Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

MEDIO RURAL

El observatorio de plagas y enfermedades agrícolas del Itacyl ofrece información actualizada al sector agrario

Agricultura
Actualizado 15/04/2020 09:10:54
Redacción

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural continúa apoyando al sector primario con información útil ante las incidencias que surjan en la campaña agrícola en la web: http://plagas.itacyl.es. Con la llegada de la primavera, comienza una época en que muchas de las plagas y enfermedades agrícolas encuentran los condicionantes idóneos para su desarrollo. Por eso es importante garantizar ese flujo de información que permita o facilite una correcta gestión integrada de las mismas a los agricultores.

Las restricciones motivadas por el COVID-19 obstaculizan el trabajo de los agricultores y técnicos del sector. Estas dificultades implican un menor contacto y una disminución del flujo de información directo, necesario y habitual entre ellos.

Con la llegada de la primavera, comienza una época en que muchas de las plagas y enfermedades agrícolas encuentran los condicionantes idóneos para su desarrollo. Por eso es importante garantizar ese flujo de información que permita o facilite una correcta gestión integrada de las mismas a los agricultores.

El Observatorio de plagas y enfermedades agrícolas del Itacyl es una herramienta desde la que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural aporta un apoyo directo al agricultor y al sector en materia de sanidad vegetal, mediante la provisión de información útil para los procesos de toma de decisiones de los profesionales agrícolas. Y todo ello de forma acorde con un modelo sostenible de la producción y del medio ambiente.

A través de la plataforma web del Observatorio, http://plagas.itacyl.es , entre otros contenidos, en estos tiempos complicados por el COVID-19, el agricultor podrá seguir consultando los últimos avisos de incidencia de plagas y enfermedades en Castilla y León. Además, a través de una serie de fichas sencillas e intuitivas acompañadas de una galería fotográfica asociada a cada patógeno, encontrará apoyo para su identificación, conocimiento de los principales síntomas, ciclo de desarrollo, momentos de mayor riesgo y medidas para afrontar la lucha integrada contra las mismas.

Así, por ejemplo, dentro de los últimos avisos emitidos en el mes de marzo, se pueden consultar los referentes a las recomendaciones de manejo para el periodo primaveral frente al topillo campesino, la incidencia de hongos foliares en cereales de invierno (roya amarilla y septoria en trigo y helmintosporiosis y rincosporiosis en cebada) o la detección de pulgón harinoso en colza.

Para un acceso más intuitivo, en lo referente a las fichas de apoyo de las plagas y enfermedades concretas, en el menú principal de la plataforma se clasifican tres grandes grupos: aquellas que afectan a los cultivos herbáceos, las que afectan a leñosos y las plagas que se consideran más generalistas, respectivamente. Sobre estas fichas, se está trabajando en la producción constante de nueva documentación, ampliando tanto el rango de los cultivos sobre los que informar, como de las plagas y enfermedades que pueden afectarles. Y se mantiene un proceso constante de revisión y actualización de las fichas ya existentes.

De esta forma, dentro de las plagas y enfermedades relativas a cultivos herbáceos, están ya disponibles a través de la plataforma 42 fichas referentes a cultivos como cereales de invierno, leguminosas de grano, alfalfa, colza, girasol o patata. En leñosos, son 13 las fichas por el momento disponibles, habiéndose comenzado ya con los frutales, después de estudiar el viñedo. Sobre plagas generalistas, se ha contemplado de momento la langosta y el topillo campesino. En cuanto a este roedor, ya está disponible, por ejemplo, información útil en distintos aspectos que van desde la identificación o las recomendaciones y buenas prácticas de manejo para distintas épocas del año, hasta la fabricación e instalación de cajas nido relacionadas con estrategias de control biológico.

La producción de estas fichas ha considerado la priorización en función de la incidencia real en Castilla y León en los últimos años, por lo que el agricultor podrá encontrar rápidamente la información sobre aquellos problemas bióticos que puedan afectar en lo que resta de campaña.