Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

Protesta pacífica para detener la tala de 73 árboles en Los Jardinillos

portada-noticia_1
Actualizado 16/01/2020 10:45:00
Redacción

El artista Abbé Nozal impulsa esta quedada que arrancó el 29 de diciembre del año pasado.

Una silla, una manta y un libro son las tres “armas” que utilizan cada domingo un grupo de vecinos de la capital palentina para protestar por la anunciada tala de 73 árboles en Los Jardinillos, una actuación prevista en el proyecto de reforma de este parque que resultó ganador del concurso convocado por el Ayuntamiento para tal fin.

La quedada pacífica en este emblemático paraje de la ciudad, que se inició el 29 de diciembre del pasado año, ha sido impulsada por el artista Abbé Nozal. “Mi decisión es personal, ajena a toda consigna política. Actúo como ciudadano cabreado pidiéndole al señor alcalde que reconsidere la tala de 73 árboles y pida disculpas. Pues esos 73 árboles de los Jardinillos son nuestros, de todos los ciudadanos”, ha subrayado el promotor de esta protesta a la que se suman cada domingo, desde las 12 hasta la una del mediodía —“así llueva o escampe, salga el sol o baile la nieve”—, más seguidores, algunos de ellos con sus mascotas.

“Pedimos al señor alcalde que no tale ningún árbol de los 73 señalados, pues ni están enfermos ni evidencian riesgo alguno. Sugerimos que inste al técnico responsable a que modifique el diseño respetando los árboles (sensibilidad que debía suponerse en cualquier arquitecto encargado de mejorar un parque). Y alentamos a realizar labores de mantenimiento que eliminen maleza sobrante y detengan el deterioro de Los Jardinillos, abandonado a su suerte en estos últimos ocho años”, propone Nozal.

Además, reclama al regidor municipal, Mario Simón, de Ciudadanos, “que se disculpe públicamente por dirigirse a los palentinos como si fuéramos tontos, explicando la tala con falsedad, medias verdades y subterfugios de lenguaje que nadie se merece”.

“Vayamos a Los Jardinillos cada domingo, uno tras otro, hasta que el Ayuntamiento cancele la tala de esos 73 árboles. Vayamos para decir no a la tala”, insta Nozal a la ciudadanía. “Por el recuerdo imborrable de nuestros padres paseando a la sombra de esos árboles, digamos no. Por los amigos temporalmente ausentes, digamos no. Por nuestra familia futura, digamos no. Sencillamente, por dignidad, digamos no”, proclama el impulsor de esta concentración pública.