Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

La Diputación expone las obras de arte adquiridas o donadas a la institución desde 2018

Inauguracion2_exposicion_Ultimas_17-2-2020
Actualizado 17/02/2020 14:21:24
Redacción

La presidenta de la Institución, Ángeles Armisén, ha inaugurado hoy en el Centro Cultural Provincial una exposición con las obras de arte adquiridas o recibidas en donación por esta institución desde 2018, un conjunto de treinta y siete piezas que el público podrá visitar hasta el domingo 8 de marzo. Una de las piezas sobresalientes es un retrato del pintor palentino Casado del Alisal firmado y fechado por Asterio Mañanós en 1887.

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha inaugurado hoy en el Centro Cultural Provincial una exposición con las obras de arte adquiridas o recibidas en donación por esta institución desde 2018, un conjunto de treinta y siete piezas que el público podrá visitar hasta el domingo 8 de marzo. Al acto han acudido, además de la diputada provincial del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Carolina Valbuena, otras autoridades locales y provinciales, así como personalidades de la cultura palentina.

Entre las obras expuestas sobresale un retrato al pintor palentino José Casado del Alisal (Villada, 1831-Madrid, 1886) fechado y firmado en 1887 por otro gran artista de esta provincia, Asterio Mañanós (Palencia, 1861- Madrid, ¿1935?). El Ministerio de Cultura y Deportes se dirigió en julio de 2018 a la Diputación de Palencia para informar de la aprobación del permiso de exportación de un anticuario de este óleo, que valoraba en 3.500 euros. Según la normativa vigente, esa solicitud supone una oferta de venta irrevocable a favor del Estado, por lo que la Diputación se dirigió al Ministerio de Cultura para solicitar la adquisición a su favor. Un segundo retrato de Mañanós —al industrial pirotécnico Bonifacio Alonso— puede verse en la exposición, gracias a la donación de sus nietas, Cristina y Carmina García Alonso, residentes en Barcelona.

GENEROSIDAD. Ángeles Armisén ha destacado que la muestra constituye una ocasión excepcional de conocer interesantes pinturas que han pasado recientemente a formar parte del patrimonio artístico de la Diputación de Palencia, formado por más de seiscientas piezas, que normalmente se encuentran distribuidas por los despachos de trabajo y dependencias públicas de esta administración. La presidenta de la institución valoró la diversidad y la calidad de las obras adquiridas y donadas que se exponen, al tiempo que agradeció la generosa donación de obras de autores palentinos por parte de particulares, así como de algunos de los propios artistas representados en la muestra.

Es el caso, por ejemplo, de Águeda de la Pisa, Premio Castilla y León de las Artes en 2015, que donó uno de los dos cuadros que pueden verse en la exposición, coincidiendo con la muestra individual Todo lo exterior se volvió sueño que ese mismo Centro Cultural acogió hace dos años; o del cotizado artista Alberto Reguera, una de cuyas obras también donó a la Diputación tras su reciente (octubre de 2019) exposición individual El horizonte desbordado en ese mismo recinto.

Otros artistas que han donado obra a la institución y que están representados en la muestra son Santiago Font —con su cuadro Catedral II—, José María Manzano —con un paisaje al óleo del pico Curavacas— José María Paniagua, con una acuarela y un óleo inspirados en dos localidades de Tierra de Campos (Fuentes de Nava y Becerril de Campos). También son donaciones de los propios artistas y se incluyen en la exposición sendas muestras del trabajo fotográfico de Tino Soriano y Díaz Burgos, galardonados con el Premio Nacional ‘Piedad Isla’ en los años 2017 y 2018, respectivamente.

Más recientes son las donaciones de tres cuadros exhibidos efectuadas por el matrimonio de palentinos Julio Rodríguez de Miguel y Carmen Robles Zarzosa —sendos óleos de Ricardo Cesteros y Pedro Mozos, y una acuarela de Jesús Meneses— y de una veintena de obras en técnicas diversas del médico y pintor Julio del Val, fallecido hace apenas un año, que donó a la Diputación su viuda, María Antonia Pastor. La muestra se completa con un paisaje al óleo de gran formato (166x220 cm.) de la Montaña Palentina —Mirador Las Matas— obra de Miguel Macho adquirida recientemente por la Diputación, al igual que otro paisaje, pero en acuarela y de Torremormojón, pintado por Carlos Enrique Rodríguez.

UNA COLECCIÓN DE TODOS. La Diputación de Palencia posee más de seiscientos objetos artísticos, en su mayoría pinturas en la más amplia acepción de la palabra. Buena parte de la colección decora el magnífico edificio sede de la institución, el Palacio Provincial, levantado entre 1906 y 1914 con proyecto y dirección del arquitecto palentino Jerónimo Arroyo (1871-1946). Pionera en la idea de un museo de artistas palentinos, la Diputación fue adquiriendo obras, algunas de las cuales se perdieron en el grave incendio del palacio en la Nochebuena de 1966. A las obras que sobrevivieron al siniestro se fueron incorporado otras muchas mediante compra o donación para decorar despachos y otras dependencias del edificio. Con posterioridad, la política de becas, heredera de las pensiones para artistas concedidas desde principio del siglo XX, también motivó donaciones a la Diputación por parte de los artistas becados.

Con la llegada hace cuatro décadas del nuevo régimen democrático, se produjo —al igual que en toda España—, un aprecio de las manifestaciones culturales y autóctonas. La mirada hacia los artistas palentinos, contemporáneos o de siglos pasados, hizo que la Diputación, fundamentalmente a través del Departamento de Cultura, iniciase la búsqueda de obras, y paralelamente, al conocerse este hecho, que galeristas y coleccionistas ofreciesen obras de artistas palentinos o de temática palentina a la institución, que adquirió así obras cuando se estimaron de interés y por un precio razonable.

Junto a estas adquisiciones y a las obras regaladas por los becarios, la Diputación se ha beneficiado tradicionalmente de una tercera vía para la llegada de obras de arte: la donación de particulares. Hace décadas llegó así parte de la testamentaria de Casado del Alisal y, posteriormente, obras del escultor Victorio Macho (Palencia, 1887-Toledo, 1966) y de Juan Manuel Díaz-Caneja (Palencia, 1905-Madrid, 1988). Asimismo, desde la inauguración del Centro Cultural Provincial y su sala de exposiciones, los artistas que exponen en ella donan una obra a la Diputación, lo que ha permitido incrementar notablemente un patrimonio que pertenece a todos los palentinos.

De valor, interés y calidad desiguales, la pinacoteca de la Diputación se halla distribuida por los distintos despachos y salas, tanto de representación como de trabajo, de sus diferentes edificios, además de almacenarse algunas por diferentes motivos. Por ese motivo, no es posible contemplar ya en conjunto la colección, si bien exposiciones temporales como la inaugurada hoy agrupan una parte de la obra con algún criterio y constituyen la única forma de poder ofrecerla al público para su aprecio y disfrute.