Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“El violonchelo es un apéndice más de mi cuerpo”

ElChelista
El Chelista presentará el 6 de marzo en el bar Universonoro de Palencia su nuevo trabajo. NATALIA RODRÍGUEZ
Actualizado 14/02/2020 19:54:31
Jose Rojo

‘El Chelista’, o lo que es lo mismo Daniel Acebes Pardo (Palencia, 1988), lanzará al mercado el 28 de febrero su primer LP: ‘Guerra Santa’. Su carta de presentación se escribirá ese mismo día en un concierto que ofrecerá en Valladolid (El Tío Molonio, 20.30 horas) y en el que también actuará el grupo Niños Perdidos. Al día siguiente recalará en solitario en León (Babylon León, 20.00 h.) y el 6 de marzo hará lo propio en su tierra natal (Bar Universonoro, 21.00 h.) para, posteriormente, continuar con su gira nacional.

Este virtuoso del chelo inició los estudios de grado elemental y medil de este instrumento en la capital palentina, finalizó el grado superior en Castellón y amplió su formación con dos Master en Alemania.

Acebes fundó en 2007 junto al también chelista Toni Roig el Dúo Acordes, con el que ganaron dos ediciones del programa ‘Tú sí que vales’ de Telecinco. Una formación con la que sigue actuando, al igual que con la banda palentina Chelo Submarine y con su hermano Fidel en el dúo Ortega y Cajal.

Este músico y compositor reside actualmente en Bilbao, ya que su orquesta sinfónica le contrata desde hace dos años en función de las necesidades de la misma. “No podría vivir sin mi carrera en solitario ni sin tocar en sinfónicas”, declara.

JOSE ROJO

Pregunta. Desde que finalizó sus estudios musicales, no le ha faltado trabajo.

Respuesta. La verdad es que no. De hecho, en Alemania compaginé los dos últimos años de estudios con contratos en distintas orquestas.

P. ¿Por qué decidió regresar a España tras permanecer ocho años en Alemania?

R. Desde luego que no fue por falta de trabajo. Quería volver a España porque no me veía viviendo en Alemania. Era duro vivir allí el día a día; no hay sol; la gente es como es,… No me arrepiento de haber tomado esa decisión. Necesitaba componer y yo compongo en español [risas].

P. En marzo lanzará al mercado ‘Guerra Santa’, “una oda al desamor y a los reproches”, como usted mismo describe, con 10 temas. ¿Tan mal le ha ido en las relaciones?

R. No me ha ido mal, pero casi todas las grandes canciones vienen de la nostalgia y del sufrimiento, de los sentimientos negativos. Algunas letras del disco son autobiográficas, pero otras las he sacado de cosas que he leído o que he escuchado.

P. ¿Satisfecho con el resultado final?

R. Mucho. Era un disco un poco arriesgado porque he producido todos los temas y he tocado casi todos los instrumentos que suenan en él. Y estoy muy contento porque lo he grabado en los estudios Eldana de Dueñas. Mi primer trabajo discográfico fue un EP de cinco temas, titulado ‘Volumen I’ (2018), lo grabé en Madrid con un productor de prestigio Candy Caramelo – músico con Andrés Calamaro, Fito & Fitipaldis y Dani Martín, entre otros– y con este repertorio he estado girando hasta el año pasado; por cierto, está en ‘Spotify’ y sigue a la venta. Y ahora me apetecía grabar mi primer disco de larga duración en un estudio de confianza, con Jorge Calderón y Alfonso Abab, que me han dejado plena libertad para todo.

P. Ha puesto un precio de 999 euros al disco físico –el más caro de la historia discográfica española– para denunciar las piedras del camino de un artista independiente a la hora de sacar adelante sus proyectos.

R. Hoy apenas se compra música y casi nadie tiene un reproductor para escuchar el disco físico; incluso los coches nuevos vienen sin ese aparato.

Yo no tengo sello discográfico, por lo que todo el trabajo que conlleva hacer un disco y promocionarlo lo hago yo. Y mi idea era: ya que no voy a sacar dinero con su venta, ni me va a dar de comer, voy a poner un precio desorbitado y si a alguien le interesa comprarlo, pues bienvenido sea ese dinero [risas].

