas y, a la vez, saben disfrutar de las cosas buenas. Son años en los que hemos podido codearnos con festivales como la Seminci y eso es un orgullo. Los primeros en reconocerlo han sido los propios creadores que han entendido que la forma de agradecer y reconocer al festival es competir en él igual que en otros de más alto nivel. Cuando hablamos de cortometraje hay quien cree que es una categoría inferior del cine y la duración no tiene nada que ver con la calidad de un trabajo.

P. En esta edición se ha reconocido precisamente la trayectoria de Javier Fesser, un director que nunca ha dejado de hacer cortometrajes.

R. A lo largo de los años hemos tenido importantes directores que nunca han dejado de hacer cortos, que han valorado el formato y que se han esforzado por dignificarle y darle calidad. Javier Fesser conoce bien Aguilar y sabe que el festival es un compromiso con el cortometraje y hablar de él a lo largo de su trayectoria es hablar de un cineasta con mayúsculas. Es una persona que, entre otras muchas virtudes, cree que el cine es el mensaje que quieres transmitir al público y ha sabido entender y exprimir al máximo lo que es una imagen ya sea desde el corto, el largo o el anuncio.

P. ¿Después de tantos años, todavía queda capacidad para seguir creciendo?

R. Creo que, a día de hoy, el festival no tiene límites, solo retos. Se puede pensar que crecer es aumentar el número de días de proyección, pero yo creo que no. Estamos creciendo en actividades paralelas, en calidad, experiencia y profesionalidad del equipo que hay detrás y en despertar la sensibilidad del público, especialmente del más joven. Y eso es consecuencia del trabajo de tantos años, de la participación de centros escolares y de padres que han entendido lo que puede suponer para sus hijos ir a las sesiones para ellos.

P. El festival, como viene siendo habitual, también supone el colofón a la oferta cultural del año en Aguilar.

R. Un buen libro empieza con una buena cita y finaliza con un desenlace sorprendente y eso mismo pasa en Aguilar: comienza con una buena cita, los carnavales, y finaliza con un desenlace de ensueño: el del festival, porque el cine precisamente lo que nos permite es soñar.

P. Para cerrar el año tan solo queda el epílogo de las fiestas navideñas.

R. Todos los municipios en estas fechas navideñas intentan brillar de una manera especial. Nosotros contamos con un programa lleno de propuestas pensadas para todos: actividades deportivas, culturales, de ocio y entretenimiento… de todo. Lo que buscamos es que el público en general, vecinos y visitantes, disfruten de Aguilar de una manera diferente.

Queremos que siempre haya algo diferente, que los aguilarenses tengan la sensación de que Aguilar es un pueblo vivo, lleno de actividades

Como alcaldesa debo tratar de mantener el equilibrio entre la respuesta a las necesidades de los servicios básicos, pero también con esa actividad que hace que el corazón de un municipio esté permanentemente latiendo.

Proyectos estratégicos

P. Una vez renovada la confianza del electorado en las pasadas elecciones, ¿qué retos se plantea para los próximos años?

R. Tengo la tranquilidad de cuatro años por delante para poder hacer cosas y pensar a largo plazo. Hay muchos proyectos. El centro logístico del polígono era uno de ellos, pero no se había avanzado y desde el ayuntamiento se destinó el dinero de planes provinciales para abordar una primera fase, que es muy importante y que viene a suponer un 50% del total para avanzar después con la Junta hacia una segunda fase que lo convierta en un centro de transporte. Aguilar ahora está limitada a las empresas implantadas aquí y el centro resulta fundamental para que lleguen otras y se instalen en una localidad que es un punto básico para el tránsito en la zona norte.

P. Recientemente se ha licitado la redacción de un proyecto tan importante como el nuevo centro de salud.

R. Hemos tratado de que todos entendiesen, desde los ciudadanos hasta la Junta, que había que programar inversiones razonables a largo plazo que diesen respuesta a las necesidades reales que tenemos. En principio, me costó muchísimo que entendiesen que había que trasladar el colegio de Educación Infantil junto al de Primaria. Tuve el apoyo de padres y profesorado, que entendieron que era lo correcto porque, además de unir a todo el equipo docente en un mismo espacio, dejábamos libre una parcela excepcional para el nuevo centro de salud. Se trata de la parcela ocupada también por el Ecyl y el Inem, lo que ha implicado también poner de acuerdo a muchas administraciones; para conseguirlo hemos hecho auténticos encajes de bolillos.

