Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

La viuda del pintor Julio del Val dona una veintena de sus obras a la Diputación de Palencia

Entrega2_cuadros_Julio_del_Val
Actualizado 15/01/2020 12:43:57
Redacción

El sencillo y emotivo acto, que ha tenido lugar en el salón de actos de la institución provincial, ha contado con la participación de la diputada del área de Cultura, Deporte y Turismo, Carolina Valbuena, quien ha agradecido la donación y ha resaltado el gesto generoso de la viuda del artista, "síntoma del cariño por esta tierra que ambos compartieron". Julio del Val, que vivía a caballo entre Palencia y Fuentes de Valdepero, falleció en marzo de 2019.

El salón de actos de la Diputación de Palencia ha acogido esta mañana la entrega formal de una veintena de obras del pintor Julio del Val Arana, que su viuda —María Antonia Pastor Hernández— ha decidido donar a la institución provincial. Julio del Val, que vivía a caballo entre Palencia y Fuentes de Valdepero, falleció en marzo de 2019.

El sencillo y emotivo acto ha contado con la participación de la diputada provincial del área de Cultura, Deporte y Turismo, Carolina Valbuena, quien ha agradecido la donación y ha resaltado el gesto generoso de la viuda del artista, "síntoma del cariño por esta tierra que ambos compartieron".

Asimismo, valoró la atención que Julio del Val prestó a lugares emblemáticos de la provincia de Palencia para escoger los motivos de sus obras. En la colección donada a la Diputación se incluyen pinturas y dibujos en muy diversas técnicas (acuarelas, pasteles, grafitos sobre papel), así como una variedad de motivos y rincones, tanto de la ciudad de Palencia (Catedral, San Miguel, la Calle Mayor, Puentecillas) como de otros municipios de la provincia: Aguilar de Campo, Ampudia, Baltanás, Brañosera, Nogales de Pisuerga, Valoria del Alcor, San Cebrián de Mudá o Herrera de Pisuerga, su localidad natal. Hijo y nieto de médicos, Julio del Val fue una persona muy popular en Palencia, no solo por su dedicación artística, sino también por su trabajo como médico —fue jefe clínico del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Río Carrión—, así como por su habitual colaboración en medios de comunicación y proyectos culturales diversos.