Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

PROVINCIA

Inundatio, un proyecto para prevenir y minimizar el riesgo de inundaciones

FSMLR_Elsa_monasterio
Actualizado 24/06/2020 12:52:50
Redacción

Minimizar las pérdidas materiales y humanas que entrañan las inundaciones o tormentas repentinas. Éste es el objetivo de Inundatio, un proyecto europeo desarrollado dentro el programa Interreg Sudoe, en el que participan entidades de España, Francia y Portugal. Hasta 2022 trabajarán en el desarrollo de un sistema, basado en las nuevas tecnologías y el big data, que permita detectarlas con antelación y prevenirlas.

La Fundación Santa María la Real coordina a un equipo multidisciplinar integrado por técnicos del Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL), la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la Agrupación Empresarial Innovadora para la Construcción Eficiente (AEICE), el Centre d'Etudes et d'Expertise sur les Risques, l'Environnement, la Mobilité et l'Aménagement (CEREMA) de Francia y el Laboratório Nacional de Engenharia Civil de Portugal (LNEC).

Su reto durante los próximos meses será generar un sistema capaz de detectar y prevenir las tormentas e inundaciones repentinas. ¿Cómo? Monitorizando las cabeceras de las cuencas de los ríos, mediante la colocación de sensores, que recogerán información hidrometeorológica, para controlar en tiempo real aspectos como el caudal del río o la previsión de lluvia. La información se volcará en una plataforma de fácil visualización que ofrecerá, además, simulaciones de posibles escenarios de riesgo.

El proyecto reúne el saber de diferentes disciplinas con los últimos avances tecnológicos y combinará la sensórica en tiempo real con inteligencia artificial, sistemas de información geográfica, modelización del terreno y telecomunicaciones. Su base tecnológica se verá complementada con el desarrollo de diferentes planes y estrategias de prevención y gestión de la emergencia.

Cuatro casos piloto, tres áreas climáticas

Inundatio actuará en cuatro casos piloto, que abarcan las tres áreas climáticas del territorio Sudoe: oceánica, mediterránea y alta montaña y los tres países participantes. Así, en España se intervendrá en la cuenca del río Venero Claro en Navaluenga; en Portugal en las cabeceras de la ribera de las Vinhas en Cascais y en Francia en las cuencas de los ríos Nive y Gave of Pau.

El sistema diseñado dentro del proyecto facilitará la gestión de riesgos frente a inundaciones, estableciendo mecanismos de prevención, predicción y protección. El primer paso será implementar un método de recogida, análisis, contextualización y evaluación de datos hidrometeorológicos. Posteriormente, se facilitará su interpretación mediante el uso de modelos numéricos y la representación de escenarios.

Además, se desarrollarán protocolos de actuación, prevención y reconstrucción, junto a otros orientados a fomentar la participación, la concienciación y la resiliencia en las zonas en las que se actúa. Finalmente, el proyecto contempla la transferencia de conocimiento y la difusión, a través de la publicación de informes, participación en eventos, creación de una página web, organización de talleres u otras acciones divulgativas.

Inundatio se desarrollará hasta agosto de 2022 dentro el programa Interreg Sudoe, con un presupuesto de 1.427.000 euros, de los cuales el 75% son aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Aunque la crisis sanitaria ha impedido la realización de una presentación oficial, el trabajo y las reuniones de coordinación se han ido desarrollando de forma telemática desde marzo y se espera poder realizar una sesión presencial en octubre en Burdeos para dar cuenta de los avances del proyecto.

Inundatio es un proyecto europeo, realizado dentro del programa Interreg Sudoe, cuyo principal objetivo es diseñar un sistema capaz de detectar las tormentas e inundaciones repentinas para prevenirlas y minimizar las pérdidas materiales y humanas. Su desarrollo corre a cargo de un consorcio integrado por entidades de España, Francia y Portugal, que trabajarán hasta 2022 con un presupuesto de 1.427.000 euros, de los cuales el 75% son aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).