Creo que un centro de salud tiene que dar cabida a nuevas tecnologías y ser atractivo a los profesionales para que puedan venir a ejercer, para dar respuesta a las necesidades básicas de este medio rural que tantas cartillas tiene. Cuando, por fin, vimos que salía a licitación el proyecto básico y de ejecución, lo recibimos con satisfacción.

P. Otra de las grandes cuestiones es la despoblación.

R. A mí me gusta pensar en positivo, prefiero hablar del reto demográfico, quiero que la gente valore la oportunidad que supone vivir en el medio rural. Es verdad que la gente joven tiene inquietudes y quiere salir, muchos de ellos salen a estudiar; el reto es que vuelvan. Es cierto que hay que prepararse y formarse, pero se pueden hacer muchas cosas aquí, porque Aguilar es maravilloso. Con las nuevas tecnologías se puede trabajar perfectamente en grandes empresas sin salir de Aguilar e incluso llegar a una capital como Madrid en unas horas y volver en el día, si es necesario. Si a esto le sumamos la calidad de vida y la seguridad de un pueblo como el nuestro, con su calidad ambiental o su oferta cultural, quedarse aquí es una opción más que atractiva. En lo que a asistencia sanitaria se refiere, si además de contar con un nuevo centro, conseguimos que se firme el convenio con el Hospital de Reinosa, ya habremos también avanzado hacia un acceso a servicios fundamentales como el de en una gran ciudad.

P. ¿Y qué hace falta para que ese convenio se concrete?

R. Se está cuantificando y confiemos en que puedan llegar a un acuerdo y firmarlo. Parece ser que el servicio tendrá un coste superior a los dos millones de euros. Se ha avanzado y ya se sabe qué cartera de servicios van a ofrecerse, pero las cantidades barajadas son elevadas.

P. También en relación con la despoblación, otro de los problemas es la dificultad de acceso a la vivienda.

R. Hay mucha gente que no vive aquí pero tampoco la quiere alquilar. Creo que hay que ampliar la oferta de vivienda pública; a ver si conseguimos que las 19 viviendas que va a construir la Junta en las parcelas que le ha cedido el ayuntamiento salgan adelante. Pero el ayuntamiento está buscando alternativas para facilitar más vivienda pública. Tenemos espacios amplios susceptibles de hacer apartamentos en planta baja. Recientemente la Fundación Santísima Trinidad, en la que el ayuntamiento ostenta la presidencia, tenía un bajo, en el que se han hecho cuatro apartamentos. Una oportunidad estupenda para gente mayor en Aguilar, con dificultades de movilidad, o para gente joven que busque un apartamento asequible. Planteémonos que es un mercado muy atractivo en el que, conjugar iniciativas pública y privada, daría respuesta a esa necesidad.

P. Una de las formas de promoción de un territorio rural pasa por el impulso de la oferta turística, ¿hay aquí también estrategias a largo plazo?

R. El compromiso de Aguilar con el turismo va más allá de la cultura, la historia y el arte, la intención es poner en valor y conseguir que toda la oferta turística responda al gusto y a las demandas de todos los que puedan venir. Hay gente que le encanta el románico, hacer una ruta en bici, dar un paseo, o indagar en nuestra historia más lejana. No podemos limitarnos a un solo aspecto de todo el potencial turístico que tiene nuestra zona Por eso, uno de los compromisos más importantes es el centro de recepción de visitantes del Geoparque. Éste, pone en valor toda la historia de la zona porque engloba no solo la riqueza y el valor geológico, también la cultura y el arte; y ese es un proyecto a impulsar en los próximos años. Ya está hecho el proyecto en una parte del antiguo Colegio de La Compasión. Sería un concepto ampliado sobre un centro de interpretación, con una línea expositiva, talleres y formación.

P. ¿Cómo se imagina Aguilar al final de la legislatura?

R. Muchísimo mejor. Creo que tiene infinidad de posibilidades y este convencimiento es lo que me mueve todos los días