Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

SATSE denuncia la falta de reconocimiento salarial para las enfermeras que trabajan en residencias

Cama_HOSPITAL_3
Actualizado 06/11/2020 12:52:27
Redacción

Cerca de la mitad de las residencias de mayores de nuestro país no están preparadas para la segunda ola de la pandemia de la Covid-19.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado la falta de reconocimiento salarial a las penosas y difíciles condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros que trabajan en centros sociosanitarios, especialmente las residencias de mayores, al ser retribuidos con unos 1.000 euros al mes en los de carácter privado y en torno a 1.300 euros mensuales en los públicos.

El Sindicato de Enfermería subraya que, mientras la situación de las enfermeras y enfermeros que prestan asistencia y cuidados en los centros sociosanitarios ha empeorado notablemente durante los meses de lucha contra la pandemia de la Covid-19, sus condiciones laborales siguen siendo muy preocupantes al tener que realizar un sobreesfuerzo aún mayor por la creciente carga de trabajo sin una compensación justa y adecuada.

Al respecto, desde la organización sindical se incide en que los salarios de las enfermeras y enfermeros que trabajan en este tipo de centros son muy bajos, al oscilar entre los 1.000 euros al mes en el caso de los profesionales que prestan su servicios en los de titularidad privada y los 1.300 euros en los dependientes de una administración pública.

La precariedad laboral de estos profesionales se produce también por la falta de los suficientes y necesarios compañeros y compañeras en los centros para poder atender y cuidar como se merece a un colectivo tan vulnerable y necesitado de una asistencia permanente y continuada como son los mayores, al ser dependientes o residentes pluripatológicos en muchos casos, apunta el Sindicato.

En este sentido, SATSE asegura que la media de personas mayores por cada enfermera o enfermero supera en la mayoría de los casos los 100 residentes, dándose el caso de centros con más de 200 pacientes por cada profesional, lo que supone unas cargas de trabajo absolutamente desproporcionadas e inasumibles.

Ante esta lamentable realidad, SATSE reclama un aumento de las plantillas de enfermeras y enfermeros en las residencias de mayores de nuestro país, apuntando que se ha constatado que el grave déficit existente de estos profesionales ha sido determinante en la grave incidencia de la Covid-19 entre las personas mayores residentes en estos centros sociosanitarios.

Un reciente estudio de SATSE, junto al Consejo General de Enfermería (CGE), concluye que cerca de la mitad de las residencias de mayores no están preparadas para la segunda ola por la pandemia de la Covid-19 según reconocen los propios enfermeros y enfermeras que trabajan en los mismos a tenor de las condiciones en las que se siguen encontrando.

Por ello, y dado que la situación se está complicando cada vez más por el aumento progresivo del número de contagios en el conjunto del Estado, el Sindicato de Enfermería exige a las distintas administraciones públicas competentes que implanten una estrategia clara, conjunta y coordinada para mejorar la atención que se presta en las residencias de mayores de titularidad pública y que, de manera paralela, aseguren que los centros de carácter privado o concertado cumplen con todas las condiciones exigidas para atender a todos sus residentes de manera digna y óptima, sin olvidar un reconocimiento económico a sus profesionales, a través de los salarios, dada la gran sobrecarga y responsabilidad que tienen cada día.