Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

Un robot analizará en Castilla y León hasta 1.400 muestras al día en busca de coronavirus

coronavirus_imagen_redes_sociales
Actualizado 02/04/2020 08:08:49
Redacción

La Comunidad se convierte así en la séptima de España en utilizar esta tecnología, facilitada por el Ministerio de Sanidad, para la detección del Covid-19. Hasta el momento este equipamiento robótico, ubicado en el Hospital Río Hortega de Valladolid, se empleaba para diagnosticar otras enfermedades como el VIH o la hepatitis.

El Ministerio de Sanidad ha aprobado para Castilla y León la utilización de un equipo analítico diseñado por la compañía Roche, para la realización rápida de PCR. Es decir, para poder multiplicar la velocidad de obtención de resultados de los test de detección del coronavirus. Con este nuevo sistema se podrán analizar hasta 1.400 muestras al día, al pasarse de un análisis manual a uno automatizado. Y ya se ha puesto en marcha en Vigo, Madrid, Barcelona, Vitoria, Málaga y Valencia; siendo, por lo tanto, nuestra región la séptima en acceder a este sistema.

De esta manera se tiene aprobación para confirmar o descartar la presencia de SARS-COV-2 en los pacientes utilizando un innovador sistema de análisis, junto una tecnología robótica de la que Castilla y León ya disponía -situada en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid- y que hasta ahora se empleaba para analizar carga viral de VIH y hepatitis. Pudiendo, además, realizar esto a un ritmo mucho más elevado del necesario para realizar las PCR de manera manual y que permitirá la obtención de resultados de unas 1.300 muestras diarias. Para ello se procederá mañana a la formación del equipo de microbiólogos y técnicos de microbiología, con experiencia en la realización de estas analíticas, para dar comienzo inmediato al nuevo sistema.

No obstante Castilla y León sigue con la estrategia del control de la pandemia, basada en el confinamiento y la realización del máximo número posible de test a los pacientes para detectar precozmente la enfermedad y aislar a los enfermos para que no la expandan. Por lo que se seguirán llevando a cabo análisis de muestras, tratando de que todos los hospitales mantengan al máximo el ritmo de realización de PCR. Con el fin de obtener el mayor número de resultados y dar la mayor respuesta posible a los pacientes castellanos y leoneses. Por lo tanto, los análisis regionales seguirán en marcha en los hospitales que los realizaban y se trabajará para aumentar al máximo el número de pruebas que se desarrollan en las universidades de León, Salamanca, Valladolid y Burgos.

Asimismo, se comenzarán a emplear también próximamente los test rápidos de anticuerpos (ACS), teniendo en cuenta que ambos sistemas son complementarios y uno no puede sustituir al otro. Las PCR son mucho más sensibles y los ACS estarán enfocados, principalmente, a conocer la inmunización de los profesionales, de las personas que pasan el Covid-19 en sus casas, o en residencias de ancianos, con el objetivo de poder confirmar si han pasado o no la infección y, por lo tanto, saber si han generado anticuerpos frente a ella; información de gran utilidad en este momento de la pandemia. Cuantas más herramientas tengamos, mejor.

¿Cómo funciona?

La nueva tecnología que comienza a usarse en Castilla y León se basa en el análisis de muestras que se toman con un exudado nasofaríngeo mediante un hisopo. Estas muestras, tras ser organizadas y procesadas documentalmente, se introducen con unos módulos automáticos en el robot, para que este extraiga y purifique los ácidos nucleicos de los reactivos. Ya que estos elementos son los que portan la información básica del genoma del virus.

Posteriormente el sistema robótico procede a desarrollar la segunda fase, dentro de la misma máquina, tomando como base tres genes específicos del virus. Y así es como se sabe si la muestra resulta positiva o no en Covid-19.