Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“La Educación Musical es un ‘Valor’, y como todos los valores que tenemos en la sociedad, están en declive”

Carrion_1
Actualizado 21/01/2020 09:46:01
Beatriz Vallejo

Constancia, hábito y esfuerzo, son las cualidades que debe de tener un pianista según Juan García Cantalapiedra (Valladolid, 1962). Maestro artesano, creador y director del único Máster Mundial de “Especialista Universitario en Afinación, Reparación y Mantenimiento de Pianos” en la Universidad Europea Miguel Cervantes asegura que todas las personas, pueden ser capaces de hacer música con algún instrumento, así como de afinar un piano. Cantalapiedra, que inició sus estudios de música a los diez años, señala que en nuestro país, se necesita más Formación Profesional, sobre todo para llegar a aquellos jóvenes y personas que no se adaptan a los estandartes habituales de edad/curso, y necesitan más tiempo para llenar su capacidad intelectual.

Pregunta: ¿Nos podría describir el primer recuerdo que tiene de sus inicios con la música y del contacto con el piano? ¿Qué o quién impulsó este comienzo?

Respuesta: Comencé a estudiar música en el colegio a los 10 años, asignatura obligatoria, y disciplina exitosa hoy día, en los países más avanzados del mundo; que se refleja en todos los órdenes de la vida. Mi primer instrumento fue de tecla y viento, poco conocido, se llama melódica, con sistema de lengüetas parecido al acordeón, pero mucho más pequeño. Gracias a la insistencia de mi padre, los curas me hicieron partícipe en la Eucaristía de los viernes, acompañando con la batería a un fraile acordeonista.

P: ¿Por qué el piano y no otro instrumento musical?

R: Sin duda, mi instrumento preferido fue el órgano litúrgico, por su grandeza acústica y espiritual; pero no habiendo dicha disciplina en el Conservatorio de Música de Valladolid, me decanté por otro instrumento de tecla, que nada tiene que ver… El piano me ofrecía la posibilidad de poder estudiar en casa, sin tener que desplazarme a San Benito y no pasar tanto frio en el templo. De forma definitiva, llegué al convencimiento de cambiar al piano, al darme cuenta de la dinámica tan íntima y sutil, que podía interpretar, solo con la ayuda de mis dedos.

P: ¿Qué cualidades debe tener un pianista?

R: Todas las personas, pueden ser capaces de hacer música con algún instrumento, así como de afinar un piano. Las mejores cualidades para ser pianista son la constancia, el hábito y el esfuerzo. Como decía un gran maestro: “tocar, tocar y tocar”.

P: Maestro artesano y creador y director del único Master Mundial de ‘Especialista Universitario en Afinación, Reparación y Mantenimiento de Pianos’… ¿existía un desfase formativo en relación a esta cuestión en nuestro país?

R: Si, había un desfase formativo hasta 2008. La Universidad Europea Miguel de Cervantes me dio la oportunidad de desarrollar esta formación, mediante un Posgrado de Especialista. Este mismo año, también empecé a desarrollar otro proyecto en el Ministerio de Educación y Cultura: el Catálogo de Cualificaciones de Formación Profesional, que se concluyó en 2011.

P: ¿Cuál cree que es más necesaria en el sistema educativo español; la Formación Profesional o la Universitaria?

R: En general, en nuestro país, se necesita más Formación Profesional, sobre todo para llegar a aquellos jóvenes y personas que no se adaptan a los estandartes habituales de edad/curso, y necesitan más tiempo para llenar su capacidad intelectual. En nuestro caso particular, no es necesario, ya que algunos de nuestros alumnos, sin tener el acceso a la Universidad, han realizado nuestro Posgrado, con solo tener la ESO, obteniendo un Certificado de Aprovechamiento Universitario, “Sin Título Universitario”. La formación es la misma, pero se les abre un futuro lleno de oportunidades. Esto solo es posible, con la ayuda de la empresa privada (la nuestra) y por supuesto con la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Nuestro Posgrado es un curso de formación continua, en el que el alumno maneja la herramienta y está en el taller desde el primer día, no mirando, sino participando de forma activa. De las 1000 horas que se compone el curso, 500 las pasa en el taller y aula de extensión universitaria, y las restantes 500, trabajando como un profesional, (prácticas profesionales-asignatura lectiva) en un Conservatorio Oficial. Nuestra Universidad, tiene convenios de colaboración con casi todos los Conservatorios de España y muchos talleres. Es política fundamental de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, fomentar el empleo de calidad, preparando a nuestros alumnos en la excelencia.

P: ¿Es fácil que sus alumnos encuentren trabajo cuando terminan la formación con usted?

R: Sin duda, nuestro prestigio es un referente en Europa, y llegan alumnos del mundo entero.

P: ¿Qué destino tienen los pianos que repara usted con ayuda de sus alumnos?

R: Muchos de los pianos que entran en nuestros talleres, tienen dueño y retornan a su propietario una vez finalizado el trabajo. Otros, compramos para restaurar y ponemos a la venta en las empresas que colaboran con este proyecto de formación. Los beneficios sirven para continuar sufragando gastos en equipamiento, empleados de servicios como el transporte, que es muy costoso, y mejora e inversión de instalaciones.

P: ¿Cree que en la industria de la Música se está reciclando?

R: Supongo que como en todas las industrias, esto se pretende. Pero no es posible. Si trabajamos con un producto de calidad ya producido, no se contamina nada. Sin embargo, si hay que producirlo, se contamina. Nuestra filosofía, precisamente consiste desde hace más de 15 años, en reciclar, no solo por salvar nuestro planeta para futuras generaciones, sino porque lo que se fabricaba antes, al menos en nuestros pianos supera con creces la calidad de un piano globalizado de los mercados asiáticos.

P: ¿En qué estado de salud se encuentra la Educación Musical en España? ¿Existe una crisis en lo que a enseñanzas musicales se refiere?

R: La Educación Musical es un “Valor”, y como todos los valores que tenemos en la sociedad, están en declive. Ahora “todo vale”. La Música no sabe de crisis, la necesitamos para vivir como el agua. ¿Usted se imagina el mundo sin Música?, otra cosa es hacer Música, cuesta un poco, sin embargo estar todo el día entretenido con el ordenador, es muy fácil, te lo dan todo hecho, y sin esfuerzo. Es cierto que a los profesores de los conservatorios les han hecho bajar el nivel de exigencia para no suspender a la mayoría, y los padres no invierten en un buen instrumento.

P: ¿Qué cree que es lo más importante de la Educación Musical?

R: El comienzo a edad temprana, y que los maestros disfruten y hagan disfrutar a los alumnos.

P: ¿Cuál es la actividad que siente que más conecta a los alumnos con la música?

R: La participación, el conjunto instrumental, y el diálogo entre instrumentos.

P: En cuanto a dinámicas y formas de preparar las clases ¿qué le gusta implementar como docente?

R: En el Posgrado que dirijo, trato de activar la polivalencia del alumno, ya que cada piano es diferente, y la reparación o restauración, requiere ser versátil y adaptarse a múltiples desavenencias, encontrando el camino más fácil, rápido y seguro. Resumiendo: eficacia, eficiencia y efectividad.

P: ¿Qué piensa del trato que se tiene a la música en nuestro país como parte de la cultura?

R: Esto es meterse en política, y surgen sentimientos contradictorios.

P: Como curiosidad… ¿cuál es la pieza estrella entre sus pianos?

R: Los pianos que restauro son como una parte de mí. ¿Usted le preguntaría a un Padre, cuál es su hijo favorito?