Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

Palencia tiñe de morado las calles en el Día de la Mujer

IMG_20200309_113302
Actualizado 09/03/2020 13:22:09
Redacción

El acto más multitudinario de los que se celebraron en la capital y provincia, donde se citaron unas 1.500 personas según la subdelegación del Gobierno, fue la manifestación que partió de la Estatua de la Mujer y que recorrió a ritmo de batucada las calles Mayor, Don Sancho y Colón, hasta llegar al parque del Salón, donde se leyó el manifiesto reivindicativo de la Plataforma por los derechos de las mujeres de Palencia y que este año llevó por lema 'A la revuelta por la rebeldía'.

Más de un millar de personas, concretamente unas 1.500 según la subdelegación del Gobierno, tiñeron de morado este domingo, 8 de Marzo, las calles de Palencia durante la manifestación del Día Internacional de la Mujer, convocada por la Plataforma por los derechos de las mujeres de Palencia, bajo el lema 'A la revuelta por la rebeldía'.

Con salida en la Estatua de la Mujer, la marcha recorrió las arterías de la ciudad al grito de "Ni un paso atrás", "Quiero ser libre", "El patriarcado va a acabar" o "Si las mujeres paramos, se para el mundo" hasta llegar al parque del Salón, donde se dio lectura al siguiente manifiesto:

"A la revuelta por la rebeldía"

Las mujeres estamos en la calle un año más levantando nuestra voz para denunciar nuestro malestar que SÍ, tiene nombre. El malestar es el sistema que nos oprime. El sistema que está por encima de todos los sistemas: ¡¡el malestar de las mujeres es el patriarcado!!

Hoy 8 de marzo las mujeres salimos a las calles ¡¡para hacer sonar nuestra rebeldía!! No queremos un sistema que nos subordina, que nos obliga a ser personas de segunda. El patriarcado está por encima de todos los sistemas totalitarios que se han surgido y se han establecido en el mundo. El patriarcado está por encima del sistema capitalista neoliberal, está por encima de las transnacionales, por encima de las colonizaciones, de las discriminaciones raciales, por encima de la homofobia, el patriarcado está presidiendo todas las desigualdades. ¡¡Y en la base de todas las desigualdades está la desigualdad entre mujeres y hombres!! El patriarcado es el sistema que se impone a toda condición humana, se impone a las mujeres, sobre todo, pero a los hombres también.

Solo la REBELDÍA puede hacernos sacudir este yugo invisible, aplastante. Primero vamos a negarnos con todas las fuerzas a ser machacadas, maltratadas, explotadas, discriminadas, excluidas, prostituidas, silenciadas y asesinadas. La negación ocupa nuestras fuerzas, llena las calles, estamos aquí para decir ¡¡NO!! No son libres nuestras elecciones. No elegimos llevar pendientes, ni tacones altos, ni carreras universitarias feminizadas, ni ser madres, no elegimos libremente dejar nuestro trabajo para los cuidados, no elegimos libremente ser prostituidas. ¡Es mentira! La libre elección es una falsedad. Es lo que Ana de Miguel llama ¡el patriarcado de consentimiento!

En segundo lugar y por principio, vamos a romper las reglas establecidas a través de los tiempos. Reglas que los estereotipos nos recuerdan a todas horas; no somos sumisas, no somos naturaleza, no somos esclavas, ni somos ciudadanas de segunda. Nos levantamos con las mujeres que nos precedieron y luchamos por lo que es nuestro, ¡¡nuestra es la vida y nuestro es el espacio público!! Rompemos la regla de lo privado, pasamos a lo político. ¡¡¡Porque cuando nos duele es político!!! Esta manifestación es un acto político.

La actitud es lo tercero, ¡¡vamos a dar la batalla!! Las mujeres nos vamos a nombrar juntas, somos hermanas y clamamos poderosamente; con la fuerza de seres racionales que quieren activamente cambiar el orden del

mundo. Nuestra vigorosa actitud, es la actitud de las legiones de mujeres que se empoderan en las manifestaciones. No vamos a desistir, presentaremos lucha ante quienes quieran arrinconarnos de nuevo. La actitud combativa de las mujeres es y será imparable, categórica, firme y asistida por la razón.

En cuarto lugar, pretendemos el bien común de todas las mujeres, y de la sociedad entera. La opresión alcanza a toda la humanidad, al planeta también. Nuestro pensamiento está al servicio de una causa humanizadora de carácter universal, de igualdad universal. Proclamamos los cuidados como fuente de bienestar general que alcanza a toda la vida. Queremos un mundo en el que se escuche el clamor de los movimientos feministas: ya sean de investigación científica, de desarrollo filosófico, de activismo cultural, de ecofeminismo, de creación literaria…de emancipación y empoderamiento.

El quinto principio de la rebeldía es la ACCIÓN. La acción es manifestarse, opinar, educar en igualdad, utilizar el lenguaje inclusivo, acción es el asociacionismo de mujeres, actuar es tener otra perspectiva, la perspectiva de género: Inaugurar una nueva mirada más amplia, más completa, más amable, más justa. Somos activistas cada vez que denunciamos la desigualdad en cada una de las áreas de nuestros días.

¡¡Las mujeres hoy por nuestro activismo estamos aquí para manifestar nuestras denuncias!!

DENUNCIAMOS: El desigual reparto de los roles en los cuidados de los hogares, de las personas dependientes.

DENUNCIAMOS: La cosificación del cuerpo de las mujeres, que se mercantiliza en la prostitución sin que nadie se fije en la indecente demanda de los puteros

DENUNCIAMOS: La inexistente educación sexual en los centros escolares y universitarios, dejando que sea la pornografía la escuela sexual de los niños y jóvenes varones.

DENUNCIAMOS: la vergüenza de la publicidad que sutilmente impone los modelos estereotipados de cómo ser mujer, de cómo ser hombre.

DENUNCIAMOS: la desfachatez de la clase política que da pábulo al sector más reaccionario permitiendo que pervierta el discurso de género, que ridiculiza los avances de la lucha de las mujeres

DENUNCIAMOS: la ignorancia de este país que considera que la desigualdad entre mujeres y hombres es cosa del pasado.

DENUNCIAMOS: la falsedad del síndrome de alienación parental para dejar a las mujeres madres sin la custodia de sus hijas e hijos, y luego entregárselos a hombres que la mayoría de las veces son maltratadores.

DENUNCIAMOS: los asesinatos de tantas mujeres que mueren a manos de sus parejas o exparejas sin haber denunciado los malos tratos porque el sistema nos quiere defenderlas.

DENUNCIAMOS: el trasiego de personas migrantes que genera la pobreza, las guerras, el racismo, la desigualdad y que se ceba especialmente con la población más vulnerable: mujeres y menores.

DENUNCIAMOS: la homofobia que permite que haya personas excluidas por su condición sexual, porque la norma es el heteropratriarcado.

DENUNCIAMOS: la injusticia salarial entre mujeres y hombres, donde ellas por el mismo trabajo perciben menos.

DENUNCIAMOS: la desigualdad en los cuidados que permite que sean las mujeres las que sigan encargándose de atender a las personas dependientes sin retribuirles el trabajo.

¡¡¡MUJERES, DESPIERTAS!! ¡Mujeres … alerta! LAS MUJERES ESTAMOS EN LA REVUELTA ¡¡¡¡A LA REVUELTA POR LA REBELDÍA!!!! ¡¡LAS MUJERES ESTAMOS EN LUCHA!!

¡¡¡LA REVOLUCIÓN SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