Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

SATSE pide la mediación del Defensor del Pueblo para proteger a los menores en los centros escolares frente al Covid

colegio_9
Actualizado 24/08/2020 10:45:32
Redacción

El Sindicato de Enfermería lleva reclamando desde hace años, y con especial énfasis desde el inicio de la pandemia, la generalización de la enfermera escolar porque, entre otras funciones, supone una figura imprescindible para la prevención, vigilancia y control de la transmisión del coronavirus a los menores en los centros educativos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha solicitado al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, que ejerza una labor de mediación ante el Gobierno y las consejerías de Sanidad y de Educación de las comunidades autónomas, para proteger la salud de los menores en el próximo curso 2020-2021, a través de la implantación generalizada de la enfermera escolar, ya que supone una figura imprescindible para la prevención, vigilancia y control de la transmisión del coronavirus en los centros educativos de nuestro país.

De cara a la reunión del Consejo Interterritorial conjunto entre los responsables nacionales y autonómicos de Sanidad y Educación, el próximo 27 de agosto, el presidente de SATSE, Manuel Cascos, se ha dirigido por carta al Defensor del Pueblo para trasladarle la necesidad de que, entre las decisiones que se adopten en este encuentro y en días posteriores, se priorice la protección de la salud de los menores, a través de la dotación necesaria de enfermeras y enfermeros escolares, los cuales deben tener una adscripción y dependencia directa y exclusiva del centro de atención primaria de referencia, pero con presencia continua en el centro escolar que corresponda y en plena coordinación y colaboración con el resto de la comunidad educativa.

SATSE lleva años trabajando y reclamando en solitario y también como miembro de la Plataforma de Enfermera Escolar, integrada además por el sindicato de Educación ANPE y por el Foro Español de Pacientes (FEP), la presencia de las enfermeras y enfermeros en los centros educativos y tras la expansión de la Covid-19 en nuestro país ha reforzado sus acciones ante las administraciones competentes al considerar que estos profesionales sanitarios son los más idóneos para realizar la detección precoz de casos y la gestión adecuada de los mismos con arreglo a los protocolos establecidos.

SATSE recuerda que la Organización Mundial de la Salud ha recomendado la presencia de enfermeras escolares en los centros educativos como uno de los ejes para el control de la epidemia en los mismos, minimizando así el riesgo de extensión de los contagios desde el ámbito educativo al núcleo familiar y de ahí al resto de la sociedad.

De igual manera, la Comisión para la Reconstrucción social y económica de nuestro país en el Congreso de los Diputados, que recientemente finalizó sus trabajos, recomendó garantizar la idoneidad de las condiciones materiales y de personal en los centros educativos que esta nueva situación requiere con equipos de Enfermería.

El presidente de SATSE también subraya al Defensor del Pueblo que la enfermera escolar libera al personal docente de las responsabilidades sanitarias que se le pretende asignar en los equipos Covid-19 que el Gobierno ha sugerido crear en cada centro escolar, sin que ello merme las otras responsabilidades no sanitarias que el personal del centro deberá asumir como miembro de dichos equipos.

Además, la enfermera escolar posibilitaría una mejor planificación de las actuaciones y una respuesta más rápida ante los posibles casos de Covid-19 que se puedan presentar, coordinándose de manera directa con Atención Primaria, Salud Pública y los servicios sociales.

De otro lado, desde la organización sindical se incide en que la implantación generalizada de la enfermera escolar es la mejor respuesta al elevado porcentaje de alumnos con patologías crónicas (un 15%) y otros problemas de salud que requieren actuaciones sanitarias concretas durante el horario escolar, así como para la atención a situaciones de urgencia que el profesorado no puede ni debe asumir.

Asimismo, la enfermera escolar realiza, en colaboración con los docentes, actividades de educación para la salud, hábitos de vida saludables, etc. redundando todo ello en una mejor perspectiva de salud de la infancia y juventud y, por tanto, una sociedad más sana en el mañana, concluyen.