Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CAPITAL

El PSOE lamenta que más de la mitad de los autónomos que solicitaron ayudas a la Junta hayan quedado fuera

Delegacion_Territorial_de_la_Junta_de_Palencia
Actualizado 20/11/2020 12:12:13
Redacción

Los socialistas consideran una burla que solamente 684 autónomos palentinos reciban una aportación única de 249 insignificantes euros y 720 hayan quedado fuera del programa “Reincorpórate”.

Los procuradores socialistas por Palencia, Consolación Pablos, Jesús Guerrero y Rubén Illera, han calificado de lamentable la resolución de las convocatorias del Programa “Reincorpórate” puesto en marcha desde la Junta de Castilla y León con la intención de favorecer el mantenimiento del empleo de los trabajadores por cuenta propia.

Tras conocerse la relación de autónomos beneficiados en la provincia, los parlamentarios autonómicos consideran una burla que solamente 684 de estos trabajadores se hayan visto beneficiados por la ayuda que ya de por sí resulta ridícula al alcanzar la exigua cifra de 249 euros en un pago único por todo el periodo en el que vienen sufriendo las consecuencias de la crisis motivada por la pandemia.

El resto de solicitantes, un total de 720, han quedado excluidos de las aportaciones previstas en el plan que se dirigía a contribuir al pago de las contingencias comunes y profesionales a la Seguridad Social.

Además de considerar miserables estas ayudas y de haber sido denegadas a más autónomos que a los que se les ha concedido, desde el PSOE se ha calificado de vergonzoso el momento en que se han resuelto, ya que su convocatoria tuvo lugar en Julio y se han dado a conocer cuatro meses después, cuando muchos de estos pequeños empresarios ya han tenido que cerrar las puertas de sus negocios.

Mientras tanto, concluyen los procuradores socialistas, PP y C´s han rechazado en las Cortes el plan de ayudas directas al sector de la hostelería presentado por el PSOE que recogía una aportación autonómica de 40 millones dirigidos, entre otros beneficios, al pago del alquiler de los establecimientos o al conocido como “cheque resistencia”