Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“El pueblo de Barruelo siempre me demuestra que soy profeta en mi tierra”

ChechuGomez
Chechu con la plata en veteranos que consiguió en a Copa de España de KV de Otañes 2017. MIKEL SALVADOR
Actualizado 04/03/2020 11:46:07
Jose Rojo

El cierre de las minas de Barruelo de Santullán originó el éxodo de un gran número de trabajadores a otros puntos de la geografía nacional para buscarse el sustento familiar. Entre otros, los padres de Chechu Gómez Calleja, oriundos del pueblo. Chechu, como así llama todo el mundo a José Javier, nació en Baracaldo (1975) y vivió en Elorrio –lugar donde residían sus padres– hasta los 5 años, momento en que sus progenitores decidieron regresar a su tierra, aunque desembarcaron a 15 km de Barruelo, en Aguilar de Campoo, para montar un negocio. Allí vivió, estudió y trabajó, pero siempre se ha considerado barruelano. De hecho cuando se casó, no dudó en comprarse una casa en el pueblo de donde procede toda su familia. Y ahí sigue.

Gómez Calleja, casado y con dos hijos (un “guaje” de 15 y una niña de 4) y trabajador desde hace dos años en La Naval de Reinosa, logró su primera victoria en carreras de montaña en 2015 cuando ganó el Torreón Kilómetro Vertical. Y este año se ha proclamado campeón del mundo con la selección española de raquetas de nieve, competición que se celebró el pasado 15 de febrero en Myoko (Japón). Un triunfo más para su corta pero intensa trayectoria en el deporte de montaña.

JOSE ROJO

Pregunta. En 2018, cuando se proclamó campeón mundial de raquetas de nieve en la categoría de veteranos, anunció su retirada de los campeonatos nacionales y mundiales. La condición le puede…

Respuesta. Exacto. Pero fue por un motivo. El Ayuntamiento de Barruelo me eligió ese mismo año para pregonar las fiestas del Carmen y, tras ese acto, los dirigentes municipales anunciaron que iban a poner mi nombre al polideportivo. Supuso una alegría tan grande… Mi familia se emocionó muchísimo y cuando bajé del escenario, le dije a mi mujer que iba a volver a competir con la idea de ganar una medalla y dedicársela al pueblo de Barruelo.

P. Este año ha logrado en esa misma competición colocarse en el noveno puesto de la absoluta. ¿Esperaba realizar una actuación tan brillante, teniendo en cuenta que tiene 44 años?

R. Era muy complicado. Además de tener esa edad, he pasado momentos muy malos por la reciente muerte de mi madre. Pero, al final, me salió una buena carrera.

P. Su resultado en dicha prueba, junto al oro de Roberto Ruiz y la plata de Nacho Hernando, aunque cruzaron juntos la línea de meta, contribuyó a que España se llevara el título de campeona por países.

R. La competición de raquetas de nieve tiene un reglamento diferente y los tres primeros corredores de cada nacionalidad son los que puntúan para su país. En este caso, yo fui el tercer español en cruzar la línea de meta con mejor tiempo, detrás de Roberto y de Nacho. Y todas las quinielas apostaban por Estados Unidos como triunfadora, pero les arrebatamos el título y tuvieron que contentarse con la plata.

Por su parte, el equipo femenino, al colgarse Lucía Ibáñez la plata en absoluta, dieron a España el título de subcampeona del mundo.

P. ¿Ha sido el colofón de toda su carrera o todavía le queda gasolina para otros mundiales?

R. El año que viene, que también espero competir en el mundial que se celebrará en Argentina, me resultará muy difícil conseguir este mismo logro. Tendré ya 45 años... Pero, tras ganar el oro de España, me he dado cuenta de que tengo la necesidad de seguir haciendo deporte. Quiero seguir divirtiéndome como hasta ahora. Si salen bien las cosas, adelante y si no, ya no tengo que demostrar más…

Aunque mi próxima cita será el 7 de marzo, que participaré en el nacional de raquetas de nieve que se celebrará en Fuente Dé.

P. O sea que no va a dejar pasar la temporada…

R. [Risas]. No voy a presentarme a la Copa de España, pero estaré presente en algunos campeonatos, como en el de Kilómetro Vertical (KV) y en otros de Cantabria o de Castilla y León.

P. ¿Por qué se inició tan tarde en el deporte de montaña?

R. Porque mis orígenes deportivos fueron con el ciclismo, donde competí hasta los 21 años y ahí tuve que dejarlo para ponerme a trabajar.

A los 32 años comencé a correr para bajar peso y estar un poco en forma; trotaba por las noches y al mes y medio más o menos me apunté a la media maratón de Miranda de Ebro y ahí me enganché a esto de correr. Luego vi que lo que realmente me gustaba era la montaña y, bueno, ya no lo he dejado.

P. De sus éxitos deportivos, ¿cuáles tiene retenidos en su memoria?

R. Sin duda, el más importante ha sido este último: un campeonato mundial absoluto y con tu país. Aunque la que recuerdo con más cariño es mi primera victoria, cuando gané el Torreón en 2015. Es el Kilómetro Vertical más antiguo de España y competía en casa, a pesar de que es el que menos va conmigo porque es muy rápido y yo me encuentro más cómodo cuanto más duro es. Ganar en casa no tiene palabras y creo que soy el único palentino en categoría masculina que lo ha ganado.

