Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“En el cargo de subdelegado se está de guardia todo el día”

subdelegado-CarriónDigital
Ángel Domingo, en la sala de juntas de la Subdelegación. POLÓN
Actualizado 16/03/2020 13:36:51
Jose Rojo

La primera toma de contacto de Ángel Miguel Gutiérrez (Palencia, 1955) con la Subdelegación del Gobierno de Palencia fue en julio de 2011, cuando sustituyó a Raúl Ruiz, tras jubilarse este último al frente de esta institución, trabajo que desempeñó durante siete meses. Con el gobierno de Pedro Sánchez, este médico rural, casado –“tengo marido”– y sin hijos, retornó al puesto de subdelegado el 29 de junio de 2018.

Ángel Miguel, afiliado al PSOE desde 1990, califica la seguridad ciudadana en la provincia de “bastante buena”. Y enumera tres de los delitos que más le preocupan a él y a los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: los robos de bandas organizadas, la violencia de género y la ciberdelincuencia.

JOSE ROJO

Pregunta. Comencemos a hablar del tema que está creando tanta controversia y preocupación entre la sociedad. ¿Cree que la alarma que está provocando el coronavirus está más que justificada?

Respuesta. Yo creo que no. En un país como el nuestro, desarrollado, del primer mundo, que cuenta con un sistema sanitario fuerte, aunque esté tocado por los recortes, tendríamos que preocuparnos por otras cuestiones, no sólo por el coronavirus, que también.

Si revisáramos estadísticas, en nuestro país, por ejemplo, mueren al año más de 6.000 personas por complicaciones de la gripe. La diferencia con el coronavirus es que, al ser un virus nuevo, estamos menos preparados a nivel inmunológico. Y todo lo desconocido nos asusta; las psicosis no son buenas. El problema debería circunscribirse en controlar la velocidad de los contagios para que nuestra sanidad pueda asumirlos con más facilidad.

Son muchos los sanitarios que consideran que con este tema se está exagerando mucho mediáticamente.

P. Pero la propagación es tan rápida que está colapsando países…

R. Pero la mortalidad no es tan elevada… Y precisamente por el miedo se pueden colapsar los países, con consecuencias que van más allá de las personales o sanitarias, afectando a la propia economía.

P. Tras el gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos, ¿siente que su etapa como subdelegado del Gobierno comenzó en ese preciso momento?

R. No. Los subdelegados somos funcionarios, aunque de libre designación. Este cargo no puede asumirlo cualquier político; debemos pertenecer al grupo A1 de la administración pública.

A raíz del gobierno de coalición, todos pensábamos que íbamos a continuar en el puesto porque son decretos de la presidencia del Gobierno, que nombra a los delegados de cada comunidad autónoma y éstos eligen a los subdelegados de cada provincia. Podían haberme cesado, pero no se han producido apenas cambios al respecto en el territorio nacional.

P. Usted ocupa el cargo de subdelegado sin haberse aprobado aún los Presupuestos Generales del Estado…

R. Evidentemente, ésa es una limitación para la acción de gobierno, pero no nos limita en cuanto al trabajo que se realiza en cada una de las subdelegaciones.

P. ¿Qué espera de la legislatura de Pedro Sánchez?

R. Espero que se intente paliar algunas injusticias que existen en nuestro país y que se procure revertir algunos recortes, fundamentalmente en lo que se denomina Estado del Bienestar: sanidad, pensiones, servicios sociales,… Hablo de justicia social y que el presupuesto se distribuya más equitativamente. En resumen, que la gente que más lo necesite reciba la atención que precise.

P. El traspaso de competencias del Estado a las comunidades autónomas ha restado funciones a las subdelegaciones del Gobierno. ¿Es un organismo que está en vías de extinción o aún le queda vida?

R. No podría contestarle a eso. Pero sí le puedo decir que las subdelegaciones asumen muchas funciones: dirigir los servicios integrados que se prestan desde la sede de la propia Subdelegación.

Además, las subdelegaciones coordinan y supervisan otros servicios de gran entidad: Hacienda, Agencia Tributaria, Servicio Público de Empleo, Seguridad Social, Tesorería,…

También somos los interlocutores entre el Estado y las entidades locales (ayuntamientos), diputaciones y delegaciones territoriales de las comunidades autónomas…

P. ¿Qué relaciones mantiene con el alcalde de Palencia, con la presidenta de la Diputación y con el delegado de la Junta, a pesar de ser de signos políticos distintos?

