Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

La mirada de la fotógrafa Mirta Rojo llega a la Fundación Díaz Caneja de la mano de la Muestra de Cine Internacional

Mirta_Rojo_-_foto_de_Edu_Orozco
Actualizado 13/02/2020 12:40:26
Redacción

La retrospectiva ‘1.821 disparos. Retratando la euforia’ reúne una selección de 43 instantáneas que Mirta Rojo realizó para el Instagram de la Academia de Cine en la entrega de los Premios Goya durante el pasado año. Se podrá visitar hasta el 1 de marzo.

“Tiene una mirada única para captar el detalle y las emociones íntimas del retratado”. Con estas palabras han definido el trabajo de la fotógrafa palentina, Mirta Rojo (1986), que de la mano de la Muestra de Cine Internacional de Palencia presentará mañana sábado, 8 de febrero, (12:00 horas) en la Fundación Díaz-Caneja la exposición ‘1.821 disparos. Retratando la euforia’, una selección de las fotografías que realizó para el Instagram de la Academia de Cine en la entrega de los Premios Goya del pasado año.

La muestra, que reúne un total de 43 instantáneas, es su primera exposición en Palencia, circunstancia que le hace especial ilusión. “Me ha emocionado que la Muestra de Cine haya contado conmigo. Es una oportunidad para mostrar mi trabajo por primera vez en mi tierra y no encuentro mejor manera para hacerlo que aunando cine y fotografía”, resalta la palentina.

Rosy de Palma, Loles León, Eduardo Casanova, Belén Rueda, Pedro Almodóvar y un largo etcétera aparecen retratados en esta serie de fotografías resultantes de 1.821 disparos. “Fue una locura, pero también ha sido una de las veces en las que más he disfrutado de mi trabajo… fue emocionante”, reitera la fotógrafa al mismo tiempo que recuerda que fue un proyecto que le llevó muchas horas previas. “Además de las horas in situ, el esfuerzo fue previo. Tuve que idear el set, su decoración, su iluminación… Recreé un bodegón con bustos de mujeres y con peanas de diferentes alturas para que fuese más estético… La verdad es que gustó la idea y el homenaje que quise hacer a las mujeres”, manifiesta la palentina a la vez que asegura que su trabajo ha sumado y en Palencia, concretamente, ha tenido una gran repercusión mediática.

Recuerda de aquella jornada de intenso trabajo algunas anécdotas: “El desparpajo con el que se movieron por un set tan pequeño León y De Palma, la reacción de Casanova cuando vio el montaje o cuando le pedí a Pedro Almodóvar que se quitara las gafas de sol sin saber que es fotosensible…”, aunque también reconoce que le dio mucha rabia no poder captar a Rosalía o Penélope Cruz.

La fotógrafa, que estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid y que lleva más de 10 años instalada en Madrid, se ha forjado un prestigio en el campo de la imagen tras haber trabajado en el estudio de Manolo Yllera y para la editorial internacional de revistas Condé Nast (‘Vogue’, ‘GQ’, ‘Traveler’, ‘S Moda’, ‘AD’, ‘El País Semanal’ y un largo etcétera). Moda, decoración, gastronomía… ocupan el objetivo de su cámara desde el estudio. “Trabajar para redes sociales como en los Goya o para estudio entraña diferencias. Los tiempos, la postproducción, las luces… En estudio todo se retoca, es un pulido…”, concreta inmersa en un trabajo para El Corte Inglés.

También Rojo, que confiesa que sus grandes faros en la inspiración han sido Edward Steichen, Fabrice Bouquet, Manolo Yllera y sus compañeros de ‘Vogue’, ha probado con foto fija para la serie ‘Valeria’, de Netflix, y ha tenido la oportunidad de participar en Uganda captando el rodaje de una película desde dentro. “Me encantó esta experiencia, nunca lo había hecho. Es otra manera de trabajar, en los rodajes no se puede molestar, te tienes que mover de otra manera y cada minuto que corre es importante”, asegura aunque, sin embargo, no se encontró tan suelta como cuando trabaja para decoración o moda.

También dicen de ella que tiene “una gran capacidad para fotografiar la elegancia atemporal y el glamour; rasgos que componen sus imágenes” y el público tiene la oportunidad de contemplarlas en la exposición que se puede visitar hasta el domingo, 1 de marzo. El horario de apertura de la Fundación Díaz-Caneja es de martes a viernes, de 9:30 a 14:00 y de 18:00 a 21:30 horas; los sábados, de 12:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:30 horas; y domingos y festivos, de 12:00 a 14:00 horas. Los lunes permanece cerrado.