Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

El colectivo Chiguitxs LGTB+ Palencia celebrará el Día del Orgullo con una concentración

orgullo_2020
Actualizado 23/06/2020 08:50:06
Redacción

Tendrá lugar a las 12 horas en la Plaza Mayor y será obligatorio el uso de mascarilla así como mantener la distancia de seguridad de manera continuada.

Chiguitxs LGTB+ Palencia celebra este año también el Orgullo LGTB+ el 28 de junio. La situación de pandemia y las medidas tomadas frente a ella, hacen que los actos este año varíen en relación con los que se llevaron a cabo en años anteriores.

No obstante, la asociación se ha esforzado para que al menos se pudiera realizar un acto en la calle, dando visibilidad a las reivindicaciones del colectivo. Ante las dificultades que entrañaba realizar una manifestación por las calles para garantizar las medidas de protección, se ha optado por realizar una concentración, que tendrá lugar el próximo domingo día 28, a las 12 h de la mañana, en la Plaza Mayor de Palencia.

Para cumplir con todas las medidas de protección recomendadas por las autoridades sanitarias, será obligatorio el uso de mascarilla durante la concentración, y se deberá mantener la distancia de seguridad de manera continuada. Para ello, un grupo de voluntarios debidamente identificados se encargarán de dar las indicaciones necesarias a las personas asistentes a la concentración, así como de facilitar elementos de protección, como mascarillas y solución hidroalcohólica, a quienes lo pudieran necesitar.

El Orgullo LGTB+ tiene siempre una parte festiva que complementa el carácter reivindicativo de la conmemoración. Esa parte se suele desarrollar durante el paso de la manifestación por las calles, lo que este año no ocurrirá. No obstante, se procurará mantener ese tono festivo durante al menos una parte de la concentración, con alguna actuación durante la misma. Igualmente se leerá el manifiesto en el que se expresarán las reivindicaciones del colectivo LGTB+ de Palencia.

MANIFIESTO ORGULLO 2020

Este año 2020 nos toca hacer un Orgullo LGTB+ especial. La covid-19 ha trastocado nuestras vidas durante los últimos meses, y el Orgullo no ha sido una excepción. Pese a todo, hemos querido mantener la movilización en la medida de lo posible, porque creemos que es importante que no se pierda la dinámica empezada hace unos años. Y lo hemos querido hacer garantizando expresamente todas las medidas de protección necesarias, de manera que nuestro acto fuera un ejemplo de comportamiento cívico.

La pandemia ha evidenciado lo frágiles que pueden llegar a ser las cosas que pensábamos consolidadas para siempre. Nos ha afectado, además de en la salud de muchxs, incluso en la muerte de más de 80 personas en Palencia, en nuestra vida social, en nuestra situación laboral, y en nuestra economía. Ha tocado a todos los estratos sociales y económicos de la población, pero no a todos por igual. Las clases más desfavorecidas, son, con toda seguridad, las que mayor dificultad van a tener para salir de esta nueva crisis, que además se solapa con la crisis de la década anterior, de la que aún no se habían recuperado y en muchos casos no tenían perspectivas de recuperación. Y hay que tener en cuenta que las personas LGTB+ además de la diferencia de clase, sufren en estas situaciones de manera añadida por su orientación sexual o su identidad de género. No podemos obviar que el paro entre las personas trans es del 85% (algunas de las cuales acaban dedicándose al trabajo sexual totalmente desprotegidas como última salida), o que el 24% de personas LGBTI+ se han sentido acosadas en el trabajo, además de sufrir la discriminación en el acceso al empleo, o a la hora de los despidos. En la situación que hemos vivido tampoco podemos olvidarnos de todas las personas jóvenes LGBTI+ que se han visto obligadas a pasar el confinamiento con progenitores que no les aceptan ni les respetan.

Se han tomado, en esta ocasión, numerosas medidas que evitarán que las repercusiones laborales, sociales y económicas sean tan duras para las personas y colectivos más vulnerables como lo fueron en la crisis de 2008: ERTES, avales de créditos, moratorias de pagos, y otras, y la que posiblemente sea más importante en este momento y a medio plazo, el Ingreso Mínimo Vital. A esta medida se han opuesto justo quienes siempre hemos tenido enfrente en el colectivo LGBTI+: los empresarios explotadores, la Iglesia católica, la derecha y la ultraderecha. Es un paso muy importante, pero deberíamos, sin embargo, intentar ir más lejos, reivindicando una Renta Básica Universal, que sería un paso de gigante para acabar con estas discriminaciones. Tener garantizado el techo y el alimento evita tener que aceptar forzosamente trabajos en condiciones de explotación, o tener que convivir con quien no te acepta ni respeta.

Y es que, como dice el lema de esta concentración, tenemos que defender los derechos de todxs, y el principal derecho es el de una vida digna para todxs. La defensa de los derechos LGTB+ debe ir de la mano con la defensa de los derechos de las mujeres, de lxs trabajadores/as, de las personas racializadas, de lxs migrantes, divesxs funcionales, y muchxs más. Sólo conseguiremos la igualdad real si defendemos una igualdad para todxs, defendiendo los derechos de todxs, y no dando ni un paso atrás en los ya conquistados y en los que se vayan consiguiendo.

Porque no tenemos que perder de vista que hay un intento claro, a nivel mundial, y por supuesto en España, desde la extrema derecha política, en alianza con movimientos ultracatólicos y otros poderes, de revertir los derechos conquistados y no avanzar hacia los que aún hay que conseguir, y de ir contra la igualdad real de las personas LGTB+. Por ejemplo, mediante el veto educativo, o la campaña niños con pene y niñas con vulva, de Hazte Oír, o Foro de la Familia, al tiempo que observamos actitudes de transfobia hacia las mujeres trans por parte de algunos colectivos.

En este marco también tenemos que denunciar el incremento de las agresiones diverséxfobas, alentadas por los mensajes de odio de la extrema derecha. En concreto, agresiones sufridas desde el anterior Orgullo en Palencia, físicas y en redes, y las que se están produciendo tras las manifestaciones de las cacerobanderas en numerosos lugares del país. Agresiones que tienen entre sus objetivos amedrentar a las personas LGTB+ y obligarnos a volver al ostracismo y los armarios, y mantenernos como ciudadanxs de segunda, o inexistentes.

Y lamentablemente, otro año más, tenemos que volver a reivindicar desde este mismo lugar, un instrumento absolutamente necesario para avanzar hacia esa igualdad real, que es la Ley de Igualdad Social de la Diversidad Sexual, de Género y Familiar para Castilla y León, que en la anterior legislatura bloqueó el PP, y en esta se le ha unido Cs, intentando recortar el anterior proyecto, en contra de todos los colectivos de la Comunidad. También a nivel nacional es necesario que se avance en la consecución de la Ley de Igualdad Social.

Sólo manteniéndonos firmes en nuestras reivindicaciones, sin dar un paso atrás, defendiendo nuestras conquistas, y haciéndolo de la mano de todxs lxs que también aspiran a la igualdad real, podremos avanzar hacia una sociedad de iguales en la que podamos mostrarnos orgullosxs de nuestra diversidad, una sociedad que defienda los derechos de todxs.

¡Ley de Igualdad Social ya!

¡Por los derechos de todxs!

¡Ni un paso atrás!

¡Viva el Orgullo LGTBI+ palentino!