Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CANTABRIA

La Neocueva de Lanchares, premiada por la FEMP

neocueva-lanchares-premio-buenas-practicas-locales-biodiversidad-2149
Actualizado 02/03/2020 09:39:31
Redacción

El lema del proyecto, 'Ruinas para generar vida', busca dar una utilidad a las ruinas situadas en los montes. En este caso, se ha reconvertido el depósito de agua abandonado de Lanchares en un novedoso refugio artificial para murciélagos, una 'neocueva'.

El proyecto 'Neocuevas. Ruinas para generar vida', promovido por el Ayuntamiento de Campoo de Yuso en el pueblo de Lanchares, ha sido premiado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en la categoría de Fauna.

El lema del proyecto, 'Ruinas para generar vida', busca dar una utilidad a las ruinas situadas en los montes. En este caso, se ha reconvertido el depósito de agua abandonado de Lanchares en un novedoso refugio artificial para murciélagos, una 'neocueva'.

Según ha informado el Ayuntamiento, la iniciativa pretende servir de ejemplo piloto para poder dar un uso digno y útil a edificios similares repartidos por toda Cantabria, al tiempo que se fomentan las poblaciones de murciélagos como insecticidas naturales y arma de lucha contra plagas.

De hecho, instituciones y entidades se han interesado en replicar la iniciativa en otras localidades.

El galardón consta de un trofeo acreditativo que será entregado durante la celebración de la IX Asamblea de la Red Gobiernos Locales +Biodiversidad, que tendrá lugar esta primavera. También se facilita un roll-up para exponerlo en el Ayuntamiento e informar a la ciudadanía sobre la iniciativa y la distinción que ha obtenido.

Además, el proyecto premiado se publicará en el primer lugar de su categoría en el II Catálogo de Buenas Prácticas Locales por la Biodiversidad, en formato on-line, con motivo de la IX Asamblea de la Red.

El proyecto fue impulsado por el técnico municipal Miguel Ángel Toca y se desarrolló en octubre de 2018, a través de una jornada de voluntariado del programa regional PROVOCA, impulsada por Campoo de Yuso en colaboración con la Junta Vecinal de Lanchares y el CIMA del Gobierno de Cantabria.