P. ¿Y qué espinita tiene clavada, ésa que pudo ser y no fue?

R. Haber sido campeón de España en Kilómetro Vertical, que es mi especialidad, en veterano. He logrado ser bronce… Este año no podré ni siquiera intentarlo porque coincide con el nacional de raquetas de nieve ni tampoco acudir como seleccionador de Cantabria en Kilómetro Vertical –cargo que ostenta– para animar a mis chicos.

P. ¿Qué triunfo le hubiese encantado firmar?

R. El campeonato del mundo de raquetas de nieve en categoría absoluta. Es el deporte más duro que he practicado, y eso que he competido en muchos. He conseguido ser décimo –2018– y noveno –2020–. Es un imposible, pero me hubiera encantado ganarlo.

P. Y sigue diciendo que se va a tomar el deporte con más calma…

R. [Risas]. A mi edad cuando lo dejas una temporada, volver a recuperar el estado de forma que tenía es muy difícil. Pero lo logré y siempre que compito intento hacerlo lo mejor posible. Aunque me lo tomo de otra forma y me divierto, pero cuando llega el día de la prueba, salgo siempre a ganar.

P. ¿Ha ganado algo a la hora de “dosificar” su participación en competiciones?

R. Yo sigo teniendo un buen nivel, pero las recuperaciones físicas resultan más difíciles. Antes podía correr un par de carreras en un fin de semana y recuperaba sin problemas. Ahora, después de una carrera, tardo en recuperarme tres o cuatro días.

En estos momentos, elijo las competiciones; no voy a todo. Participo en las carreras que me gustan o por los objetivos que tenga marcados. Y ahora cuido mucho más mi alimentación, cosa que antes no hacía.

P. ¿Hay que sacrificarse mucho para ser un corredor de montaña?

R. Muchísimo. Hay que ser muy fuerte mentalmente y no venirse abajo. Cuando quedé subcampeón de España en veteranos de Snow Cross –correr con crampones– en 2018, corríamos a 16 grados bajo cero y cuando finalicé la carrera estuve una hora y media recuperándome; tenía síntomas de congelación en las manos… Y aún así la montaña me sigue tirando.

A los chicos que entreno les digo, en primer lugar, que se diviertan y, luego, si quieren obtener resultados, que tienen que ser muy fuertes.

P. Usted ideó la prueba ‘Reto 3KV de la Montaña Palentina’, que consiste en ascender en la misma jornada los picos Espigüete, Curavacas y Murcia y cuyo récord ostenta el leonés Manu Merillas.

R. Esta prueba se convocó hace tres años, en colaboración con la Diputación de Palencia, para promocionar la Montaña Palentina. Yo tuve el privilegio de ser el primero en realizarla y ahora el récord lo ostenta Manu, uno de los mejores corredores de montaña del mundo, lo que otorga a esta prueba un mayor caché.

Cualquier corredor puede intentarlo cuando crea oportuno.

P. ¿Usted intentará superar el tiempo de Merillas?

R. Hoy por hoy, me parecería imposible. Ahora estoy centrado en los entrenamientos y quiero prepararme para las competiciones a las que tengo previsto presentarme. Aunque quizás lo intente este verano… Todo depende de mi condición física.

P. El Ayuntamiento de Barruelo le homenajeó el pasado 22 de febrero con una recepción oficial por su triunfo en Japón.

R. Yo volví a las competiciones por mi pueblo para devolverles con un triunfo deportivo esa deferencia de bautizar con mi nombre el polideportivo. Eso sí, no pensé que iba a ser ganando un mundial.

En esa recepción estuvo toda la corporación y fue muy emocionante. Yo fui con mi familia y, sinceramente, me sentí muy agradecido por el pueblo de Barruelo, al que llevo siempre en mi corazón. Es muy difícil ser profeta en tu tierra, pero yo siento que lo soy; me lo demuestran siempre.

P. ¿Este tipo de reconocimientos le llenan más que nada?

R. Yo me siento valorado y muy querido. En Barruelo la gente no te olvida. Siempre me animan. Hay muy poca gente que sienta tanto a su pueblo como la de Barruelo.

P. Ha sido candidato al premio Mejor Deportista Palentino en 2015. ¿Es un galardón que le gustaría escribir en su palmarés?

R. Por supuesto. ¡Este año he ganado un campeonato del mundo con la selección española! Quién sabe…

Personalísimo

“No me conformo con nada”

- Signo del horóscopo… Cáncer.

- Vicio confesable… La montaña.

- Película para recordar… ‘El club de los poetas muertos’.

- Actor… No soy muy cinéfilo… Robin Williams, que me gusta en otras películas.

- Actriz… Scarlett Johansson.

- Animal… El caballo.

- Color… Rojo.

- Libro predilecto… ‘El camino’, de Delibes.

- Coche que tiene… Un Opel Astra.

- En cuestión de cocina se muere por… Las berenjenas rellenas.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Viento del norte’, Nando Agüeros.

- En su relación con las personas no soporta… La mentira.

- Por el contrario, valora… La sinceridad.

- Siente envidia sana por… Nada, la verdad. Intento conseguir mis metas y ya está.

- Rasgo que le define… El trabajo.

- Su gran defecto… Que no me conformo con nada.

- Su mejor sueño… Vivir tranquilo junto a mi familia.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Su mirada.

- Los sábados por la noche disfruta… Cena y cine familiar. Soy muy casero.

- El rincón favorito de su casa es… La habitación donde tengo varios acuarios y crío peces.

- De Palencia no aguanta… La indiferencia a nivel nacional de nuestra provincia.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Es gente muy campechana y cuando te dan su amistad, te la dan para siempre.