Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

EL CAMPO

“La subida del SMI implica la subida de salarios de trabajadores agrícolas en más del 25%”

agriculturaAsaja
Actualizado 02/03/2020 10:32:16
Redacción

Los responsables de las OPAS (Organizaciones Profesionales Agrarias) de la provincia de Palencia –ASAJA, UPA, COAG y UCCL– hablan en el periódico CARRIÓN sobre la actual situación del campo, aportando medidas susceptibles de favorecer al sector primario, y del futuro de la PAC (Política Agraria Común).

PREGUNTAS: 1. El campo español ha salido a las calles para denunciar la precaria situación que está viviendo. ¿El colectivo agroganadero está perdiendo su dignidad laboral?

2. ¿Qué primeras medidas deberían adoptarse para equilibrar la balanza?

3. La subida del salario mínimo también afectará a los propietarios de las explotaciones que precisen de una mayor contratación de personal. ¿Dicho incremento tendrá un efecto negativo sobre el sector primario de la provincia?

4. Hoy por hoy, ¿qué cultivos y explotaciones ganaderas son las que salen más rentables a los profesionales del campo palentino?

5. Parece ser que el Ministerio de Agricultura pretende reducir la complejidad administrativa de la aplicación de la PAC para la campaña de 2020. ¿Cómo ve las modificaciones anunciadas?

6. ¿La próxima reforma de la política agraria de Bruselas llegará con un recorte histórico de fondos?

Honorato Meneses-ASAJA

1. La agricultura y la ganadería vienen sufriendo una campaña de desprestigio y criminalización. Nos acusan de ser responsables del cambio climático y de contaminar. Son acusaciones inciertas, porque no somos, ni de lejos, la actividad más contaminante que existe, ya que el transporte o la industria, por poner solo dos ejemplos, lo son mucho más. Quienes atacan al sector se olvidan de que la sociedad, gracias a agricultores y ganaderos, dispone de alimentos sanos, de calidad y a precios asequibles, y que además contribuyen a la sostenibilidad del medio ambiente. A ello hay que añadir los bajos precios percibidos por el sector primario y las prohibiciones en el uso de materias activas para poder desarrollar nuestro trabajo. Somos un sector muy profesional, pero todos estos condicionantes nos limitan enormemente en el desarrollo de nuestra labor. Por eso hemos salido a la calle y estamos llevando a cabo una campaña de protestas a nivel nacional. En Palencia nos manifestamos el 30 de enero, pero el campo palentino seguirá movilizándose.

2. El Gobierno debe contribuir a revertir esta situación que sufrimos a través de beneficios fiscales, pero también se tiene que poner coto a las prohibiciones de uso de materias activas para poder combatir las plagas. Estamos viendo en nuestra provincia daños por zabro, gorgojo y otros insectos contra los que poco podemos hacer por no disponer de productos efectivos. Sin embargo sí se consumen y se importan alimentos de países terceros donde se permite tratar con los activos que aquí nos prohíben. Por tanto estamos en una clara desventaja. En un mercado globalizado lo que pedimos es disponer de las mismas herramientas que cualquier otro productor de cualquier otra parte del mundo.

Otro frente en que se puede hacer mucho por salvar el sector es en la negociación de la próxima PAC. Nuestros representantes políticos deben exigir en Bruselas que se prime al verdadero agricultor, al que está todos los días en el tractor, y lo mismo pasa en la ganadería, donde sufrimos una estricta normativa de bienestar animal mientras en otros lugares no es tan restrictiva. Pedimos poder competir con las mismas herramientas.

3. Sí repercute negativamente porque la subida del SMI implica la subida de salarios de trabajadores agrícolas en más del 25 por ciento respecto al salario mínimo del convenio del campo, a lo que se suma el incremento de costes en Seguridad Social, lo que al final supone un incremento del 40 por ciento. Además provoca un agravio entre trabajadores, porque iguala en salario a los de diferente categoría, produciendo desigualdades.

4. No hay ninguna actividad agrícola y ganadera con una rentabilidad reseñable. En ganadería sabemos cómo está el sector ovino, y tampoco está mejor el vacuno. En cuanto a cultivos, sabemos que la remolacha se está dejando de sembrar y en cuanto a los cereales los precios son los que son. El de los forrajes puede ser el que mejor consideración tiene en cuanto a rentabilidad, siempre y cuando vengan años buenos, no como ha pasado este año en que la cosecha ha sido nula.

5. En esta campaña no ha habido ninguna reducción; al contrario, en la tramitación se solicitan más datos. Lo que se ha simplificado son los controles del terreno debido a la monitorización, que afecta a la sección agraria comarcal de Baltanás y Palencia —las más grandes—, es decir, se reducen los controles de campo con este nuevo sistema. Lo que sí pedimos desde ASAJA es la simplificación para el próximo periodo PAC en la tramitación, que se reduzcan requisitos y los datos requeridos de las explotaciones. El único objetivo de pedir tantos datos es que el Ministerio de Agricultura los reporta a otras administraciones, como estadística, y así se ahorra las encuestas.

6. Aún no se conoce cómo quedará, ya que se está negociando el presupuesto, pero con las propuestas de la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeo se están planteando una reducción del 10 por ciento en ayudas directas y de un 24 por ciento de las ayudas al desarrollo rural. Desde ASAJA Palencia rechazamos una reducción de los fondos europeos para la PAC, ya que, tal y como está ahora mismo el sector, no se puede permitir.