Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

SATSE Palencia denuncia la eliminación de dos plazas de enfermera en el hospital

Junta_de_CyL_3
Actualizado 12/05/2020 10:59:02
Redacción

El Sindicato de Enfermería considera muy grave reducir plantilla en un momento en que más se necesita al personal enfermero por el Covid-19, por la atención a crónicos y por las listas de espera que se han generado. En este sentido, en el Día Internacional de la Enfermería, han reclamado que el Ministerio de Sanidad y la Junta de Castilla y León no desoigan el clamor generalizado de la sociedad y de organismos internacionales, como la OMS, y, una vez superada la emergencia sanitaria, inviertan más en en este sector.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Palencia denuncia que la Gerencia del Complejo Asistencial de esta provincia ha eliminado dos plazas de enfermera de la plantilla orgánica, cuando las necesidades de enfermería siguen siendo muy acuciantes.

Antes del inicio de la pandemia, las plantillas ya eran muy ajustadas. Hace falta aumentar la plantilla orgánica con 122 enfermeras más para igualar la media europea. Sin embargo, el Sindicato de Enfermería SATSE ha sabido que, se han eliminado dos plazas de enfermera de la plantilla orgánica del CAUPA.

SATSE considera inadmisible esta pérdida de enfermeras en la provincia en un momento crítico de verdadera necesidad. De todos es sabido las dificultades que Sacyl ha tenido para encontrar enfermeras con las que asumir el volumen asistencial que ha provocado el coronavirus. Tras el primer efecto de la pandemia, queda retomar la asistencia a los pacientes crónicos, las listas de espera han crecido notablemente durante la crisis del Covid-19 y se esperan repuntes de la pandemia. Sin embargo, se opta por reducir la plantilla de enfermería.

En estos meses de alarma sanitaria, se han eliminado derechos a los profesionales enfermeros, que han tenido que hacer un esfuerzo enorme, en unas condiciones muy duras y con riesgos para sus vidas y las de sus familias. Y en lugar de compensarse ese esfuerzo consolidando y aumentando la plantilla de enfermeras, la respuesta de Sacyl es eliminar profesionales a la mínima oportunidad que se presenta. Con los derechos menoscabados, los descansos mínimos, la falta de equipos de protección, los contagios, la inseguridad… las enfermeras y enfermeros han dado una lección extraordinaria. Sin embargo, la respuesta de la Gerencia en Palencia es según SATSE, que sobran.

SATSE insta a que Sacyl corrija esta situación para garantizar una atención sanitaria segura y de calidad a ciudadanos y pacientes. El déficit de enfermeras y enfermeros conlleva, según distintos estudios, que las complicaciones en el proceso de atención y cuidado aumenten e, incluso, haya más fallecimientos. Y eso en condiciones normales.

Día Internacional de la Enfermería. En este sentido, el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado hoy, en el Día Internacional de la Enfermería, que el Ministerio de Sanidad y la Junta de Castilla y León no desoigan el clamor generalizado de la sociedad y de organismos internacionales, como la OMS, y, una vez superada la emergencia sanitaria del Covid-2019, inviertan más en las enfermeras y enfermeros para mejorar la salud de ciudadanos y pacientes.

Con el lema “Enfermeras para liderar la salud en el mundo”, el Sindicato celebra el Día Internacional de la Enfermería, que este año tiene una mayor relevancia si cabe al producirse dentro del Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, declarado así por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reconocer la labor de estos profesionales sanitarios en todo el mundo y demandar que asuman una mayor importancia y presencia en los diferentes sistemas sanitarios para mejorar la salud de todas las poblaciones.

La celebración de este año del Día Internacional de la Enfermería se produce en un contexto sanitario mundial excepcional y difícil por la expansión del Covid-19, que ha provocado un tremendo sobreesfuerzo en todos los profesionales sanitarios y, especialmente en las enfermeras y enfermeros, que han trabajado sin descanso, desde la responsabilidad y el compromiso, para atender y cuidar a las personas afectadas por la enfermedad aun sabiendo que su salud y seguridad estaba en riesgo, al igual que la de las personas de su entorno.

En este sentido, el Sindicato incide en que la escasez de las plantillas, sobre todo en los primeros momentos y el importante número de profesionales contagiados o en aislamiento les ha obligado a trabajar doblando turnos y con menos periodos de descanso, lo que ha conllevado un importante agotamiento físico y también psicológico por el tremendo desgaste que supone el continuo estrés, ansiedad y contacto permanente con el dolor, el sufrimiento y, con demasiada frecuencia, la muerte.