Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

PROVINCIA

Primer carricerín cejudo anillado en Inglaterra y recapturado en España

Fundacion_Global_Nature
Actualizado 26/10/2020 10:00:13
Redacción

El pasado agosto se capturó un ejemplar del ave paseriforme más amenazado de Europa en la laguna de La Nava, Palencia, solo 16 días antes había sido anillado en el Canal de la Mancha, en una marisma de la costa inglesa a 983 km de distancia. La Fundación Global Nature ejecutó en 2020, y por tercer año consecutivo, campañas de anillamiento en 9 humedales del país para realizar seguimiento de aves palustres; en total se han capturado 11.478 aves.

Obtener conocimiento que ayude a proteger especies en peligro de extinción como el carricerín cejudo, que es hoy el ave paseriforme más amenazado de Europa. Es el objetivo, cada primavera y cada otoño, de una red coordinada de ornitólogos que realiza campañas de anillamiento con una misma metodología en diferentes humedales de España. En contadas ocasiones los anilladores expertos recapturan ejemplares procedentes de otros países. Es lo que ocurrió tras la última campaña del LIFE Paludicola en Castilla y León, proyecto ejecutado por Fundación Global Nature (FGN), en la que este 2020 se han recapturado en la laguna de La Nava (Palencia) dos cejudos que portaban anillas de Bélgica, uno de Francia y otro de Inglaterra.

Las recapturas de Francia y Bélgica suman el 75% de los registros de carricerín cejudo en España. Sin embargo, el ejemplar que portaba una anilla del remite GBT-Museum London supone el primer registro de un carricerín cejudo anillado en las Islas Británicas y recapturado posteriormente en España.

El ejemplar fue anillado como hembra adulta en paso posnupcial en la costa inglesa del Canal de la Mancha, en concreto el día 12 de agosto de 2020 en la reserva de Lytchett Bay, en el condado de Dorset, (Inglaterra), y recapturado sólo 16 días más tarde en un humedal del interior ibérico, concretamente el 28 de agosto en la laguna de La Nava, Palencia (España). La distancia mínima entre los humedales de anillamiento y recaptura es de 983 kilómetros.

Se trata de todo un éxito, no sólo por lo excepcional que resulta el registro, ya que estas especies migrantes a veces paran una sola jornada a descansar, sino también por la valiosa información que ofrece en especies tan difíciles de detectar como esta. Además, hay que tener en cuenta que en las Islas Británicas esta especie es muy escasa y en la última década tan solo se anillan aproximadamente tres cejudos cada año.

Las localidades de captura y recaptura representan dos de los humedales que utiliza esta especie durante sus movimientos migratorios, que realiza dos veces al año y de aproximadamente de unos 6.000 kilómetros en cada ocasión, entre sus zonas de cría centroeuropeas de Polonia, Ucrania, Bielorrusia y Lituania, y de invernada africanas, principalmente en Malí.

Este ejemplar de carricerín cejudo fue recapturado por el grupo de anillamiento Urz encargado bajo la coordinación del equipo de técnicos de la FGN/LIFE Paludicola en la laguna de La Nava. Por otro lado, el grupo que efectúo el anillamiento fue el Stour Ringing Group con sede en South Dorset y que realiza sus estudios como parte del plan nacional organizado por el British Trust for Ornithology - BTO entidad que gestiona el remite Museum London en las Islas Británicas.

Campañas de anillamiento

El proyecto LIFE Paludicola se desarrolla en humedales de tres regiones españolas: el litoral valenciano, la Mancha Húmeda y Tierra de Campos de la provincia de Palencia. Tiene como objetivo el estudio y la conservación del hábitat migratorio del carricerín cejudo. Este proyecto desarrollado por la Fundación Global Nature y la Junta de Castilla y León cuenta con el apoyo del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la Fundación Biodiversidad, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Torreblanca (Castellón) y la empresa Infertosa, junto con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Recientemente ha finalizado la tercera campaña de seguimiento de aves palustres de 2020 desarrollada dentro del proyecto europeo LIFE Paludicola. El cómputo global de las aves anilladas en las tres campañas (2018-2020) es de 11.478 aves: en paso posnupcial 2.056 aves en Castilla-La Mancha y 6.848 aves en Castilla y León; y en paso prenupcial 2.574 aves en la Comunidad Valenciana. En concreto, si hablamos de la especie protagonista, el carricerín cejudo, el número final de ejemplares es 151 en las tres campañas de proyecto: 40 ejemplares en la Comunidad Valenciana, 109 aves en Castilla y León y únicamente dos en Castilla-La Mancha.