P. ¿Nadie se ha ofrecido para representarle?

R. Ahora sólo llaman a la puerta cuando uno es conocido o tiene muchos ‘followers’ –seguidores–. Hoy las discográficas ya no apuestan por un diamante en bruto, sino que uno tiene que currárselo solo y, una vez que ya alguien haya recorrido por su cuenta un largo camino, es cuando surge el interés por él. Pero es un tema que a mí no me preocupa. Yo sigo trabajando para orquestas y con mi proyecto personal.

P. ¿‘Guerra Santa’ se distancia de ‘Volumen I’?

R. Bueno, es una evolución. El sonido del EP es más pop-rock y ‘Guerra Santa’ tiene más influencias americanas, es más eléctrico, hay letras más oscuras, más blues, y, sobre todo, más variedad: baladas, rock duro, guiños de música clásica,… Creo que es un disco muy completo, donde cada canción es un pequeño mundo.

P. ¿Qué cree que puede aportar El Chelista a la música?

R. Quizás, la utilización del violonchelo como instrumento de una banda de rock. Hay algunos grupos británicos que usan chelos eléctricos en sus conciertos; en España también lo hacen pero de forma muy excepcional.

P. ¿Alguien le ha dicho que en directo le recuerda a Ara Malikian, éste con el violín y usted con el chelo?

R. Quizás por los rizos [risas]. Nos parecemos en que los dos utilizamos instrumentos de cuerda, poco más. Malikian hace música instrumental y sus arreglos son de estilo folk y árabe; yo hago rock and roll con una banda detrás y utilizo los instrumentos para apoyar los temas que canto.

P. ¿Cómo se consigue manejar el chelo, un instrumento tan voluminoso, con tanta destreza y talento? ¿Es como un apéndice más de su cuerpo?

R. Claro, claro. Tengo 31 años y llevo desde los 7 tocando el chelo, y los últimos 15 le he dedicado muchísimas horas al día. No puedo vivir sin él; es, como dices, como un apéndice más de mi cuerpo.

Con las sinfónicas utilizo el instrumento clásico, que es el bueno, el ortodoxo y el que más vale, pero en los conciertos de rock, aunque también suelo usar el clásico, me decanto más por el eléctrico porque te permite más movilidad, puedes tocarlo de pie, tiene un enganche como una guitarra eléctrica, puedes usar pedales de efectos… Y, al final, da mayor versatilidad a la hora de tocar rock.

P. Con el Dúo Acordes, junto a Toni Roig, ganaron las ediciones de 2008 y 2012 del concurso ‘Tú sí que vales’ de Telecinco. ¿Pensaron que iba a ser el trampolín definitivo para encarrilar una carrera profesional?

R. Francamente, las actuaciones en ese concurso no reflejaban nuestras dedicaciones musicales, que se ceñían exclusivamente a la música clásica. En algún momento sí nos planteamos hacer un repertorio amplio de ese estilo para teatros, pero teníamos 20 años y nuestra intención era seguir formándonos.

Lo cierto es que hicimos bastantes bolos por toda la geografía española y en otros países (Catar, Kuwait, Francia, Alemania,…) y el dinero que ganamos tanto en el concurso como en esos conciertos, en mi caso me sirvió para pagarme los estudios en Alemania y comprar el chelo con el que ahora toco. Toni, por ejemplo, ahora está trabajando en la Filarmónica de Hong Kong.

P. A raíz de ese éxito televisivo, participasteis en grandes conciertos. ¿Cuál le dejó mejor sabor de boca?

R. El concierto del Palacio de los Deportes de Madrid, hoy WiZink Center, en el que tocaron Hombres G, Pereza, Estopa,… Me impresionó que dos violonchelos pudiéramos actuar ante 18.000 personas.

P. ¿Su apuesta en solitario es una huida de los grupos?

R. No. Al final, en mi proyecto personal necesito tocar con banda. En los grupos en los que he tocado casi siempre eran arreglos o versiones de otros temas. Y yo tenía algo más dentro que quería exteriorizar, tenía que componer mis propias canciones y cantarlas.

