Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

PROVINCIA

La Diputación destinará 12,24 millones de euros al servicio de ayuda a domicilio para los dos próximos años

Servicios_a_mayores_c_Clece
Actualizado 04/03/2020 12:34:27
Redacción

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy la adjudicación del servicio con el voto favorable del equipo de gobierno, del PP, y la abstención de los demás grupos políticos (PSOE, Ciudadanos y Mixto-Ganemos Palencia). Alrededor de mil seiscientos habitantes se benefician de este programa cuya adjudicación ha correspondido a una unión temporal de empresas integrada por Clece y Onet Iberia Soluciones tras analizar las siete ofertas presentadas en el proceso de licitación.

La Junta de Gobierno de la Diputación de Palencia ha aprobado hoy la adjudicación del servicio de ayuda a domicilio en el medio rural de la provincia para los dos próximos años, decisión que contó con el voto favorable del equipo de gobierno, del PP, y la abstención de los demás grupos políticos (PSOE, Ciudadanos y Mixto-Ganemos Palencia). Alrededor de mil seiscientos habitantes de los pueblos palentinos se benefician de este programa, uno de los ejes de los Servicios Sociales de la institución. La adjudicación, por importe de 12,24 millones de euros, ha correspondido a una unión temporal de empresas integrada por Clece y Onet Iberia Soluciones, conforme a la propuesta valorada por la mesa de contratación, tras analizar las siete ofertas presentadas en el proceso de licitación.

La UTE Clece-Onet Iberia Soluciones ha ofrecido la prestación del servicio a un precio de 18,39 por hora, que determina —junto con la aplicación del IVA correspondiente— el importe final de la adjudicación, con la estimación de 320.000 horas anuales, cifra que han calculado los Servicios Sociales en función de la actual demanda del servicio y de la previsible en los dos años de duración del contrato.

La consignación de los 12,24 millones de euros se reparte entre los tres presupuestos en los que regirá el contrato, cuyos dos años de duración discurrirán a partir del 1 de abril del 2020 (o la fecha de la firma si fuera posterior). Este contrato podrá prorrogarse por dos años más hasta un máximo de cuatro años de duración incluidas las prórrogas. Con cargo al presupuesto de 2020, la Diputación consigna 4,59 millones de euros, que se elevarán a 6,12 millones de euros en el próximo ejercicio, y a 1,53 millones de euros en 2022, cantidad que en principio bastará para atender la ayuda a domicilio durante el primer trimestre del año, a expensas de una posible prórroga o de la convocatoria de un nuevo proceso de contratación.

MEJORAS DE LA OFERTA. Conforme al pliego de condiciones, la Diputación únicamente abona los servicios efectivamente prestados por el importe unitario que ofrece el adjudicatario (18,39 euros por hora de servicio), sin que la institución quede obligada a solicitar una determinada cuantía de servicios ni a la ejecución total del gasto, que vendrá marcada por la demanda real de la población usuaria. Asimismo, el adjudicatario deberá aportar las mejoras de equipamiento que planteó en su oferta: ocho camas articuladas, cuatro grúas, ciento veinticinco alzadores de inodoro, ciento veinticinco alzadores de baño o ducha, cincuenta tablas de ducha y ciento veinticinco agarres de baño o ducha.

El servicio de ayuda a domicilio, que la Diputación gestiona a través de los once Centros de Acción Social (Ceas) de la provincia, es uno de los que se financia mediante el acuerdo marco con la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León en el cuatrienio 2020-2023, que el pleno de la Diputación aprobó en su sesión de enero. Supone la transferencia de la administración regional a la provincial de 24,5 millones de euros (6,14 millones por anualidad, una subida cercana al 6% con respecto a la cantidad anual del anterior convenio 2017-2019, en torno a 5,8 millones). La atención a las situaciones de dependencia supone casi dos terceras partes (63,2%) de la asignación que recibe la institución provincial (más de 15,5 millones de euros en los cuatro años de vigencia del acuerdo marco, en los que se incluye una amplia partida de 13,9 millones para la ayuda a domicilio).

La Diputación de Palencia es muy consciente de la importancia de este servicio para las personas mayores y dependientes que residen en el medio rural, lo que se ve reflejado en la creciente partida presupuestaria para su atención: de los 4,5 millones de euros dedicado en 2015 se pasará, con el nuevo contrato hoy adjudicado, a superar los 6,12 millones de euros en 2021, lo que representa un aumento del 36% en la consignación en ese periodo 2015-2021. Esta subida del gasto responde al aumento en la cifra de usuarios por el envejecimiento de la población y el consiguiente aumento de casos de dependencia (unos 1.600 en la actualidad, frente a menos de 1.300 usuarios en 2015), que se refleja además en las horas efectivas de servicio: la Diputación ha pasado de 281.000 horas prestadas en 2015 a 320.000 anuales en este nuevo contrato, el 14% más que hace cuatro años.

AUTONOMÍA PERSONAL Y VÍNCULO CON EL ENTORNO. La ayuda a domicilio es un servicio que se presta en el domicilio unas horas al día para facilitar la atención en tareas domésticas o a personas enfermas o dependientes para actividades básicas de vida diaria (higiene, ayuda en el vestido, alimentación…). Las personas encargadas de facilitar esta atención son profesionales cualificados en este tipo de tareas. La prestación busca facilitar el desarrollo y el mantenimiento de la autonomía personal, prevenir el deterioro individual o social y promover condiciones favorables en las relaciones familiares y de convivencia, para contribuir además a la permanencia de las personas en su entorno habitual.

Una gran parte de los usuarios de la ayuda a domicilio son personas de edad avanzada con carencias en su autonomía personal y en sus recursos económicos, sociales y familiares. Asimismo, hay muchos usuarios que son personas con alguna discapacidad que afecta a su día a día. También se acogen a estos servicios menores de edad cuyas familias no pueden proporcionarles los cuidados y atenciones que requieren en el propio domicilio, lo que permite que continúen residiendo en él y en su entorno vital. También se acogen a esta prestación algunas familias con excesivas cargas, conflictos de convivencia, inestabilidad económica o problemas derivados de trastornos psíquicos, enfermedades físicas de gravedad, adicciones… Cada usuario, según necesidades o grado de dependencia, recibe diferentes servicios, ya sean de carácter personal (higiene, aseo, vestido, ayuda en la alimentación...), doméstico (limpieza del hogar, lavado de ropa, compras…) o relación con el entorno (desplazamientos fuera de casa, participación en actividades comunitarias, apoyos a la familia, personas cuidadoras…). Los CEAS proporcionan, en ese sentido, la información y atención a los posibles usuarios.