Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

PROVINCIA

El PSOE reclama a la Junta la consideración como un único proyecto la instalación de las macrogranjas porcinas

RUBEN-PSOE_PALENCIA
Actualizado 28/10/2020 11:12:34
Redacción

El procurador, Rubén Illera, defiende en la Comisión de Medio Ambiente la realización de una evaluación ambiental de carácter global para las catorce explotaciones de la Comarca de Boedo-Ojeda.

El procurador socialista por Palencia, Rubén Illera, solicitará hoy en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente de las Cortes de Castilla y León que la Junta considere como un único proyecto la instalación de las catorce macrogranjas de porcino que se tiene previsto instalar en la Comarca de Boedo-Ojeda. A juicio del PSOE, resulta fundamental que se realice una evaluación ambiental de carácter global, donde se estudie el efecto ponderado de la suma de todas las instalaciones industriales en, prácticamente, un mismo espacio.

Desde el Grupo Socialista se recuerda que en los últimos meses los agricultores, ganaderos y ciudadanos de la zona están manteniendo una férrea oposición al proyecto debido a las consecuencias imprevistas e irreversibles que estas explotaciones industriales pudieran ocasionar. Los más de 114.000 cerdos previstos, pudieran acarrear aspectos negativos para el medio ambiente y la salud de los palentinos. Es por ello, que han proliferado distintas uniones de ciudadanos e Instituciones públicas y que han agrupado sus intereses en distintas plataformas ciudadanas en defensa del medio rural y en contra de este macroproyecto industrial, por motivos evidentes.

Para Illera, los posibles efectos a largo plazo para las personas, la salud pública, el medio ambiente, el deterioro del turismo y cultura de la zona ahondará mucho más en el avance de la despoblación, por lo que estas graves repercusiones bien merecen ser estudiadas en conjunto debido a la extraordinaria dimensión industrial de tal proyecto.

A juicio del procurador socialista, la falta de control y dejadez en materia medioambiental de la Junta de Castilla y León, en cuanto a la preservación en relación con la contaminación de acuíferos y suelos, es evidente. La permisibilidad de la administración autonómica en esta cuestión ha sido manifiesta permitiendo la fragmentación de proyectos sin evaluar de forma conjunta el efecto acumulativo sobre el medio que lo sustenta.

Desde el PSOE se muestran también preocupados por el conocido como “decretazo medioambiental” por el que se han rebajado y limitado los criterios ambientales para la instalación de estas macrogranjas porcinas y la participación de la ciudadanía. Esta normativa, aprobada por PP y C´s, elimina requisitos administrativos, que, a buen seguro, irán en contra del medio ambiente y en detrimento de los intereses de los ciudadanos del entorno más cercano.