P. ¿El Dúo Acordes está disuelto o aparcado?

R. Toni ya tiene su vida en Hong Kong y cuando pasa una temporada en España siempre nos juntamos porque afortunadamente no nos faltan conciertos. Ahí seguimos tan contentos.

P. ¿Sigue vinculado a las formaciones Ortega y Cajal y Chelo Submarine?

R. Sí. Ortega y Cajal surgió en Alemania con el guitarrista Iñaki Ochoa y ahora lo hago con mi hermano Fidel, que toca la guitarra, pero con la misma filosofía: hacer versiones de rock. Al igual que con Chelo Submarine, que somos tres chelos, cajón flamenco y yo a la voz.

P. ¿Prefiere las colaboraciones ocasionales con cantantes y bandas?

R. Todo se puede compaginar. Yo no digo no a nada. En este momento estoy dedicando más tiempo a mi proyecto en solitario porque hoy es de lo que más orgulloso me siento, pero sigo tocando con Chelo Submarine y con mi hermano. Yo toco donde me llaman y lo bueno es que no me faltan sitios donde tocar.

P. ¿Le entristece el actual panorama musical de España?

R. Hay cosas que me entristecen, otras que me gustan y otras que me cabrean, pero como ha ocurrido siempre en la industria discográfica. Hay que olvidarnos del sistema y seguir quitando piedras del camino porque de nada sirve quejarse.

P. ¿Ve a Palencia dinamizarse culturalmente?

R. Yo veo a Palencia poco dinamizada como ciudad, pero a nivel cultural está muy bien dotada. Quizás en los momentos de crisis es cuando la cultura emerge y se vuelve más subversiva. Lo cierto es que en Palencia en el plano musical tenemos la suerte de que conviven diversidad de estilos: hip hop, rock, pop, heavy, folk,… Grupos y artistas con mucha calidad.

P. El bar Universonoro le abre las puertas el 6 de marzo para presentar ‘Guerra santa’.

R. Me ilusiona mucho. Tengo muchas ganas de hacer ese concierto. Para mí es como la Plaza Grande. El ‘Uni’ es un sitio al que voy con bastante frecuencia a tomar algo y donde Juan Cruz nos trata siempre muy bien. A ese concierto irán a verme mi familia, mis amigos,… y seguramente contaré con algún colaborador. Es el concierto que tengo remarcado en mi calendario.

P. Y, a partir de ahora, ¿a ver cómo le va su carrera en solitario, y con nuevo disco, y a seguir tocando para sinfónicas?

R. Así es. Me encanta compaginar ambas cosas. No podría vivir sin ninguna de las dos. Reconozco que tengo mucha suerte al no tener que elegir entre una y otra. ¡Estoy encantado de la vida!

Eso sí, espero que el disco tengo buena acogida, que se hable de él y que proyecte mi carrera a nivel nacional para que la gente vea lo que puede llegar a hacerse con un violonchelo.

Personalísimo

“Soy perseverante y obsesivo”

- Signo del horóscopo… Géminis.

- Vicio confesable… Ver ‘Sálvame’.

- Película para recordar… ‘El Padrino’.

- Actor… Robert de Niro.

- Actriz… Mira Sorvino.

- Animal… El oso.

- Color… Negro.

- Libro predilecto… ‘Cien años de soledad’.

- Coche que tiene… Ninguno, soy músico [risas].

- En cuestión de cocina se muere por… La pasta.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘What is love’, de Haddaway.

- En su relación con las personas no soporta… La ineficacia en el trabajo.

- Por el contrario, valora… La bondad.

- Siente envidia sana por… Toda la gente que triunfa con sus canciones.

- Rasgo que le define… Perseverante.

- Su gran defecto… Obsesivo.

- Su mejor sueño… Poder llegar al mayor número posible de gente con mi música.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Los ojos.

- Los sábados por la noche disfruta… Normalmente quedando con los amigos para tomar algo.

- El rincón favorito de su casa es… Donde esté mi chelo.

- De Palencia no aguanta… Pensar que somos menos que alguien.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… La nobleza. No hay “postureo”, no hay dobleces.