Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

SALUD

El Clínico de Valladolid instaura un sistema pionero de implante de prótesis valvular sin cirugía

salud_12
Actualizado 16/01/2020 10:32:40
Redacción

Este hecho fue anunciado por el director general de Sistemas de Información, Calidad y Prestación Farmacéutica de la Junta, José Ramón Garmendia, acompañado por el gerente del Hospital Clínico Universitario, José Manuel Vicente, y por el jefe del Servicio de Cardiología del citado centro, Alberto San Román. Garmendia señaló que la consejería de Sanidad “apuesta decididamente por impulsar y apoyar la línea de innovación en el sector salud, siendo consciente de que la labor investigadora de nuestros profesionales redunda al final en mejoras tangibles para nuestros pacientes”.

El Hospital Clínico Universitario de Valladolid se ha apuntado un tanto más en su historial al realizar con éxito el implante de una prótesis introducida desde una vena de la pierna de un paciente con válvula mitral estrecha sin necesidad de cirugía. Una intervención que se ha realizado por primera vez a nivel mundial.

Este hecho fue anunciado por el director general de Sistemas de Información, Calidad y Prestación Farmacéutica de la Junta, José Ramón Garmendia, acompañado por el gerente del Hospital Clínico Universitario, José Manuel Vicente, y por el jefe del Servicio de Cardiología del citado centro, Alberto San Román.

Garmendia señaló que la consejería de Sanidad “apuesta decididamente por impulsar y apoyar la línea de innovación en el sector salud, siendo consciente de que la labor investigadora de nuestros profesionales redunda al final en mejoras tangibles para nuestros pacientes”. En este sentido, mostró el compromiso institucional en potenciar los recursos destinados a la investigación —90 proyectos aprobados para 2020 que se repartirán una financiación global de casi un millón de euros— y en que “debemos ser capaces de transferir el conocimiento para mejorar la atención y el nivel de salud de la población”, apostilló.

Por su parte, el doctor San Román explicó que la evolución tecnológica ha permitido mejorar el pronóstico vital de los pacientes que son tratados de forma percutánea respecto a los que son tratados ‘a corazón abierto’. Además, esta nueva técnica permite disminuir la necesidad de colocar un marcapasos secundario tras la intervención, con el consiguiente beneficio para el propio paciente.

El grupo de trabajo de Cardiología de este centro asistencial del Sacyl ha conseguido también dos éxitos más, aunque a nivel nacional. Uno de ellos ha sido la implantación de una prótesis para reemplazar una válvula aórtica severamente estrecha, con un sistema novedoso en España. Una técnica que requiere un catéter mucho más fino que las otras prótesis disponibles y, por tanto, es mucho menos molesta para los pacientes.

Y el segundo logro obtenido por primera vez en nuestro país por parte del Servicio de Cardiología del Clínico de Valladolid ha sido la reparación de la válvula tricúspide que no cerraba bien mediante una técnica de implante de dos válvulas en las cavas superior e inferior.

En todas estas intervenciones se han podido corregir problemas en válvulas del corazón enfermas sin necesidad de cirugía abierta y se han realizado de forma mínimamente invasiva a través de catéteres.

Estenosis aórtica

La estenosis aórtica consiste en un estrechamiento progresivo de la válvula aórtica que impide que se abra por completo, lo que reduce u obstruye el flujo sanguíneo que llega desde el corazón a todo el organismo a través de la aorta.

Se trata de la tercera enfermedad cardiovascular con mayor incidencia, y está relacionada con el envejecimiento. Se calcula que el 2% de la población mayor de 65 años tiene estenosis aórtica. Cuando provoca síntomas, típicamente fatiga, sólo el recambio de la válvula es efectivo para quitar los síntomas y mejorar el pronóstico del paciente.

Tradicionalmente se optaba por la cirugía con recambio de la válvula aórtica. En pacientes con alto riesgo para la cirugía y en otras situaciones ya se ha demostrado que el implante percutáneo (sin cirugía, a través de catéteres) es igual de efectivo. A través de una arteria, generalmente la femoral, el cardiólogo intervencionista introduce un catéter hasta el corazón. La prótesis es una malla metálica plegada que en su interior incorpora pericardio de bovino.

Hay que destacar asimismo que para preparar cada caso y para la formación de profesionales, el grupo de Cardiología del Clínico de Valladolid está empleando técnicas de realidad virtual que incluyen la impresión en 3D de las estructuras cardíacas.