R. Son relaciones de cortesía, e incluso, de afecto con todos ellos. No tengo problemas con ninguno; hay mucha cordialidad en el trato. El delegado de la Junta –José Antonio Rubio Mielgo– es colega de profesión y con él comparto muchas cosas. A Ángeles Armisén la conozco desde hace ya mucho y a Mario Simón también, y con todos hay buena colaboración. Por supuesto, mi opinión política es la que es, pero eso no tiene nada que ver en cuanto a mantener unas buenas relaciones personales.

P. ¿Dirigir los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es hoy por hoy su principal preocupación?

R. No sé si la principal…, pero es muy importante. Las relaciones con sus responsables son muy buenas y muy dinámicas y ellos, por su parte, están realizando un trabajo extraordinario.

Afortunadamente, Palencia es una provincia bastante tranquila para lo que es la media de España y no digamos ya la media europea.

Hay ocasiones en las que puede existir algún desajuste entre un cuerpo y otro, pero eso es algo muy típico en nuestro país, pero cuando surgen, se resuelven.

P. PSOE y Unidas Podemos han rechazado la reivindicación de la equiparación salarial de la Policía Nacional y la Benemérita con otras fuerzas de seguridad autonómicas, como la vasca o la catalana…

R. Es un tema delicado. Entiendo que todo el mundo quiera mejorar su salario y corregir alguna injusticia que se pueda presentar.

En esta cuestión partimos de un acuerdo que se gestó en época del gobierno de Mariano Rajoy, pero que no se comenzó a ejecutar. Y cuando llegó el gobierno de Pedro Sánchez se inició la subida de sueldo en tres fases correspondientes a cada anualidad: 2018, 2019 y 2020. Y esta última es la que queda pendiente.

Yo no estoy de acuerdo con la última manifestación que se celebró en Madrid y en la que los agentes saltaron las vallas de seguridad, lanzaron cohetes a las puertas del Congreso e insultaron a los diputados a la salida del edificio.

Euskadi y Cataluña tienen asumidas las competencias en esta materia y pueden decidir el sueldo que pagan a sus funcionarios. No encuentro ningún sentido que el Estado tenga que supeditar las subidas salariales de sus funcionarios a las que se decidan en alguna comunidad autónoma. Por otro lado, entiendo que se reivindiquen las mejoras salariales. De hecho, las negociaciones entre los colectivos policiales y el Gobierno están abiertas.

P. ¿Tener a una mujer al frente de la Comisaría de Policía es un avance más en la igualdad?

R. Para mí es un avance importantísimo en la igualdad de derechos. El hecho de que sea mujer, que no debería sorprendernos, da otro cariz diferente en lo referente a la ocupación de puestos directivos y aporta una visión más amplia al tener más sensibilidad hacia determinados delitos. Creo que su incorporación a este puesto ha venido muy bien a Palencia.

P. ¿Con qué adjetivos calificaría la seguridad ciudadana en la provincia de Palencia?

R. Bastante buena. ¿Mejorable? Todo es mejorable en esta vida. En términos absolutos, el porcentaje de si baja o sube la seguridad ciudadana es mínimo.

Dentro de este contexto de la seguridad, nos preocupan, sobremanera, las huidas de las bandas organizadas que cometen robos debido a las buenas comunicaciones viales de la provincia, que no facilitan una detención rápida. También, la violencia de género y la doméstica, cuyos casos están aumentando como consecuencia del incremento de las denuncias. Y, por último, señalaría la ciberdelincuencia, que va en aumento, aunque se están resolviendo un importante número de casos.

P. Si hablamos del montante económico que destinará el Estado al territorio palentino, que se conocerá una vez que se aprueben los Presupuestos Generales. ¿Es optimista ante la llegada de una partida digna?

R. Desearía que así fuera. Cuando hablamos de inversiones en Palencia, siempre recurrimos a lo mismo, a las obras, al cemento. Parece que si no nos toca un buen porcentaje en esta materia, estamos siendo maltratados.

En los últimos años Palencia ha recibido sustanciosos presupuestos para ejecutar autovías y poner en funcionamiento la alta velocidad.

A partir de ahora, pienso que, en Palencia, estas las inversiones potentes continuarán dirigidas a la alta velocidad a Cantabria.

