Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

Las Escuelas Municipales 'Cres Sanz' y 'Casilda Ordóñez' reabrirán sus puertas el 1 de julio

escuela_infantil_1_1
Actualizado 26/06/2020 14:21:41
Redacción

Permanecerán abiertas hasta el día 31 para facilitar la conciliación de las familias que tengan a sus hijos ya matriculados y, voluntariamente, quieran hacer uso de las mismas.

Las Escuelas Municipales Infantiles de Cres Sanza y Casilda Ordóñez reabrirán sus puertas el próximo día 1 de julio para "facilitar la conciliación de las familias que tengan a sus hijos ya matriculados y, voluntariamente, quieran hacer uso de las mismas", indicó el concejal de Educación y Juventud, Víctor Torres, quien incidió en que a aquellas que decidan no hacerlo, "no se les pasará la cuota mensual ni tendrán problemas con la reserva de la plaza para el próximo curso".

La apertura de ambos centros, "que durante estas fechas se van a poner a punto con las labores de limpieza y desinfección", manifestó Torres, se lleva a cabo "siguiendo las instrucciones de la Junta de Castilla y León", según aclaró el edil, quien añadió que recientemente mantuvo una reunión con la empresa gestora para estudiar los protocolos necesarios para la prestación del servicio tras su reapertura, "los cuáles se van a cumplir escrupulosamente para minimizar los riesgos".

A fecha de hoy, "tras haberlo consultado con todos los padres", declaró el concejal, en Cres Sanz serán 17 los menores que volverán a sus aulas, "uno en la unidad A de 0 a 1 año, seis en la B de 1 a 2 años y diez en la C de 2 a 3 años", mientras que en Casilda Ordóñez, la previsión es que regresarán un total de 21 niños, "seis en la unidad A, nueve en la B y seis en la C, que pueden ser ocho si nos confirman dos que se encuentran en duda", resumió el responsable de Educación.

A pesar de que desde la empresa gestora se pondrán todos los mecanismos necesarios para cumplir con las medidas establecidas por la Junta de Castilla y León y adaptar sus actividades diarias, los padres deberán asumir una importante responsabilidad como es la de "comprometerse a no llevar a sus hijos si tienen el más mínimo síntoma que pueda ser compatible con la enfermedad", aseveró Víctor Torres, porque, según recordó, "lo primero es la protección de la salud tanto del resto de niños como de las propias trabajadoras".

"La prudencia ha sido desde el inicio de la pandemia la nota predominante en la toma de decisiones del Equipo de Gobierno, y, en este caso aún más, dado que la apertura de estos centros, básicos para la conciliación familiar y laboral, implica a un colectivo tan sensible como el infantil", aseguró Torres, quien concluyó indicando que se han abierto "únicamente en el momento en el que las autoridades sanitarias nos han informado de las medidas concretas a tener en cuenta para hacerlo con seguridad".