Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

Aprobado un gasto de más de 1,7 millones para los servicios de la provincia deficitarios de transporte público

1584355444742_12
Actualizado 22/05/2020 14:35:16
Redacción

Tiene por objeto compensar la excepcional pérdida de ingresos sufrida en la explotación de los servicios deficitarios de transporte público regular de uso general de viajeros por carretera durante el período de declaración del estado de alarma, dado las restricciones a la movilidad.

La Comisión Delegada de Asuntos Económicos ha dado cuenta al Consejo de Gobierno de un acuerdo, que establece un límite de gasto regional de 17.085.027,74 euros, en el que se incluye un fondo adicional de 4.185.027,74 euros. A la provincia de Palencia le corresponde 1.790.796,91 euros en los que se ha incluido un fondo adicional de 257.567,43 euros. La Ley 9/2018, de 20 de diciembre, de transporte público de viajeros por carretera de Castilla y León, declara como servicio público esencial al transporte público regular de viajeros por carretera de uso general interurbano, así como al transporte rural y metropolitano; y de acuerdo con esto, las Administraciones Públicas han de velar por asegurar la adecuada sostenibilidad económico-financiera de dichos servicios.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, viene destinando al mantenimiento ordinario del equilibrio económico de los servicios de transporte público regular de uso general de su titularidad con un esfuerzo económico anual superior a los 12,9 millones de euros, de los cuales 1.533.229,48 euros corresponden a la provincia de Palencia. Se trata de un esfuerzo económico imprescindible para el mantenimiento del tejido empresarial del sector, que se encuentra muy atomizado, pero a la vez muy pegado al territorio y muy arraigado en el entramado social y empresarial de nuestras ciudades y pueblos. Se trata de subvenciones a 235 concesiones de transporte público de viajeros, que afectan a 134 empresas, que emplean a más de 3.500 trabajadores directos en toda la región, de los cuales 46 son concesiones que transcurren por la provincia de Palencia y que afectan a 21empresas palentinas y alrededor de 230 trabajadores directos.

Con gran esfuerzo presupuestario se ha logrado mantener el sistema concesional titularidad de la Junta de Castilla y León, y con ello se ha logrado preservar el tejido empresarial del sector del transporte en situaciones de normalidad, que sin embargo la crisis sanitaria y económica derivada del COVID-19 ha quebrado, amenazando de manera grave las concesiones de transporte regular de uso general y con ello el entramado empresarial y social a ellas vinculadas.

En el período de marzo, abril y mayo, la limitación de la movilidad y la declaración del estado de alarma han producido una caída de la demanda de viajeros en el transporte público superior al 90%, a lo que hay que añadir el coste adicional producido por las necesarias limitaciones en la ocupación de los vehículos y las medidas de distanciamiento social impuestas por la autoridad sanitaria.

Todas estas medidas adoptadas por la Administración sobre reducción de servicios, junto con las restricciones a la circulación de personas impuesta por la declaración del estado de alarma, tienen como consecuencia directa una minoración sustancial de los usuarios y una reducción drástica de los ingresos de las concesiones de transporte en un 95%, quedando afectado sustancialmente su equilibrio económico financiero.

Nos encontramos ante servicios de transporte que se deben continuar prestando en atención al interés general y cuyo objetivo es garantizar que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo y los servicios básicos, pero respecto de los que ha desaparecido cualquier posibilidad razonable de explotación comercial, siendo absolutamente deficitarios, en tanto que los ingresos procedentes de su explotación son insuficientes, no ya para obtener un razonable beneficio empresarial, sino siquiera para sufragar los costes fijos de explotación.