Creo que también sería necesario retomar la A-73 entre Burgos y Aguilar de Campoo y, de paso, solucionar el problema de las rotondas en el acceso a la villa galletera desde la A-67.

Tenemos pendiente la conexión de Palencia capital con la A-67, un tramo que no es muy largo y que mejoraría el tráfico en la ciudad, la rehabilitación de La Tejera, que depende del acuerdo con otras administraciones; el arreglo de la cubierta del Lecrác, una obra ya licitada que confío en que se resuelva este verano.

P. ¿Y la reparación del firme de la A-67?

R. Es una obra muy necesaria que se está licitando por tramos. Se inició el verano pasado, que es la época idónea para ejecutar este tipo de obras, y continuará esta primavera. Tiene un importante presupuesto que se implementa por anualidades.

P. Todas las decisiones que adopte el Gobierno están supeditadas al voto de los independentistas catalanes… ¿Le preocupa ese yugo?

R. Por supuesto que me preocupa y entiendo que preocupe. Lo que tampoco entiendo es que otros partidos políticos se obcequen en decir “no” a todo y se nieguen a negociar con el Gobierno cuestiones vitales para la buena marcha del país.

Por otro lado, Pedro Sánchez ya ha dejado claro que todos los temas que se planteen en las reuniones que se celebren con las formaciones independentistas, necesarias para resolver la problemática de Cataluña, deben estar enmarcados dentro de la Constitución. El diálogo es fundamental para alcanzar acuerdos. En el PSOE nadie pone en duda la unidad de nuestro país y, precisamente, para que esta se fortalezca hay que intentar aplacar las posturas extremistas. El mayor creador de independentistas ha sido el gobierno del PP por sus constantes provocaciones y por su cerrazón a la hora de dialogar y buscar soluciones.

P. ¿El cargo político le atrae más que su profesión médica?

R. Empecé a trabajar de médico en febrero de 1980. He sido médico rural en la zona de Villarramiel y es una profesión que me encanta. Siendo subdelegado hay momentos en los que añoro mucho mi profesión, incluso en alguna ocasión me he escapado hasta el centro de salud para hablar con mis compañeros.

La parte bonita del cargo político es que te obliga a adquirir conocimientos sobre distintas materias, pero es un trabajo intenso y agotador. Yo me he metido en política por corazón.

P. En estos casi dos años que lleva al frente de la Subdelegación, ¿qué situación le ha provocado más quebraderos de cabeza?

R. Lo imprevisto: problemas de seguridad, sucesos, accidentes, nevadas,... A mí me gusta planificar mi agenda y en un cargo como éste te sirve de poco. Cuando ejercía como médico, hacía alguna guardia y siendo subdelegado estoy de guardia todo el día.

P. Como médico, ¿cómo ve la sanidad en la provincia?

R. Es un tema que no es competencia del subdelegado… Como médico pienso que hay un grave problema de escasez de recursos personales. Creo que se ha fallado en la planificación y en la previsión. Dentro de 3 o 4 años probablemente más de la mitad de los médicos estarán jubilados y la formación de un médico requiere un tiempo mínimo de 9 años: 6 de carrera y 3 de especialidad. El único modo de atraer médicos al medio rural es incentivarles económicamente.

Personalísimo

“Soy ordenado y minucioso”

- Signo del horóscopo… Leo.

- Vicio confesable… El dulce.

- Película para recordar… ‘La lista de Schindler’.

- Actor… Joaquin Phoenix.

- Actriz… Susan Sarandon.

- Animal… Caballo.

- Color… Azul.

- Libro predilecto… Los cuatro hasta ahora de ‘Episodios de una guerra interminable’, de Almudena Grandes.

- Coche que tiene… Un Toyota CHR.

- En cuestión de cocina se muere por… La parrillada de verduras.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Dancing queen’, de Abba.

- En su relación con las personas no soporta… La falsedad.

- Por el contrario, valora… La franqueza.

- Siente envidia sana por… La capacidad de creación artística.

- Rasgo que le define… Ordenado.

- Su gran defecto… Tal vez... demasiado minucioso.

- Su mejor sueño… Dar la vuelta al mundo.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… La expresión de sus ojos.

- Los sábados por la noche disfruta… Cenando con amigos.

- El rincón favorito de su casa es… La terraza con mis plantas.

- De Palencia no aguanta… La poca autoestima en muchas ocasiones.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Creo que somos bastante nobles.