Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

UCE-Palencia advierte de la necesidad de mantener y controlar las calderas de gas e instalaciones de butano

gas
Actualizado 29/09/2020 10:42:52
Redacción

Todos los sistemas de calefacción necesitan de tareas de mantenimiento para un buen funcionamiento, rendimiento y para garantizar la seguridad y prevenir accidentes. Destaca la importancia de diferenciar el mantenimiento de la inspección.

UCE-Palencia informa que para mantener las características funcionales de las instalaciones y su seguridad y conseguir la máxima eficiencia de sus equipos, es preciso realizar las tareas de mantenimiento preventivo y correctivo.

Todos los sistemas de calefacción necesitan de tareas de mantenimiento para un buen funcionamiento, rendimiento y para garantizar la seguridad y prevenir accidentes.

Calderas de Gasoil: Aunque cada vez son menos, aun hay muchas viviendas que disponen de este sistema de calefacción. Necesitan de un mantenimiento periódico, que debería ser anual y siempre que sea necesario. Lo debe realizar un técnico, pues hay tareas sensibles como la limpieza de electrodos y boquillas inyectoras.

Calderas de Biomasa: No necesitan de muchos cuidados especiales, pero si de un mantenimiento periódico y limpieza anual.

En calderas de gas natural: Es importante diferenciar el mantenimiento de la inspección.

La Inspección Técnica, se realiza cada cinco años y se encarga de ello la empresa suministradora. No hay que abonar nada en el momento de la inspección, esta se cobra en la siguiente factura de gas. Sirve para comprobar y vigilar el cumplimiento de la legislación vigente, con objeto de mejorar sus condiciones de funcionamiento y delimitar sus emisiones de dióxido de carbono.

El Mantenimiento, se debe realizar cada dos años y es el usuario de la caldera el que debe contactar y contratar con una empresa mantenedora debidamente autorizada por la Junta de Castilla y León. El pago de este servicio se realiza de acuerdo a lo pactado con la empresa encargada. Es necesaria para conseguir una mejor eficiencia y seguridad de nuestras calderas de gas.

Gas envasado: En cuanto al gas envasado como el Butano, presente en numerosos hogares, las Revisiones periódicas las debe realizar una empresa, debidamente autorizada por la Junta de Castilla y León, cada cinco años y es el propio usuario el que debe ponerse en contacto con esta empresa. Al finalizar la revisión la empresa debe emitir un certificado.

Mucho cuidado con las empresas que acuden a los domicilios sin haber sido avisados por el usuario. Es en estas ocasiones cuando se suelen producir fraudes. Por lo que es muy importante que el propio usuario esté pendiente de la necesidad de realizar la revisión y llame a una empresa de su confianza.

Muchas familias han tenido que optar por las estufas de gas butano debido a que es un sistema de calefacción económico para calentar una estancia, PERO siempre hay que tener cuidado y controlar la llama que debe ser azul (buena combustión) y que no se apague. Si se detecta olor a gas hay que abrir de inmediato las ventanas y no encender ni las luces ni la estufa. Es conveniente revisar cada poco tiempo y desde luego NUNCA dormir con la estufa encendida.

LOS RIESGOS DEL GAS

EXPLOSIONES, debidas a fugas de gas.

INTOXICACIONES, por monóxido de carbono, por combustiones incorrectas y revoco de productos de la combustión.

Debemos hacer también mención a los Braseros, que aunque suene a cosa del pasado, se están utilizando mucho, sobre todo por familias muy vulnerables. Es un sistema de calefacción rápido y económico. Los hay eléctricos y con brasas. Sencillos de usar, PERO SIEMPRE deben estar limpios para que tengan una combustión adecuada y el lugar donde se ubiquen, debe estar ventilado, alejado de objetos inflamables y nunca poner objetos ni debajo ni encima de ellos.

RECOMENDACIONES:

Por último, UCE-Palencia lanza las siguientes recomendaciones para no tener ningún susto en estos días de invierno que se avecinan.

-No cierren las aberturas o conductos de ventilación.

-Las inspecciones deben comprobar el correcto funcionamiento de los quemadores, comprobar los humos y verificar el tiro.

-Las campanas extractoras, si existen, deben estar enclavadas con las calderas o quemadores para que no puedan funcionar simultáneamente.

-Recuerde que una llama larga o rojiza es síntoma de combustión incorrecta. Se debe avisar al Servicio Técnico o a un Instalador autorizado.

-Una vivienda bien aislada puede suponer un importante ahorro energético.