Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CERRATO INSOLITO

El fútbol en Astudillo: la picaresca, la supercopa y el periodista

AStudillo_futbol
Actualizado 16/06/2020 10:58:37
Fernando Pastor

Tras el parón por el coronavirus, ha vuelto el fútbol de élite. Motivo perfecto para rememorar aspectos del deporte rey en algunas localidades cerrateñas. Al igual que en otros lugares, en Astudillo se comenzó a jugar al fútbol de una forma un tanto rudimentaria. A finales de la década de los 50 las eras eran el escenario del juego, y los contrincantes los pueblos de alrededor.

Tras el parón por el coronavirus, ha vuelto el fútbol de élite. Motivo perfecto para rememorar aspectos del deporte rey en algunas localidades cerrateñas.

Al igual que en otros lugares, en Astudillo se comenzó a jugar al fútbol de una forma un tanto rudimentaria.

A finales de la década de los 50 las eras eran el escenario del juego, y los contrincantes los pueblos de alrededor: Torquemada, Santoyo, Frómista…

Las porterías se hacían colocando a modo de larguero una cuerda atada a dos postes (con frecuencia aprovechando los postes de la red eléctrica). Ello daba lugar a la picaresca: la cuerda de la portería a la que atacaba el Astudillo se ponía muy tensa, para que subiera lo más posible, y la de la portería que defendía se ponía muy floja, para que ese peculiar larguero bajara unos centímetros. En el descanso, claro, lo cambiaban.

Los balones eran duros y pesados como piedras, hasta el punto de provocar heridas a los jugadores que cabecearan y dieran en las costuras que cosían el cuero.

El cura salesiano Antonio Álvarez promovió un equipo que se federó en 1966, participando en la Liga Provincial. Estuvieron varios años sin competir porque se quedaron sin campo ya que una empresa ocupó el terreno en el que jugaban para hacer una nave, hasta que se construyó el actual, La Joya.

Los desplazamientos del equipo en la Liga Provincial están trufados de anécdotas. Era frecuente que si la víspera había habido alguna celebración festiva llegaran en condiciones poco propicias para disputar una competición deportiva.

En algunas ocasiones, en la década de los 80, la escasez de jugadores disponibles, sobre todo en invierno en desplazamientos largos, al norte de la provincia, provocó que tuvieran que jugar aficionados que habían acompañado al equipo. Así ocurrió en Barruelo de Santullán y en Santibáñez de la Peña, donde tuvieron que jugar tres aficionados que no habían jugado nunca. Unos jugaron con botas prestadas y otros con zapatos o zapatillas en un campo embarrado y con nieve, recibiendo una goleada de 12-1.

Por cierto, en Barruelo los vestuarios estaban muy alejados del campo y entre medias había un río que los jugadores tenían que atravesar para ir del vestuario al campo o viceversa, pisando entre piedras.

VENCEDOR ÚNICO DE LA SUPERCOPA DE PALENCIA

En 2009 el Astudillo ganó la Liga Provincial, y el Santoyo hizo lo propio en el Campeonato Interpueblos que organiza la Diputación. Ambos conjuntos se pusieron de acuerdo para disputar entre ellos un trofeo que denominaron Supercopa de Palencia, por similitud al que disputan los campeones de Liga y Copa en las competiciones de fútbol profesional. Ganó el Astudillo, siendo el único equipo que tiene ese trofeo en su palmarés, pues no volvió a disputarse nunca más.

CARLOS BUSTILLO

El fútbol en Astudillo propició la afición por el periodismo deportivo del conocido periodista radiofónico Carlos Javier Bustillo.

Nacido en esta localidad el 13 de noviembre de 1967, desde pequeño tenía la idea de ser periodista deportivo. Tras licenciarse en periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y hacer prácticas en Radio Palencia, dio el salto a las ondas estatales, concretamente a la Cadena SER, donde fue uno de los fundadores del famoso programa El Larguero, en verano de 1986, así como productor del mismo, encargado de toda la infraestructura: preparar las noticias, localizar personajes, elaborar guiones, etc.

Como locutor, informaba de resultados, clasificaciones, agenda deportiva, noticias breves…, y participaba en la sección de Deportes del informativo Hora 25.

Ha cubierto Juegos Olímpicos, Campeonatos del Mundo de Fútbol, Eurocopas, ediciones del Tour de Francia y de la Vuelta Ciclista a España, etc.

En El Larguero siempre fue de la mano del conductor del programa, José Ramón de la Morena, y cuando este abandonó la cadena SER para pasar a ONDA CERO, con el programa El Transistor, se fue con él. Y ahí continúa.

Cuando vivía en Astudillo era fiel seguidor del equipo, incluso en los desplazamientos, en los que viajaba en el mismo autobús que los jugadores.