Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

El PSOE pregunta por las ayudas de 25 euros para familias vulnerables que ni siquiera han sido tramitadas

PALENCIA
Actualizado 25/09/2020 12:55:27
Redacción

A pesar de tratarse de una ayuda ridícula y anunciada “a bombo y platillo”, el consistorio aún no ha materializado la entrega de alimentos que fue anunciada en mayo.

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Palencia ha calificado de lamentable el hecho de que el consistorio todavía no haya hecho efectivas las becas comedor que fueron anunciadas por el Equipo de Gobierno el pasado mes de Mayo.

Los socialistas han vuelto a preguntar por estas ayudas en el transcurso de la Comisión de Servicios Sociales y, sorprendentemente, ni han sido entregadas a las familias más vulnerables, ni siquiera se ha iniciado su tramitación.

La aportación municipal debiera haber sido la segundo entrega de estas ayudas que en primera instancia fueron financiadas con las asignaciones del Gobierno de España que destinó a la capital la cantidad de 64.442 euros para costear el derecho básico de alimentación de los niños y niñas que quedaron en situación de vulnerabilidad después del cierre de los colegios por la pandemia.

Desde el PSOE ya se calificó de ridícula la ayuda asumida por el Ayuntamiento de 25 euros, pero lo más sangrante es que ni siquiera esa ínfima aportación se ha hecho efectiva desde el pasado mes de Mayo y, por tanto, aún no han sido entregados los alimentos a un buen número de familias que atraviesan por serias dificultades económicas.

Los socialistas recuerdan que, a pesar de que ya están en funcionamiento los comedores escolares, existen casos extremos en los que algunos de los niños o niñas han tenido que ser confinados y, por tanto, sus familias carecen de la posibilidad de afrontar al menos una comida saludable al día.

Los concejales del PSOE también se han hecho eco a lo largo de la Comisión de Servicios Sociales del malestar existente con la Junta de Castilla y León por la tramitación del fondo extraordinario para ayudas a la conciliación familiar, cuya carga ha tenido que ser asumida por las entidades locales.

Desde el Gobierno de España se destinaron 20 millones de euros para esta materia que debiera haber sido suplementada desde la institución autonómica con otros 3 millones de los que nada se sabe. Sin embargo, la Junta “se lava las manos” y deriva el trabajo a los CEAS que ya cuentan con una sobrecarga excesiva y difícilmente pueden asumir nuevas competencias. La situación resulta aún más compleja al obligarse a realizar una justificación por parte de los solicitantes farragosa y excesiva, motivando que muchos de ellos opten por contratar a personas de forma irregular, fomentando la economía sumergida.

Las críticas socialistas se centran también en la labor desarrollada por la Junta en estos últimos meses en los que se ha encargado de obligar a los ayuntamientos a asumir competencias y eludir así cualquier tipo de responsabilidad. Mientras tanto, cuestiones que dependen directamente de los dirigentes regionales como las actividades extraescolares o los juegos escolares, que podrían ayudar a la conciliación familiar, siguen sin contar con protocolos que permitieran su puesta en marcha.