Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

El Teatro Principal pone en marcha un protocolo anti-Covid-19 que garantizará la seguridad del espacio, público y artistas

IMG_20200911_101902
Actualizado 11/09/2020 08:51:23
Redacción

En el interior se han establecido dos entradas separadas por una catenaria para el acceso a patio de butacas, platea, palcos, preferencia y anfiteatro. El protocolo establece horarios para evitar el contacto de artistas y personal de montaje, por lo que los actores solo saldrán de camerinos para entrar a escena.

El Teatro Principal de Palencia ha puesto en marcha un exigente protocolo que, de acuerdo con las recomendaciones realizadas por la Junta de Castilla y León para hacer frente a la pandemia del COVID-19, garantizará las condiciones de seguridad e higiene tanto para el público como para las compañías y artistas en la totalidad del recinto.

El espacio escénico, que reabrirá sus puertas el próximo 14 de septiembre con motivo de la celebración de la 41 edición del Festival de Teatro ‘Ciudad de Palencia’, que este año lleva por lema ‘La vida es puro teatro’, ha trabajado en las últimas semanas en el diseño de este protocolo, que incluye acciones para el acondicionamiento del espacio y un conjunto de medidas dirigidas a público, artistas y escenografía.

De este modo, una empresa especializada llevará a cabo labores de limpieza general y desinfección de todas las dependencias del teatro, desde el escenario y la sala hasta los camerinos y servicios, las escaleras, los pasillos y el cuarto de técnicos. Además, se han anulado las butacas y sillas donde es necesario para cumplir con la distancia de metro y medio entre butacas y filas; se ha indicado en el suelo las entradas, salida, circulación de espectadores y de técnicos y artistas; se han colocado catenarias de separación de planta baja y pisos superiores y se han ubicado columnas de gel y alfombras de desinfección en las entradas y en todos los pisos.

Asimismo, y con el fin de garantizar la seguridad de los espectadores, se han establecido medidas relativas a la venta de entradas y protocolos para regular el acceso del público. En el primer caso, se ha señalado en el suelo la distancia de seguridad, se recomienda el pago preferente con tarjeta y se ha ubicado un cristal de protección entre la taquillera y el público.

Seguridad en el acceso y la descarga de escenografía

En lo referente al acceso, en la pantalla de la fachada del teatro se proyectará un vídeo de recomendaciones. Ya en el interior, se han establecido dos entradas separadas por una catenaria: la puerta doble central permitirá llegar al patio de butacas y la platea, y la del hall de taquillas, a palcos, preferencia y anfiteatro. En ambas, así como en la entrada al servicio de la planta baja (el único que se mantendrá abierto), se localizarán columnas de gel. Tres acomodadoras, que como los porteros llevarán mascarilla y guantes, ayudarán al público a localizar su butaca en cada una de las zonas.

Aunque el protocolo contempla que la escenografía, igual que todo el material de la compañía, tiene que llegar desinfectada, se establece que en caso contrario debe procederse a realizar esta tarea en el escenario. Los montadores del teatro estarán protegidos con ‘epis’ completos, mientras que los técnicos de las compañías deberán llevar los suyos propios. Se colocará una columna de gel en el escenario, donde solo puede permanecer el personal necesario para el montaje, que únicamente podrá usar los aseos más próximos.

El protocolo también prevé medidas de seguridad e higiene en los espacios de trabajo y uso de los artistas, por lo que se llevará a cabo la desinfección de los camerinos, donde dispondrán de gel, y se establecerán horarios con el fin de evitar el contacto con el personal de montaje, incluso en los ensayos. Asimismo, y con el objeto de limitar la circulación en el interior del teatro, los artistas se dirigirán directamente a los camerinos y saldrán solo para acceder al escenario, momento en el que no deberá haber personal de montaje en la zona. Los circuitos estarán marcados con señales y las mascarillas se usarán obligatoriamente hasta entrar en escena.